Argentina

Volanteando Buenos Aires por más democracia

Es sabido ya que los volantes del 7 de diciembre circulan por las calles de Buenos Aires, por cada distrito que los pibes recorren los fines de semana informando y dando la discusión.

Es sabido que los vecinos los esperan en las plazas y esquinas para discutir con ellos. Es sabido que más allá de la pluralidad de pensamiento que afortunadamente existe, los reciben con una sonrisa porque es la alegría con la que militan lo que los caracteriza.

Ellos están ahí y van a estar siempre. Porque defienden una ley democrática, una ley que apoya la diversidad a la que tantos se oponen. Una ley que dice basta al monopolio y los privilegios. Una ley que viene a reemplazar a la de la dictadura beneficiada en la década del 90. Una ley debatida en todo el país, votada por amplia mayoría y pensada para el bien del conjunto de la sociedad.

El 7 de diciembre es basta, pero con justicia, con un Estado presente, con un modelo de país democrático, con alegría y con militancia unida, organizada y solidaria. 

Argentina
El Cordobazo como protesta colectiva fue abordado por múltiples enfoques históricos y sociológicos. Este hito de mayo del 1969 se tornó tan transcendente  que se negó a morir y pasó de generación en generación dentro de la memoria colectiva de Córdoba y de todo el país. ¿Por qué sigue vigente? En un mundo de inmediatez  y olvido, ¿Por qué se sigue hablando del Cordobazo y se lo conmemora como una batalla a la medida de las épicas luchas por la independencia?
Política
Se cumple un año del primer escenario que compartieron Alberto y Cristina luego del anuncio de la fórmula presidencial. El laberinto a atravesar se hizo más largo y sinuoso de lo ya previsto. La unidad cultivada se tornó imprescindible.