Ciudad de Buenos Aires

Iluminemos las calles con memoria

El domingo 17 de marzo participamos, por cuarto año consecutivo, de la Marcha de las Antorchas en el barrio de Lugano 1y2 bajo el lema “Iluminemos las calles con memoria” y en unidad con todas las organizaciones del campo popular de la comuna y el Observatorio de Derechos Humanos de la Comuna 8.

La marcha concluyó con un acto que contó con la presencia de diferentes dirigentes políticos de la Ciudad de Buenos Aires, los comuneros de Unión por la Patria Lautaro Eviner; Nayla Loitegui y Juan Mallo, la compañera Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeida, la diputada nacional Paula Penacca y la legisladora Victoria Montenegro.

Durante el acto se dio lectura a un documento elaborado por el Observatorio de Derechos Humanos de la Comuna 8. Luego, los presentes dirigieron unas palabras a los presentes.

El documento presentado hizo fuerte hincapié en la relación del modelo económico de la dictadura con el modelo del gobierno actual: “Desde el 10 diciembre, la Argentina es gobernada por Javier Milei y Victoria Villarruel, ambos negacionistas y, en el caso de la vicepresidenta, reivindicadora del accionar genocida de la dictadura. Desde el 10 de diciembre se intenta, día tras día pulverizar las conquistas de estos 40 años de democracia. Una ley ómnibus que intentaba arrasar con el Estado de derecho, un DNU que vulnera los derechos básicos que conquistamos y que tienen como objetivo estratégico culminar con el proyecto económico de Martínez de Hoz”.

La compañera Paula Penacca, en su intervención, dijo: “Todo proyecto económico neoliberal viene acompañado de un modelo cultural y, así como durante la dictadura era el no te metas o el algo habrán hecho, hoy vuelven a intentar imponer esa receta también a través de una violencia que intenta dividir y enfrentar el pueblo contra el pueblo. Entonces señalan a los compañeros y compañeras por un sistema económico, quizás hoy no tienen la posibilidad de tener un trabajo formal y quieren que se enfrenten con los trabajadores y las trabajadoras que pueden sostener todavía todos sus derechos teniendo un trabajo formal”. 

Para cerrar el acto, la compañera Taty Almeida nos dirigió unas emotivas palabras recordando a los 30.000: “Escuchá bien vos, Milei. Acá no hubo guerra, fue un genocidio. Un genocidio que dejó 30.000 agujeros. Con mucho orgullo decimos, por supuesto, que no fue ni por estúpidos ni por perejiles, eran militantes políticos”. Y para cerrar, nos invitó a encontrarnos un 24 más en la Plaza de Mayo: “El 24 tenemos que demostrar que un pueblo unido jamás será vencido”.

La actividad finalizó con cierre musical en el que se reivindicó el valor de la cultura como factor fundamental para que no se apague la llama de la memoria. 

En este contexto crítico para el pueblo argentino, en el que Milei y Villarruel quieren volver a instalar los discursos negacionistas, de odio y las políticas económicas de la dictadura, nosotros respondemos con más organización, más alegría, más solidaridad y más militancia. Defender al pueblo del ajuste de Milei es la mejor manera que tenemos de recordar a los 30.000.



Ambiente
El 22 de abril de 1970 es el Día Internacional de la Tierra gracias a una masiva movilización de estudiantes de todos los niveles educativos y organizaciones de la sociedad civil estadounidense que convocaron a más de 20 millones de personas con un mensaje de conciencia y preocupación sobre el ambiente ante el legado del desarrollo industrial sobre la calidad de vida.
Portada
Anoche, el Ministerio de Capital Humano anunció que habían “acordado” con el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) un aumento del 140% en la partida de gastos en funcionamiento de las universidades y la duplicación del gasto destinado a hospitales universitarios. Esto sirvió como palanca para que, desde las instituciones y sus tuiteros y medios afines, comenzaran a instalar que recompusieron el presupuesto universitario.