Comunicado de La Cámpora

El Estado no es una organización criminal, criminal es hacerle esto a los argentinos

El gobierno definió avanzar con otra de sus políticas de crueldad, exclusión e injusticia al despedir masivamente a trabajadoras y trabajadores de distintas dependencias del Estado. Nos solidarizamos con cada uno de ellos y ellas y manifestamos nuestro acompañamiento a los sindicatos, herramientas fundamentales para la defensa de los derechos de los trabajadores y, por eso mismo, blanco sistemático de las operaciones de deslegitimación que llevan adelante el gobierno y los medios hegemónicos. Repudiamos especialmente el hostigamiento por parte de la Policía Federal a los delegados y delegadas gremiales.

“Milei actúa como si la gente no existiera. Piensa que, si la despedís del Estado, esa persona no está más, no se enferma, no tiene hambre, no tiene familia, no tiene que ir a la escuela. Pero no, esa persona sigue viviendo en el país que vos gobernás, por ende más temprano que tarde tenés que dar una respuesta”, decía Máximo Kirchner hace unos días. Aunque Javier Milei no los ve, están. Las arengas socarronas por parte de funcionarios de gobierno respecto de los recortes son una muestra más del desprecio que sienten por el pueblo al que gobiernan y la indiferencia respecto a su dolor.

Volvieron con la receta que ya todos conocemos y hemos sufrido como país en las experiencias neoliberales anteriores. Exigido por el FMI y ejecutado por el mismo Luis Caputo que fue ministro de Mauricio Macri, enarbolan el plan económico con discursos deslegitimantes del esfuerzo de miles de trabajadores y trabajadoras estatales para luego justificar la utilización ruin de la motosierra. No quieren mejorar y eficientizar el Estado, quieren destruirlo. Los argentinos y argentinas sabrán que con el recorte en las nóminas de trabajadores y trabajadoras se barrerá con políticas concretas que tenían por finalidad facilitarle la vida a la gente. El inminente retiro de oficinas de la ANSES en San Javier-Santa Fe, en Tinogasta-Catamarca o en Cuartel V-Moreno en donde tramitar jubilaciones y becas significa el desguace de un organismo que, de la mano del recorte en jubilaciones y el pago en cuotas de las mismas, solo busca justificar la vuelta a la privatización del sistema previsional. Y si la discusión versara sobre eficiencia, basta el ejemplo de la última gestión que con la misma cantidad de trabajadoras y trabajadores (de 13.880 en 2019 a 13.876 en 2023) logró mejorar la presencia del organismo abriendo 72 oficinas nuevas en lugares donde ANSES no estaba: con la misma dotación, se atendió a más personas en más oficinas y se resolvieron más trámites.

Es indefendible el achicamiento de ventanas de atención donde tramitar DNIs o realizar trámites migratorios; el desmantelamiento de las áreas de políticas de discapacidad; la desintegración de una agencia de noticias de la que se nutren el resto de los medios de comunicación del país; el debilitamiento del sistema científico y de un Servicio Meteorológico Nacional que llevó al país a encabezar la Organización Meteorológica Mundial (OMM), entre otros. 

Es un nuevo programa de miseria planificada y no vamos a distraernos con fuegos artificiales lanzados al aire solo para que levantemos la vista mientras, por lo bajo, destrozan estructuras fundamentales para el patrimonio nacional, abriendo verdaderas grietas que profundizan la desigualdad y la violencia. No vamos a permitir que quiebren a un pueblo haciéndonos creer que esto tiene que ser así: es mentira que no hay alternativa. El Estado no es una organización criminal, criminal es hacerle esto a los argentinos.



Ambiente
El 22 de abril de 1970 es el Día Internacional de la Tierra gracias a una masiva movilización de estudiantes de todos los niveles educativos y organizaciones de la sociedad civil estadounidense que convocaron a más de 20 millones de personas con un mensaje de conciencia y preocupación sobre el ambiente ante el legado del desarrollo industrial sobre la calidad de vida.
Portada
Anoche, el Ministerio de Capital Humano anunció que habían “acordado” con el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) un aumento del 140% en la partida de gastos en funcionamiento de las universidades y la duplicación del gasto destinado a hospitales universitarios. Esto sirvió como palanca para que, desde las instituciones y sus tuiteros y medios afines, comenzaran a instalar que recompusieron el presupuesto universitario.