Argentina

¿Épica? Sí, claro

Llegó el vuelo de Aerolíneas Argentinas desde Moscú trayendo la primera partida de vacunas que esperanza con comenzar a ponerle fin a la pandemia de COVID-19. El pueblo se ilusiona con terminar una etapa de incertidumbre y dolor, dando comienzo a la reconstrucción de la Patria. A los mismos de siempre, como siempre, les jode.

Luego de las gestiones del Estado nacional, nuestro país trajo las primeras 300 mil dosis de la vacuna Sputnik V, provenientes de Rusia. Entre enero y febrero llegarían 20 millones más, con posibilidad de sumar otras 5 millones en el mes de marzo. A lo que deben sumarse, en principio, 22 millones 400 mil dosis de AstraZeneca y 9 millones del sistema Covax que se recibirán en los próximos meses. 

Asimismo, a través del Ministerio de Salud de la Nación y la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), se aprobaron tanto la vacuna Sputnik V como la de Pfizer. Sobre esta última aún se están realizando las gestiones necesarias para su adquisición, al igual que con otros laboratorios como Janssen y otros estados como el de China.

Las primeras dosis, según se informó desde el Ministerio de Salud, serán distribuidas a todas las provincias del país para ser aplicadas a partir de la semana próxima a los trabajadores y trabajadoras de la salud con mayor riesgo a la transmisión del coronavirus SARS-Cov 2. De este modo, quienes se desempeñen en unidades de terapia intensiva, guardias o ambulancias, entre otros, serán los primeros destinatarios. Seguidamente, se continuará vacunando a las personas de riesgo ya sea por tener más de 60 años (una vez que se finalice el proceso de aprobación para esa franja etaria) como por poseer enfermedades preexistentes, al resto del personal de salud, al de seguridad, docente y auxiliares; para luego avanzar con el resto de la población. En todos los casos, la aplicación será gratuita y voluntaria.  

Al tiempo que se suceden estos avances que nos ubican a la par de países del primer mundo en cuanto a la adquisición y aplicación de vacunas para enfrentar el coronavirus, la oposición en conjunto con algunos grandes medios de comunicación, comenzaron una campaña de desprestigio, brindando información falsa en busca de generar un infundado temor hacia la aplicación de la Sputnik V; llegando incluso a realizar Elisa Carrió una denuncia penal al Gobierno por “envenenamiento”. La exdiputada macrista, mientras se proponía como candidata para intentar ocupar nuevamente una banca en el Congreso el año entrante, solicitó a la Justicia que investigue si se incurrieron en “delitos de atentado contra la salud pública, defraudación al Estado e Incumplimiento de Deberes de Funcionario Público” en el proceso de compra de las vacunas provenientes de Rusia.

De este lado nos enorgullece, nos aporta un motivo por el cual brindar en estas fiestas, nos esperanza, nos infla el pecho y sí, por qué negarlo, nos saca algún lagrimón ver un avión de nuestra aerolínea de bandera traer una solución para una enfermedad que se llevó a tantos hermanos y hermanas, desplomó la economía y frenó nuestros sueños. ¿Épica? Sí, claro.

 

Polí­tica
El creciente número de casos de coronavirus amerita profundizar el trabajo en conjunto de toda la dirigencia, como se viene realizando desde el primer día de la pandemia.
Buenos Aires
Con motivo del Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, la militancia kirchnerista desplegó en toda la provincia de Buenos Aires un homenaje que se hizo sentir muy fuerte en la calle y en las redes.