Universidad

No al vaciamiento del Progresar

Jóvenes de todo el país denuncian que el Ministerio de Educación no asigna las becas. Desde marzo que están “en evaluación”. Otrxs, denuncian que les rechazaron la beca sin causa.

Miles de jóvenes en todo el país denuncian que el Ministerio de Educación de la Nación congeló pedidos de becas PROGRESAR. Lxs estudiantes se inscribieron en el mes de marzo y todavía hoy se encuentran en evaluación, sin respuesta por parte de la cartera que conduce Alejandro Finocchiaro. Quienes sí recibieron la beca, denuncian que los montos están congelados desde el año pasado y que no pueden hacer frente a los aumentos de más del 40% en transporte.

Desde los centros de estudiantes, relevamos más de 1.000 casos de estudiantes que aplicaron a la beca y reportaron dificultades. La mayor parte de los casos, denuncian que no obtuvieron respuesta. Otros, que se las rechazaron por no cumplir requisitos como el mínimo de materias aprobadas cuando sí las aprobaron.

Hoy, desde las vicepresidencias de la FUBA y de la FULP presentamos un reclamo al Ministro Finocchiaro. Es de suponer que no escapa al Sr. Ministro que el ciclo lectivo de la mayor parte de las casas de estudio comienza en marzo y que estando hoy a mediados de junio, nos hayamos más cerca de la finalización del cuatrimestre académico que de su inicio. Por tanto, los principales gastos que acarrea la cursada de materias ya se sucedieron a lo largo de estos meses. Nos encontramos entonces ante la situación de que la gravísima demora en la asignación de las becas lleva intrínseca la privación del derecho que busca garantizar. Aún siendo adjudicadas todas las becas en su totalidad durante este mes de junio, lxs estudiantes ya afrontaron- o no- la mayor parte de los gastos de su cursada: material bibliográfico, transporte, viandas, insumos técnicos, etc. Dicho con toda brutalidad: aquellxs estudiantes que precisan la beca PROGRESAR para solventar sus estudios, ya compraron o dejaron de comprar los apuntes, ya viajaron o dejaron de viajar hasta sus lugares de estudio, etc.

Cabe reforzar el problema especial que acarrea la demora en lo relativo al transporte. Los desmedidos aumentos en las tarifas de transporte dificultan enormemente las posibilidades de cursada, obligándonos a cursar menos materias o a acumular las materias en la menor cantidad de días posible. Así, se vuelve de especial importancia la Tarifa Social del 55% para beneficiarios del PROGRESAR. Es evidente que la demora en la asignación de la beca, impide a lxs estudiantes gozar de este apoyo y dificulta aún más la continuidad de la cursada.

En definitiva, hoy lxs estudiantes de todos los niveles educativos afrontamos enormes dificultades para continuar nuestros estudios, producto de las políticas económicas de ajuste del Gobierno de Mauricio Macri. La demora en la asignación de las becas, los rechazos injustificados y el congelamiento del monto de la beca 2019 empeoran aún más la situación. Lxs estudiantes afrontan, al igual que cualquier ciudadanx, una inflación descomunal que se traslada a los precios de todos los materiales de estudios: apuntes, libros, artículos de librería, viandas, utensilios técnicos exigidos para carreras científicas, etc. A esto se suman los aumentos sucesivos de transporte, que superan el 40% desde diciembre hasta hoy, con aún más aumentos previstos para lo que queda del año. Increíblemente, los montos de la beca PROGRESAR se han visto congelados a 2018, conllevando un indiscutible desmedro de su poder adquisitivo.

Esto constituye un claro vaciamiento por goteo del PROGRESAR, política de Estado que busca garantizar el derecho a estudiar. Repudiamos esta situación y exigimos al Gobierno de Mauricio Macri y al Ministro Finocchiaro una respuesta.

Política
La Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción a la Ley de Emergencia Alimentaria con 222 votos a favor y ninguno en contra. En un país que produce alimentos para 400 millones de personas, resulta inadmisible que haya personas con malnutrición.
Ciudad de Buenos Aires
El martes 10 de septiembre se realizó en la Legislatura porteña la Audiencia Pública sobre la ley sancionada en primera lectura que dispone que la populosa Villa 1.11.14 del Bajo Flores pase a llamarse “Barrio Padre Rodolfo Ricciardelli”, en homenaje al cura tercermundista y peronista que dedicó toda su vida a predicar la dimensión social y política del evangelio y defender los derechos e intereses de los más humildes.