Argentina

La Jujuy de Morales en crisis

El manejo irresponsable de la pandemia por parte del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, dejó expuesta a la población de la provincia a una crisis sanitaria mayor a la del resto del país: personas que mueren en sus domicilios sin atención médica, trabajadores y trabajadoras de la salud sin elementos de protección personal y empleados de ingenios y mineras a merced de la patronal en el no-resguardo de sus vidas.

Desde el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus, el gobernador Gerardo Morales hizo caso omiso a las recomendaciones sanitarias nacionales e intentó mostrar a la provincia como un ejemplo. Parado sobre un exitismo que no fue tal, aplicó medidas persecutorias, discriminatorias, estigmatizantes y vejatorias de los Derechos Humanos como señalar la puerta de las residencias de las personas infectadas o enviar a migrantes en micro a la Ciudad de Buenos Aires al tiempo que realizó la irresponsable invitación a que los equipos de fútbol realicen  la pretemporada en la provincia del Noroeste.

Hace un mes se contabilizaban en la provincia menos de 500 infectados y a la fecha supera los 4300, duplicándose cada 12 días. Con esas cifras, desde el ejecutivo provincial se insiste en abrir actividades comerciales al tiempo que se registran denuncias hacia el gobernador por alentar la automedicación ante síntomas compatibles con el COVID-19, nada menos que mientras conducía el informe televisado del Comité Operativo de Emergencia.  Es así como, con una ocupación de camas de terapia intensiva del 93,1%, esta semana la provincia habilitó la apertura de locales comerciales y gastronómicos, a la par de la posibilidad de desarrollar oficios varios. 

En este marco, los trabajadores y trabajadoras de la salud acumulan reclamos por la falta de elementos de protección personal y la escasez de recurso humano para el área, a lo que se suma la demanda por salarios dignos y el  pago del estímulo de 5 mil pesos prometido por el gobernador para complementar lo dispuesto por el ejecutivo nacional. Cabe destacar que el 30% de las personas infectadas pertenecen al sector, tanto del subsector público como privado, y ya se lamenta el fallecimiento de 4 trabajadores de la cartera sanitaria. Es en este contexto donde más se visibilizan las consecuencias del vaciamiento, reducción presupuestaria y privatización del sistema sanitario que realizó el gobierno provincial durante los últimos 4 años, coherente con su pertenencia al espacio político del expresidente Mauricio Macri.

Una situación de particular peligrosidad es la que ocurre al interior de los ingenios, donde sólo Ledesma acumula 221 casos con 9 fallecimientos de trabajadores, y de las mineras, con Exar que supera ya los 260 casos y El Aguilar, Chinchillas y Pirquitas, más de 200. Es por ello que un desde Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales se radicó una denuncia hacia Exar y Ledesma por “vulneraciones a los derechos humanos” donde se reclama por la “falta de aplicación de protocolos de salud, higiene y seguridad” y se aclara que el Estado provincial no ejerció los debidos controles hacia las compañías. En ese sentido, la legisladora provincial Leila Chaher presentó un pedido de informe al Ministerio de Trabajo local para conocer cuáles fueron las inspecciones y los protocolos realizados para ingenios, mineras, farmacias y supermercados que permitan la protección de los trabajadores y trabajadoras.

En este delicado contexto, el Ministerio de Salud de la Nación envió un equipo con profesionales para colaborar en mitigar los efectos de la pandemia, situación que ya se había realizado el 24 de julio pasado. Días después, el 6 de agosto, el gobernador asumiría el colapso del sistema público de salud por cadena provincial. A la fecha, ese colapso se traduce en personas que mueren en sus casas sin ningún tipo de asistencia y donde sus cuerpos sin vida pasan más de 12 horas hasta ser retirados, con una morgue ya colapsada y familias que deben cavar fosas en los cementerios. Las tristes imágenes que vimos en otros países de la región, como Ecuador, comenzaron a producirse en el nuestro y recorren las redes sociales, aunque con escasa repercusión en los medios nacionales, posiblemente por estar la provincia gobernada por el radical Morales, hombre fuerte de Juntos por el Cambio.

Ante esta crisis sanitaria y económica sin precedentes, es fundamental continuar fortaleciendo los lazos entre los distintos niveles del Estado para contener los efectos de la pandemia y así poder evitar fallecimientos de compatriotas. También se torna imprescindible que el espacio político al que pertenece Morales deje de promover movilizaciones en contra de las medidas sanitarias y colabore con responsabilidad en preservar la salud de los argentinos y argentinas.

 

 

Política
El jefe de bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, junto a la diputada nacional Daniela Vilar, dieron cierre al debate en la Cámara de Baja donde se ratificó el Acuerdo regional sobre el acceso a la información, participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales en América Latina y El Caribe, celebrado en la ciudad de Escazú, República de Costa Rica, en 2018; constituyéndonos como el décimo país en refrendarlo.
Militancia
Veníamos de tiempos de apatía política, desconfianza generalizada, desgastada autoestima y poca esperanza cuando Néstor nos dijo “Que florezcan mil flores”.