Militancia

Ante la pandemia, solidaridad y compromiso militante

Desde que se anunció el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el país con el objetivo de reducir la transmisión del coronavirus COVID-19, las actividades solidarias vienen replicándose a lo largo y ancho de la patria. Las sostenemos cuidándonos y cuidando al otro, cumpliendo debidamente con todos los procedimientos establecidos por el Gobierno Nacional.

Respetando la distancia social recomendada, utilizando barbijos o tapabocas, lavándonos constantemente nuestras manos y desinfectando superficies y alimentos; construimos día a día nuevas modalidades para poder fortalecer los lazos solidarios y colaborar con quienes ven crecer sus necesidades día a día.

De este modo, merenderos y comedores adaptaron sus medidas de seguridad e higiene y aumentaron la cantidad de días en los que funcionan, para así poder asistir a los miles de argentinos y argentinas que, además de sufrir las consecuencias socio económicas de la pandemia, arrastran el padecimiento de cuatro años de neoliberalismo. Allí, entregamos viandas para llevar y difundimos las medidas de prevención oficiales para evitar la transmisión del COVID-19.

En el mismo sentido, realizamos en los barrios populares colectas de ropa, alimentos y artículos de limpieza, así como contribuciones solidarias para personas en situación de vulnerabilidad.

A su vez, las Consejerías de Género continúan funcionando de forma telefónica para dar contención y acompañamiento a cada una de las mujeres y disidencias que se puedan encontrar aisladas con personas violentas o abusadores; al igual que se garantiza la información para el acceso a la Interrupción Legal del Embarazo en el marco de la normativa vigente adaptada al contexto de la cuarentena.

También brindamos charlas y clases de apoyo a estudiantes de todos los niveles mediante plataformas virtuales y a través de las redes sociales.

Asimismo, formamos parte de las redes de voluntariados para colaborar con las necesidades de adultos y adultas mayores y otras personas que forman parte de los grupos de riesgo, realizando las compras de elementos esenciales para ayudar en que no tengan necesidad de salir de sus domicilios, colaborando con trámites o, simplemente, sosteniendo una charla telefónica para que el aislamiento sea sólo físico.

Por otra parte, promovemos tareas de descacharreo buscando prevenir la proliferación del mosquito que transmite el dengue; al tiempo que confeccionamos y repartimos tapabocas de acuerdo a las medidas dispuestas por las autoridades.

Los y las militantes participamos, a su vez, de los Comités de Emergencia Sanitaria locales y provinciales, realizando redes informativas oficiales para combatir las noticias falsas que confunden y engañan a la población en un momento tan difícil para todos y todas.

Nadie se salva solo y eso lo sabemos muy bien. La militancia, una vez más, asume su rol social y abraza la causa común con el pueblo que necesita de una mano solidaria. Codo a codo, podremos salir de también de ésta. No tenemos dudas.

 

Portada
A pesar de esta pandemia mundial, los espacios de organización de secundarios siguen creciendo políticamente. La semana pasada, la Unión de Estudiantes Secundarios de La Plata (UES La Plata), después de 3 años, se normalizó y tuvo una nueva elección de cargos.
Argentina
Repudiamos la agresión sufrida por el equipo periodístico de C5N en una marcha convocada por miembros de la oposición, en un claro ataque a la libertad de expresión.