Género

Con ajuste no hay Ni Una Menos

Las mujeres somos las principales afectadas por el modelo neoliberal que aplica el gobierno de Mauricio Macri. A la crisis socioeconómica, la falta de trabajo y la precarización laboral; se le suman los recortes y vaciamientos de polí­ticas públicas en materia de género.

Desde el 10 de diciembre de 2015, el gobierno de Mauricio Macri viene aplicando una brutal transferencia de recursos de los sectores populares a los sectores concentrados de la economí­a, lo cual no hacen sino acrecentar las desigualdades entre hombres y mujeres. El ajuste tiene cara de mujer: el desempleo y la precarización laboral, es mucho mayor que en los varones, situación que se agrava para las travestis y trans que dí­a a dí­a ven aumentar las barreras de acceso a un trabajo registrado y a los derechos más elementales como salud, educación y vivienda.

El aumento de los femicidios desde que asumió Mauricio Macri, puede explicarse por la disminución del presupuesto de las áreas especí­ficas que atienden y previenen la violencia de género pero, a su vez, porque ante la necesidad de hacerle frente a la crisis socioeconómica, las mujeres, travestis y trans, estamos más expuestas a la violencia machista y patriarcal.

La brecha salarial excede los lí­mites de nuestra patria y es un fenómeno multicausal del que somos ví­ctimas a causa del inequitativo reparto de las tareas del hogar y la falta de acceso a puestos jerárquicos con mejores niveles de ingresos; entre otros motivos. Pero es necesario remarcar que el ajuste no hace más que acrecentar esa brecha. Hoy en dí­a entre en nuestro paí­s, las mujeres cobramos un 27% menos que los hombres, mientras entre 2004 y 2015 esa brecha habí­a bajado del 33% al 22%, lo cual evidencia que son las polí­ticas públicas las que generan equidad y no los anuncios presidenciales marketineros del “feminista menos pensado”.

Para comenzar a cumplir con los condicionantes que impone el Fondo Monetario Internacional, el gobierno nacional lanzó la reforma previsional, la cual redujo los haberes de jubilados/as, pensionados/as y titulares de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo; afectando de lleno el poder adquisitivo de los argentinos y argentinas. En la misma lí­nea, decretó la finalización de la moratoria previsional a la que habí­an accedido en un 86% mujeres y la reemplazó por la Pensión Universal del Adulto Mayor, con más trabas de acceso y haberes reducidos; aumentando de este modo la brecha entre quienes pudieron realizar sus aportes y quienes no.

Del mismo modo, la supuesta polí­tica de austeridad aplicada por el gobierno nacional y las provincias, implicó la eliminación y fusión de programas que tení­an un particular anclaje en las mujeres de los sectores populares. El más emblemático es el Ellas Hacen, el cual se generó con el objetivo de buscar la inserción laboral y la formación de ví­ctimas de violencia de género para así­ poder terminar con la dependencia económica.

Las mujeres fuimos a lo largo de la historia las que paramos la olla ante la crisis, las que nos organizamos en las barriadas para que no haya ningún pibe ni piba sin un plato de comida. Es necesario que esto se traduzca en representaciones polí­ticas y sindicales con cara de mujer. Es fundamental que sin abandonar las trincheras de resistencia, ocupemos lugares de toma de decisión para que así­ las compañeras de la patria podamos poner nuestra agenda en el centro de la escena y dejemos de ser un colectivo marginal. Siempre fue durante gobiernos peronistas donde conquistamos derechos, sobre todo en la escena pública. Votar y ser votadas fue por Perón y Evita. Llegar a la Casa Rosada, por Néstor y Cristina. Será únicamente con un gobierno nacional y popular, que podremos seguir ampliando nuestras conquistas. No hay feminismo sin justicia social.

Este Ni Una Menos, llega en un contexto que nos tiene activas y hermanadas, militando por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Por lo que supimos conseguir y por lo que falta, este lunes 4 de junio nos juntamos en la calle, en nuestro territorio, para gritar bien fuerte, unidas y sororas: Ni Una Menos. Aborto legal es justicia social. Contra el FMI, el ajuste y los tarifazos. Vivas, Libres y Desendeudadas, nos queremos.

Militancia
A lo largo y ancho del país, la militancia organizó jornadas solidarias para conmemorar el nacimiento de Néstor Kirchner. Durante dos días y en más de 100 puntos, llevamos adelante actividades como ollas populares, reacondicionamiento de plazas, parques y escuelas, puesta en valor de espacios comunitarios, ferias de útiles escolares, clases de apoyo escolar, actividades deportivas y recreativas para niños y adolescentes, jornadas de prevención del dengue, roperos solidarios, compras comunitarias de bolsones de frutas y verduras, entre otras.
Polí­tica
El genocida que reconoció que “su peor momento llegó con los Kirchner” ha sido vengado.