Militancia

¡Hasta siempre, Pulpo!

Con inmenso dolor despedimos a un militante, a un valiente. Defensor de familias humildes, de estafados, de marginados.

Un compañero todo terreno. Trabajaba en los barrios, en las villas, y en las oficinas del Congreso Nacional, siempre pegado a las necesidades de la gente.

Un multifacético. De abogado defensor de las familias sin hogar a defensor de usuarios de servicios públicos ahogados por las tarifas macristas. Ahí te recordamos colaborar con la presentación de amparos y dando batalla en las audiencias públicas para frenar los tarifazos cuando formabas parte del equipo jurídico del Frente para la Victoria-PJ.

Un defensor acérrimo de la industria nacional desde el derecho y la política.
Un compañero con la vocación incansable de cuidar y pensar al otro.

Cómo no recordar tu paso por la mesa de salud de La Cámpora de la Ciudad de Buenos Aires, tus recorridas por los barrios acompañando las campañas de vacunación del Ministerio, o en el armado de los esquemas para asistir a los compañeros en las movilizaciones. Todavía nos acordamos de las postas médicas que ayudaste a organizar durante la inundación de La Plata. Te vemos durmiendo en el auto, sin volver a casa por días para estar presente.  Siempre, presente.

Un loco lindo… de sonrisa grande y fácil.
Un optimista.
Un alegre.
Un inquieto.
Un militante de toda la vida.

No olvidamos tu militancia universitaria en la JUP, en la organización juvenil del Frepaso, donde combatiste sin descanso al menemismo. Menos aún, tu llegada al Kirchnerismo cuando abrazaste fuerte a esta organización. Así como hoy abrazamos a tu familia.

Buen viaje compañero. Hasta la victoria siempre.

Derechos Humanos
El TOF 4 de San Martín condenó a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad a los genocidas Eduardo Eleuterio Ascheri, Jorge Eligio Bano, Marcelo Cinto Courtaux, Roberto Dambrosi y Luis Ángel Firpo por su responsabilidad en la detención y desaparición de miembros de la Contraofensiva Montonera. Las fotos de las víctimas y los pañuelos enmarcaron este fallo histórico, tanto en la sala como en las pantallas de los familiares que siguieron la sentencia de forma remota.