Militancia

CRISTINA EN AVELLANEDA: “NO ES RENUNCIAMIENTO NI AUTOEXCLUSIÓN, ES PROSCRIPCIÓN”

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se presentó en Avellaneda en la inauguración del Polideportivo Municipal “Diego Armando Maradona”, en Villa Corina. Invitada por el intendente Jorge Ferraresi y acompañada por el gobernador Axel Kicillof, Cristina habló frente a miles de compañeros y compañeras que la esperaban dentro y fuera del predio.

Recordando las repercusiones de su última exposición pública, cuando la mafia judicial falló en su contra en el juicio por Vialidad, la vicepresidenta expresó: “Empezaron a hablar del renunciamiento de Cristina o de la autoexclusión de Cristina. El único renunciamiento que tuvo el peronismo fue el de Eva Perón. Y tampoco hay autoexclusión. Ni renunciamiento ni autoexclusión: proscripción. Este procedimiento de proscripción no es nuevo, lo empezaron a pergeñar al día siguiente del 9 de diciembre que nos despedimos en la Plaza y cantaban Volveremos, para que nadie se vuelva a animar a recuperar las AFJP o YPF, o a la Ley de Medios, o a mejorar la redistribución del ingreso y que los trabajadores participen en más del 50% del PBI, o que la educación tenga el 6%, o desendeudar al país y decirle al Fondo “Chau, no te necesitamos más, las políticas económicas las decidimos acá los argentinos en la Casa Rosada y en el Parlamento”. Tiene un efecto disciplinador y vaya si lo logran, estos días de idas y diretes, con la agrupación, como yo digo, Agrupación Política Amague y Recule permanente”.

Cristina, entonces, se dirigió a la militancia: “El miedo es un gran disciplinador de la dirigencia política y un gran frustrador de las sociedades. No construye nada, pulveriza el poder popular y tiende a desnaturalizar la política y a que aparezca la insatisfacción democrática. Cada compañero, cada dirigente, cada militante, tiene su bastón de mariscal en la mochila. Sáquenlo. Y no le pidan permiso a nadie para sacarlo. En todo caso, si se equivocan con el bastón pidan perdón porque siempre cuando uno se equivoca debe pedir perdón pero, permiso, no le pidan permiso a nadie.” Lo que desató el canto de los compañeros y compañeras presentes al grito de “Cristina Presidenta”.

Sobre el final, en un mensaje a las y los militantes de todo el país, remarcó: “La política termina siendo algo que no le gusta a la gente porque no le soluciona los problemas. Es necesario que pongamos lo mejor de cada uno de nosotros porque se ha sufrido mucho en la Argentina y hay muchas carencias todavía. Ni para los que sufrieron las consecuencias de la dictadura ni tampoco para los millones de argentinos que siguen apostando a que la democracia es la mejor manera de vivir entre nosotros. Esto no existe hoy y es grave porque el año que viene vamos a cumplir 40 años de democracia. Será una fecha muy importante para que movilicemos a toda la Argentina a partir de una consigna: Argentina y democracia sin mafias. Los argentinos nos lo merecemos”.

 

Ciudad de Buenos Aires
Te fuiste el mismo día que Hebe, seguro agarrada de su mano. Compañera imprescindible, de la escucha atenta y amorosa. De las que ponían el cuerpo en cada consejería, olla, jornada solidaria y movilización. De convicción fuerte: no hay justicia social sin amor, no hay amor si no hay deseo.