Frente de Mujeres

A 71 AÑOS DE LA CREACIÓN DEL PARTIDO PERONISTA FEMENINO

El Partido Peronista Femenino (PPF) se creó formalmente en julio del año 1949 y fue una de las principales herramientas de organización política de las mujeres tras la conquista del voto femenino en el año 1947.

El 14 de septiembre de 1947 se modificaron los reglamentos de afiliación en el Consejo Superior del Partido Peronista, que hasta ese momento era exclusivo de los hombres, y se permitió la afiliación de las mujeres. Bajo el lema “Perón cumple, Evita dignifica”, del 26 al 29 de julio de 1949 se realizó en el Teatro Nacional Cervantes de Buenos Aires, la primera asamblea femenina a la que concurrieron más de 1500 mujeres de las cuales una parte participaba activamente de la Fundación Eva Perón y otras tantas en los centros cívicos femeninos. Por día hablaron alrededor de 200 mujeres que reconocieron en unanimidad a Juan Domingo Perón como líder del movimiento y a Evita como líder del PPF. En ese marco, Evita afirmó que hasta ese entonces las mujeres sufrieron “las mismas negaciones e injusticias que caían sobre ese pueblo y sumado a ellas, la suprema injusticia de no tener derecho a elegir ni ser elegida, como si ella, que era la garantía del hogar y de la vida y la educación de sus hijos, desde la cuna hasta la madurez, resultara un peso muerto para el perfeccionamiento político de la colectividad”.

La razón política para la creación del Partido Peronista Femenino se halló en la necesidad de la búsqueda de equilibrio de poder entre las ramas políticas y sindicales, que de la misma forma condujo la creación del Partido Peronista, pero en el caso específico del PPF, reconociendo la necesidad de brindarles una herramienta política a las mujeres que en ese entonces representaban a más de la mitad de la población y no habían tenido experiencia previa de participación política.

A partir de ese hecho histórico la organización del PPF se instituyó como una herramienta política y electoral que llevó a las mujeres a ocupar lugares institucionales y en sus seis años de vida abrió las puertas de representatividad para 29 diputadas y 6 senadoras, además de organizar una fuerte base territorial con 3600 unidades básicas que también hacían del Partido una herramienta organizativa para que las mujeres justicialistas pudiesen llevar a la realidad efectiva sus reivindicaciones.

Esa firme decisión de redistribución social del poder que incluyó la voz y el voto de las mujeres en la vida pública, cambió la historia de la participación política que tuvo actores fundamentales en la transformación nacional como Cristina Fernández de Kirchner, la primera presidenta mujer electa por el voto popular que dignificó a las mujeres con políticas públicas e interpeló y permitió la participación de otras miles en espacios de poder.

A 71 años de la creación del Partido Peronista Femenino, nos encontramos en otro proceso de transformación para continuar conquistando derechos, transformar la sociedad para vivir una vida en igualdad y sin violencias, y con una activa participación en las calles, en las unidades básicas, en la organización y la toma de las decisiones para el presente y futuro de nuestro país. Hace 71 años llegó “la hora de la mujer que comparte una causa pública” y murió “la hora de la mujer como valor inerte y numérico de la sociedad” (Evita).

 

 

Patria Grande
El viernes 18 de septiembre, integrantes de nuestra organización se reunieron con agrupaciones sociales y políticas de Colombia con presencia en Argentina para expresar nuestro apoyo y condenar los últimos acontecimientos de violencia y violaciones a los derechos humanos que se acrecentaron recientemente en ese país. En este sentido, se avanzó en la elaboración de una agenda de trabajo conjunta en materia de paz, democracia y migraciones desde el ámbito parlamentario y de los gobiernos locales.
Buenos Aires
La Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires aprobó la ley impulsada por el presidente del bloque del Frente de Todos, Facundo Tignanelli, para la protección de las asociaciones civiles bonaerenses, declarándolas de interés público provincial.