Ciudad de Buenos Aires

“Padre Rodolfo Ricciardelli” es el nombre de la victoria

En un hecho histórico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El jueves 7 de noviembre, la Legislatura porteña rebautizó a la Villa 1.11.14 con el nombre “Barrio Padre Rodolfo Ricciardelli”.

En un hecho histórico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El jueves 7 de noviembre la Legislatura porteña rebautizó a la Villa 1.11.14 con el nombre “Barrio Padre Rodolfo Ricciardelli”. La iniciativa fue acompañada por todos los bloques parlamentarios y muy celebrada fuera y dentro del recinto  por todos los actores sociales, políticos y eclesiásticos que impulsaron el proyecto desde el territorio.

La legisladora y militante de La Cámpora, Paula Penacca, celebró la sanción de la ley y señaló que “el padre vivió y fue coherente con los valores del amor, del respeto, de la solidaridad” y que “esos valores son los que están expresados en la vida cotidiana de los habitantes de este barrio que hoy celebra llamarse con su nombre”.

La diputada electa por el Frente de Todos dijo que el legado que el Padre dejó entre los habitantes del barrio fue “vivir dignamente y luchar por el derecho a vivir en la ciudad”, recordó que el cura “lo hizo plantándose a las topadoras cuando en aquel momento un gobierno dictatorial quería erradicar ese barrio”, y ponderó que los vecinos y vecinas del barrio que “están hoy aquí también, pelean con mucha dignidad todos los días para salir adelante en una situación económicamente adversa y muchas veces con unos gobiernos que le dan la espalda por ser una villa”.

Por último, la compañera advirtió que el reconocimiento votado por el cuerpo legislativo, servirá también para que “los vecinos y vecinas sigan dando pelea por la real integración urbana que, en la ciudad de Buenos Aires, todavía es un asunto pendiente”.

El cambio de denominación es el resultado de una larga lucha de los vecinos y vecinas, las instituciones, los delegados y delegadas, los y las docentes, las organizaciones sociales y políticas del barrio y de los párrocos que luego de la muerte de Ricciardelli ocuparon su lugar en la Parroquia Madre del Pueblo, ubicada en el corazón del ahora Barrio Padre Rodolfo Ricciardelli.

Si bien la idea surgió hace tiempo, la Ley 83 prohíbe designar calles o lugares públicos con nombres de personas antes de haber transcurrido diez años de su desaparición forzada. Por lo que hubo que esperar hasta el año 2018 para iniciar el procedimiento administrativo y legal para cambiar la denominación de la Villa 1-11-14.

A mediados de mayo el cuerpo legislativo votó de manera unánime, y en primera lectura, el proyecto unificado para rebautizar al barrio. Se comenzaba a dejar atrás la identificación del barrio por medio de un número, legado de la dictadura genocida de 1976, y se comenzaba a saborear el triunfo. En septiembre se realizó la audiencia pública, prevista por ley, en la que las compañeras y compañeros que militan en el barrio y la comuna, el Frente de Villas, la familia Demonty, y el padre Domingo Bresci, compañero y heredero del trabajo de Ricciardelli, aparte de otros actores sociales del barrio.

La aprobación del proyecto fue muy festejada por las vecinas y vecinos, quienes no sólo fueron protagonistas a la hora del festejo, sino en el origen y transcurso de la iniciativa, desde la platea del recinto. Festejo que tuvo lugar dentro y fuera de la Legislatura y del que fueron parte también las autoridades de la Parroquia Madre del Pueblo, la cual fue fundad por el propio Ricciardelli hace varias décadas.

El Padre Rodolfo Ricciardelli fue fundador del Movimiento Sacerdotes por el Tercer Mundo (MSTM) y párroco de Madre del Pueblo (la primera Parroquia construida en una villa) ubicada todavía hoy en la Manzana 3 del barrio. Durante los 60′, junto a Carlos Mugica y otros sacerdotes, se opusieron al plan de erradicación de villas del gobierno de facto de Juan Carlos Onganía. En los 70′ se acercaron a las distintas corrientes del peronismo que pregonaban la vuelta de Perón al país.

Rodolfo falleció en 2008, producto de una larga enfermedad, y luego de trabajar de manera incansable por los derechos de los más pobres. Llegó a pronunciarse contra de la incipiente gestión de Macri al frente de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad. Su nombre ahora identifica a la villa más grande la Ciudad de Buenos Aires y simboliza no solo la victoria de una lucha colectiva, sino también la posibilidad de que en otros barrios repliquen la iniciativa.

Ciudad de Buenos Aires
Compañeros y compañeras de las villas de la Ciudad de Buenos Aires discutieron sobre el rol de la militancia de cara a lo que viene.
Economía
El diputado nacional Máximo Kirchner dio cierre al IV Congreso de Economía Política para la Argentina que se desarrolló en la Universidad Nacional de Hurlingham, donde repudió el golpe en Bolivia al subrayar: “Un golpe de Estado es un golpe de Estado y debe ser condenado por cualquiera que quiera gobernar a los argentinos y argentinas”.