Movimiento Obrero

Con Macri, la reforma laboral es inminente

El gobierno de Mauricio Macri viene impulsando la necesidad de realizar una reforma laboral, de acuerdo a las exigencias del Fondo Monetario Internacional. La quita de derechos para los trabajadores y trabajadoras, es condición necesaria para continuar con la implementación de un modelo económico que excluye a las mayorías en pos del enriquecimiento de unos pocos.

Según trascendidos periodísticos, un grupo de 256 empresarios de grandes compañías crearon un grupo de Whatsapp denominado “Nuestra Voz” con el objetivo de compartir estrategias, entre otras cosas, para lograr que Mauricio Macri sea reelecto presidente.

Representantes de uno de los pocos sectores que se enriquecieron en estos casi 4 años de gobierno de Macri al tiempo que se profundizaron las desigualdades socioeconómicas para con el resto de los argentinos y argentinas, realizaron numerosas declaraciones a los medios de comunicación con el objetivo de instalar la necesidad de realizar una reforma laboral. Reforma que redundará en la quita de derechos para los trabajadores y trabajadoras, disfrazándolo en una supuesta modernización de los convenios colectivos de cada sector de la economía.

En este sentido, Julio Crivelli, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, expresó en declaraciones periodísticas a Futurock: “Hemos llegado a un extremo. Todos nos damos cuenta de que la reforma laboral es necesaria en la Argentina”. De este modo, realizó una valoración positiva de la legislación vigente en los Estados Unidos, donde los trabajadores tienen nulos derechos u por ejemplo no cobran indemnización ante los despidos sin causa.

“Los países con menores requisitos de despido son los que tienen mayor productividad y mayor cantidad de empleo”, agregó.

Es así como valoró el convenio de los trabajadores de la construcción quienes pueden ser despedidos sin motivo ni preaviso en cualquier momento y cobran únicamente “el fondo de desempleo, el cual se va depositando paulatinamente a lo largo del desarrollo del trabajo del empleado”, según sus propias declaraciones. Para concluir enfatizando: “Necesitamos poder despedir sin causa en industrias y comercios”.

En la misma línea se había manifestado días antes el empresario Martín Cabrales, vicepresidente de la cafetera homónima y de Bodegas Norton, quien demandó: “Queremos que haya mayor flexibilización. Que sea más fácil despedir y contratar gente”. Declaraciones casi calcadas de las expresadas por el confeso macrista Cristiano Rattazzi, CEO de Fiat Argentina, quien había reclamado que “Tiene que ser mucho más fácil tomar y echar gente”.

No podía ser menos Marcos Galperin, CEO y presidente de Mercado Libre, quien hubiera inaugurado sus últimas oficinas junto al presidente Mauricio Macri. En Radio con Vos reclamó: “Acá en Argentina generar empleo es muy difícil por el marco laboral. 5 empleos son 5 problemas y 100 empleos son 100 problemas, por eso nadie quiere contratar gente”, volviendo sobre la línea manifestada en CNN el año pasado donde ya había exigido reformar el marco laboral para así poder “salir adelante”.

Según trascendió, Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, prometió en Estados Unidos que la reforma laboral podrá avanzar en caso de que gane Mauricio Macri las próximas elecciones, valorando la incorporación de Miguel Ángel Pichetto al gobierno, quien sería el encargado de acumular votos favorables en ambas cámaras del Congreso Nacional. Similares reflexiones a las vertidas por Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo, quien había manifestado en una reunión con empresarios que era prioritario para el gobierno poder avanzar en este sentido.

Confirmando el rol que le fue asignado para incorporarse al oficialismo como candidato a vicepresidente, Pichetto había anticipado que: “La reforma laboral es imprescindible”, aunque pidió no utilizar ese término dado que “Reforma Laboral es una palabra que no se debe usar porque los trabajadores la identifican con procesos de ajuste y de despido”. Recientemente insistió con este postulado al indicar: “Reforma laboral es un concepto que tiene una memoria histórica negativa, la gente cree que se va a joder a los trabajadores”.  

Al respecto, el precandidato a presidente del Frente de Todos Alberto Fernández recordó que “El enviado del FMI me dijo que Macri se comprometió a hacer la reforma laboral y previsional después de la elección” y fue taxativo en su definición de que “Eso es más miseria para los jubilados y para los que trabajan. Conmigo no cuenten. Si quieren un presidente ajustador no me voten a mí. Voten a Macri”. 

“No estoy de acuerdo con la reforma laboral que proponen. No quiero acotar derechos. El problema no es la ley laboral, el problema es que la economía está parada”, enfatizó hace unos días. 

El primer intento de realizar la reforma laboral fue frenado a partir de la lucha del movimiento obrero organizado, lo cual explica  la demonización y persecución política y judicial que sufren los dirigentes sindicales. Es imprescindible volver a tener un gobierno que defienda los derechos de los trabajadores y trabajadoras plasmados en la legislación vigente, con la cual se generaron más de 5 millones de empleos durante los gobiernos de Néstor y Cristina. Es imprescindible volver a tener un gobierno de Todos y para Todos.

Portada
Tras la devaluación producida el lunes que ya supera el 30 por ciento, el presidente Mauricio Macri y más tarde el ministro de educación Alejandro Finocchiaro, anunciaron un aumento del 40 por ciento de las becas PROGRESAR.
Portada
Los compañeros y compañeras de La Cámpora en San Luis no paran. Durante esta etapa crítica para los argentinos y argentinas y clave respecto al destino y posibilidad de recuperación de la Patria, la militancia organizada continúa recorriendo cada rincón de la provincia para charlar con los vecinos y acercarles las propuestas que definen el modelo de paìs justo e inclusivo del Frente de Todos.