Derechos Humanos

24M: la memoria nos une

Este nuevo aniversario del inicio de la dictadura cívico militar nos encuentra en una situación tanto global como local muy particular, en donde para cuidar al conjunto de la población es menester mantenernos aislados físicamente, lo cual no impide que generemos acciones colectivas para el ejercicio de la Memoria y la reivindicación del reclamo de Verdad y Justicia.

Dejamos atrás cuatro años de la aplicación de un modelo neoliberal con un impacto en lo socioeconómico altísimo para nuestro pueblo en materia de redistribución negativa de los ingresos, afectando fundamentalmente a los sectores más vulnerados, lo cual tuvo su correlato en las políticas de Memoria, Verdad y Justicia.

Desde que asumió la presidencia Mauricio Macri, se visibilizó una relentización de los juicios de lesa humanidad, al tiempo que el beneficio de la prisión domiciliaria para genocidas aumentó más de 38%. Asimismo, la cantidad de genocidas liberados pasó de 791 en 2015 a 1590 en 2019, de forma inversamente proporcional a la cantidad total de detenidos en cualquiera de sus modalidades; según cifras del Ministerio Público Fiscal. A su vez, se desmantelaron los sitios de memoria, se desfinanciaron todas las áreas estatales destinadas a la promoción de los derechos humanos y al acompañamiento de las víctimas de la dictadura cívico militar; al tiempo que se reprimió la protesta social y se persiguió y encarceló a dirigentes políticos opositores al gobierno nacional.

Pero el Día Internacional de los Derechos Humanos asumieron Alberto y Cristina y en su discurso el presidente, una vez más, no dejó sus convicciones en la puerta de la Casa Rosada. “Hoy, otra vez, la Argentina vuelve a comprometerse con el respeto a los derechos del hombre y a levantar ese compromiso como bandera inclaudicable en cualquier país del mundo. Mejorar la calidad de los derechos humanos y cívicos implica también superar esta pobre calidad institucional en la que vivimos”, remarcó para culminar enfatizando: “Hemos visto el deterioro judicial en los últimos años. Hemos visto persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias inducidas por los gobernantes y silenciadas por cierta complacencia mediática”.

Apenas un mes después los organismos de Derechos Humanos volvían a ingresar a la Casa Rosada, volvían a ser escuchados, volvían a habitar el Estado.

De este modo, quedó plasmado sobre la mesa el compromiso por parte del gobierno nacional de incentivar la búsqueda de los nietos y nietas que todavía faltan, continuar y acelerar los Juicios de Lesa Humanidad para que no quede ni un genocida impune y avanzar en la recuperación de los sitios de memoria como lugares de testimonio vivo del accionar terrorista por parte del Estado. Y, fundamentalmente, el compromiso de caminar en la senda de construir un país más justo y equitativo como por el que luchaban nuestros y nuestras 30.000.

En este sentido fueron las palabras de Alberto en la Apertura de Sesiones Ordinarias del Congreso. “Vamos a recobrar el rol activo del Estado en el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad. Queremos asegurar con celeridad el papel que históricamente le correspondió al Estado en cuanto a responsable de las políticas públicas que garantizan el proceso de Memoria, Verdad y Justicia”, sostuvo.

También anunció la construcción del Espacio de Memoria “El Campito”, en Campo de Mayo, allí donde dos años atrás Mauricio Macri ante esa misma asamblea había prometido la creación de un Parque Nacional, donde hoy el gobierno montó un hospital de contingencia para hacer frente a la pandemia del coronavirus COVID-19.

Este 24 de marzo no marchamos. Hoy nuestros hogares se llenan de pañuelos blancos, como los de nuestras Madres y Abuelas. Nuestras ventanas y puertas, nuestros balcones y terrazas;  serán sede de la intervención colectiva que exige Memoria, Verdad y Justicia. Juntos y juntas saldremos también de ésta.

30.000 compañeras y compañeros detenidos desaparecidos, presentes. Ahora y siempre.

 

Buenos Aires
Desde La Cámpora San Nicolás queremos informar a la población que no estamos enviando mensajes sobre los bonos de 10.000 pesos ni tampoco estamos convocando a una reunión por este tema.
Movimiento Obrero
Paolo Rocca, ceo de la multinacional argentina Techint, despidió a 1450 empleados en el marco de aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el gobierno nacional a fines de evitar el aumento de la propagación del coronavirus COVID-19.