Opinión

Tres veces Sturzenegger

Que sea la última

Sturzenegger

¿Quién es y qué implican sus políticas económicas? Su primera aparición fue durante el gobierno de la Alianza de Fernando De la Rúa. La segunda, durante el gobierno de Macri. Y la tercera, ahora, con Milei. Que sea la última.

por Carla Chippana *
9 jul 2024

Federico Sturzenegger, uno de los economistas de derecha más polémicos de la Argentina, regresó al centro de la escena política por tercera vez. Con un nuevo rol en el gobierno de Milei, asumió en el recién creado Ministerio de Desregulación y Transformación del Estado. 

Con cada una de sus apariciones, marcó a fuego a la población argentina: desde los turbulentos y trágicos días de la crisis del 2001, hasta el acuerdo con el FMI durante el gobierno de Mauricio Macri. Y ahora, una vez más, vuelve a estar bajo los reflectores, lo que hace imprescindible pensar: ¿Cómo se conectan sus apariciones pasadas con su nuevo rol y qué implica su retorno para la sociedad y la economía argentina?

En su primera intrusión en la vida económica-política nacional ocupó el cargo de Secretario de Política Económica del gobierno de la Alianza. En julio de 2001, lo escuchamos anunciar el recorte del 13% de sueldos, jubilaciones y pago a proveedores. La frase empleada para justificar esta medida fue: “La sociedad acepta plenamente que el ajuste lo haga el sector público”.


Fue ese mismo gobierno el que implementó el “Megacanje”, una operación de postergamiento del pago de intereses en la cual se benefició con una alta rentabilidad a actores bancarios que llevó a un aumento exponencial del riesgo país y, en consecuencia, a una mayor inestabilidad económica. Sturzenegger renunció un mes antes del estallido de la crisis social, política y económica del 2001 que dejó una Argentina empobrecida. El 46% del pueblo era pobre y estaba endeudado, mientras que la deuda con el FMI era de 144 mil millones de dólares.


Pese a esto, el entonces jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, lo nombró Presidente del Banco Ciudad desde el 2008 hasta el 2013. Años más tarde, ya como Presidente de la Nación, Macri lo designó Presidente del Banco Central. De esta manera, nuevamente, sus políticas de desregulación, endeudamiento y ajuste del déficit fiscal dejaron una Argentina más desigual, siendo uno de los principales artífices del levantamiento del cepo y de la desregulación financiera que, además, llevaron al incremento de la inflación.

Estos hechos sembraron las bases para concretar el regreso del FMI e la Argentina. Así, el 8 de junio de 2018, los argentinos vimos a Sturzenegger, junto a Dujovne (entonces Ministro de Hacienda), comunicar la concreción de este "acuerdo" que volvió a atar de pies y manos a la política económica de la Argentina. El resultado es conocido: la gestión macrista dejó al país con una deuda de 57 mil millones de dólares y una inflación de 53,8%, la más alta en 28 años. Sturzenegger no completó el mandato, sino que fue destituido en junio del 2018 en plena corrida cambiaria.


Sturzenegger vuelve ahora a la gestión pública nacional de la mano de Javier Milei, primero como asesor y actualmente como nuevo ministro del gobierno libertario. Durante el inicio del gobierno de Milei trascendió que fue quien propuso la reforma de tres mil artículos, decretos y derogaciones. Se encargó de compatibilizar y articular las ideas de reformas del PRO y de la LLA. En este sentido, los antecedentes recientes para la creación del nuevo ministerio son el decreto 70/2023 y la aprobación de la Ley Bases, los cuales desembocan en los decretos 585/2024 y el 586/2024. El primero crea un espacio a su medida: el Ministerio De Desregulación y Transformación del Estado que “sirve” para “adecuar la organización de la Administración Pública Nacional de conformidad con el proceso de reducción del gasto público y aumento de la eficiencia y eficacia de los organismos comprendidos”. 

En el segundo decreto, el gobierno oficializa el nombramiento de Sturzenegger y la página oficial de Presidencia de la Nación establece que en su “nueva función profundizará el proceso de transformación del Estado con las herramientas otorgadas por la Ley Bases”.

Por estos días, una vez más, Sturzenegger volvió a tener en su lapicera el futuro de los argentinos. Nos preguntamos ¿viejas recetas aplicadas por tercera vez, con el mismo actor, pueden generar resultados distintos? Es evidente que las políticas de desregulación, endeudamiento y reducción abrupta del gasto del Estado han tenido un impacto profundamente negativo en la economía argentina. No importa cuándo leas esto. Desde su participación en la crisis del 2001 hasta su papel en la vuelta al FMI, las decisiones de Sturzenegger solo han traído penuria al conjunto de los argentinos.



*Militante de La Cámpora y miembro del Centro de Investigación de Economía Nacional (CIEN).