Frente de Mujeres

Vivas, libres, unidas y gobernando nos queremos

El 3 de junio de 2015 cientos de miles de mujeres tomaron las calles y se unieron en un reclamo masivo contra las violencias machistas, silenciadas durante décadas y décadas, con la urgente necesidad de gritar “Ni Una Menos”.

Desde entonces cada 3J es sinónimo de lucha, de resistencia, de decisión, de autonomía de las mujeres empoderadas, lesbianas, trans, travestis y no binaries; este año nos unimos otra vez para gritar: “Vivas, libres, unidas y gobernando nos queremos”.

Lamentablemente en 2019 encontramos una dolorosa realidad agravada por el aumento exponencial de la desocupación estimada por género, caída del empleo formal, pérdida del poder adquisitivo, abandono del Estado con demoras y ausencia en políticas contra la violencia, más la prohibición de acceder a la interrupción legal del embarazo; hechos que han agravado la calidad de vida en general, siendo las mujeres en particular la primera variable de ajuste.

El abandono del Estado en materia de prevención de crímenes y ataques contra las mujeres se evidencia en las insignificantes partidas destinadas a prevención y abordaje de la violencia de género que hoy en día destinan solo $11 por mujer, lo que se traduce tristemente en el aumento de la tasa de femicidios en lo que va del 2019. Durante los primeros 120 días del año se registraron 87 femicidios. Una mujer muere por el solo hecho de ser mujer, cada 33 horas.

Este 3 de junio volvemos a gritar “Ni Una Menos”, a manifestar en las calles el ajuste neoliberal que significa para las mujeres la feminización de la pobreza. Teniendo en cuenta que la desocupación de las mujeres se encuentra por encima de la media, llegando a los dos dígitos, el 11%, número que aumenta al doble en mujeres jóvenes y trepa al 21%, como evidencia del mayor impacto sobre las mujeres.

En este contexto de ajuste donde se exacerba la violencia machista y se profundizan la necesidades básicas insatisfechas, Macri va a continuar su embestida el 1° de julio con la derogación de la Ley Nacional de Jubilación de Amas de Casa, la cual permitió que 4.000.000 de mujeres que desempeñaban tareas dentro de sus hogares, fueran reconocidas en sus derechos e incluidas en el régimen previsional como trabajadoras. Vale recordar que de acuerdo con la Encuesta Permanente de Hogares, el 62% de las tareas de cuidado las realizan mujeres, mientras el 94% de las ocupaciones no asociadas al cuidado las realizan hombres y solo el 4% mujeres.

Como las compañeras del Partido Peronista Femenino junto a Evita, como las compañeras luchadoras de los ´70, como las madres y abuelas de Plaza de Mayo, como las miles de mujeres que resistieron las políticas de ajuste y hambre de los ’90 y como nuestra conductora, la compañera Cristina Fernández de Kirchner: Nos organizamos para construir la igualdas y nos plantamos contra la violencia machista, el desempleo, la pobreza y endeudamiento al que nos somete el gobierno neoliberal de Mauricio Macri en todo el territorio nacional.

El 3 de junio de 2019 las mujeres, lesbianas, trans, travestis y no binaries de La Cámpora entendemos que, ante todo, es necesario e imperioso volver a ganar las calles al grito de: “Ni Una Menos”, porque vivas, libres, unidas y gobernando nos queremos.

Portada
Yendo a su eslogan de institución podemos decir que Cambiemos se ha enfocado en hacer creer que su base es que el compromiso del Estado debe ser fuerte y que proporcione las bases seguras sobre las que crezcan los negocios, el comercio y la vida familiar. Pero que a su vez restringe el ámbito de acción del Estado.
Buenos Aires
Cambiemos nos tiene acostumbradxs a estos montajes en torno a supuestas relaciones cotidianas con lxs argentinos y argentinas entre cámaras y dádivas caritativas, migajas que son respuestas individuales a problemáticas estructurales.