Derechos Humanos

Primero la Patria

Más de 70 mil compañeros y compañeras de todo el país movilizaron desde la Ex ESMA hasta Plaza de Mayo, al cumplirse un nuevo aniversario de la dictadura cívico militar.

Después de dos años sin marchar un 24 de marzo producto de la pandemia, una larga columna volvió a recorrer la Ciudad de Buenos Aires en reclamo de Memoria, Verdad y Justicia.

Desde las 8 de la mañana, empezaron a llegar al ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio, resignificado como Espacio para la Memoria, compañeros y compañeras de Ushuaia a La Quiaca, de Tablada a Lanús, del interior de la provincia de Buenos Aires y de cada comuna porteña; para recorrer más de 13 kilómetros con una consigna clara: Primero la Patria. 

El diputado nacional Máximo Kirchner, a propósito de ella, reflexionó sobre su significado durante las entrevistas que se realizaron en la caravana: “Es lo que siempre tuvimos por delante y por eso dimos todas las peleas que dimos. No sólo durante el macrismo, sino también antes. Cuando nosotros le decíamos a la sociedad argentina que había que soportar y había que bancársela con los Fondos Buitres para que no ingresaran a la Argentina, es porque no queríamos que pasara lo que estábamos viviendo hoy. Y lo dijimos en todos los idiomas posibles”. “Obviamente nosotros no manejamos los canales de televisión. Y ustedes habrán visto en estos últimos 50 días que se han dedicado todos los canales, no faltó uno, a criticar nuestra postura frente al Fondo Monetario. Bueno, uno elige: los estudios de televisión o la calle y la gente. Y esto está claro”, concluyó señalando la columna que no paraba de agitar bajo las primeras gotas que empezaban a caer.

Asimismo, Andrés “Cuervo” Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, remarcó que “Tenemos que ser muy conscientes, aprovechar estos actos militantes para reflexionar, hacer diagnósticos y tomar las medidas que necesita la gente. Bienvenidas las discusiones si son en función de alivianar las penurias de nuestro pueblo”.

Por su parte, la intendenta de Quilmes Mayra Mendoza sostuvo: “Hoy nuestra sociedad espera más de nosotros. Dijimos en el 2019 que volvíamos para ser mejores. Y tenemos que ser mejores. No que Macri. Tenemos que ser mejores que nosotros mismos. Es una deuda pendiente. Y para que los gobiernos sean mejores, el pueblo tiene que organizarse y participar”. En la calle, las flameadoras y banderas bien altas acompañaban sus palabras.

“El homenaje más grande que se les puede hacer a cada uno de los 30 mil es esto: no perder la esencia de ellos, que pusieron en riesgo el patrimonio más grande que tiene un ser humano que es la propia vida. Cuando estamos flojos, tenemos que mirar la esencia de cada uno de esos compañeros y compañeras”, encomendó el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti.

En este sentido, el jefe comunal de Ushuaia, Walter Vuoto, repasó: “Marchamos por el futuro. El pueblo no atraviesa un buen momento y nosotros tenemos que estar al lado de ellos en cada barrio. Poniendo el pecho, escuchando, dándoles certezas de que no vamos a entregar las convicciones que tenemos”.

También, se pronunció la diputada nacional porteña Paula Penacca, quien indicó: “Lo más importante es saber que cada uno de estos compañeros y compañeras, todos los días en su lugar de militancia, reproduce este nivel de organización y hace cosas para mejorar la vida de la gente. Hoy marchamos y todos los días militamos”. Sí, somos.

“Nosotros no tenemos que administrar el posibilismo sino siempre correr la vara de lo posible. Nosotros no podemos decir que no se puede. Tenemos que correr la vara de lo posible y militar”, resaltó la directora del PAMI, Luana Volnovich.

Promediando las 17 horas, la columna llegó a una Plaza de Mayo ya colmada de militantes sociales, políticos y gremiales y se pudo escuchar el documento elaborado por los organismos de Derechos Humanos, que finaliza destacando: “Somos la fuerza de las luchas que nacieron en esta Patria para que sea justa, libre y solidaria. Somos la identidad de un pueblo que sigue construyendo Memoria, Verdad y Justicia, que defiende la soberanía e independencia. No vamos a permitir ningún daño a la democracia. Desde que la recuperamos, este pueblo la cuida para siempre”.

Volvimos a encontrarnos y a movilizar masivamente. No volvimos a las calles porque de ahí nunca nos fuimos. Seguimos, como siempre, al lado de cada compatriota que necesita el pan sobre su mesa y un trabajo digno para garantizarlo. Vamos a transformar la realidad. Nuestras convicciones están intactas y nuestra organización, más fuerte que nunca.

Nunca Más. Y Nunca Menos. 

 

Ciudad de Buenos Aires
Te fuiste el mismo día que Hebe, seguro agarrada de su mano. Compañera imprescindible, de la escucha atenta y amorosa. De las que ponían el cuerpo en cada consejería, olla, jornada solidaria y movilización. De convicción fuerte: no hay justicia social sin amor, no hay amor si no hay deseo.