Ciudad de Buenos Aires

Un año de lucha y resistencia

Los 57 trabajadores de la Cooperativa Salvadores (ex-Oropel) realizaron el martes 5 de febrero una olla popular en el playón central de la fábrica, en La Boca, en el marco de un conflicto que ya tiene un año, y que los tiene como protagonistas, luego de que el dueño vaciase la empresa y ellos decidiesen apostar a volver a producir por medio de una cooperativa.

WhatsApp Image 2019-02-05 at 21.44.05 (1)

Los 57 trabajadores de la ex fábrica Oropel, en la calle Coronel Salvadores, en La Boca, organizaron una olla popular en conmemoración del primer año de lucha que vienen sosteniendo, junto a sus familias, luego de que el dueño de la firma primero dejase de pagarles el salario, durante varios meses, y luego declarase la quiebra de la empresa.

Desde el primer momento del conflicto, los trabajadores plásticos recibieron el acompañamiento y asesoramiento de la FETRAES (Federación de Trabajadores por la Economía Social), columna vertebral del Frente de la Economía Social de La Cámpora, para que luego de algunas deliberaciones internas, decidiesen organizarse jurídicamente a través de una cooperativa. La matrícula está en trámite en el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES).

Tomás Vargas, anfitrión y encargado de repartir el micrófono entre los oradores, trabaja en la empresa hace 25 años. Contó que eran unos 110 trabajadores, y que luego de la quiera quedaron 75. Con la decisión de avanzar hacia la conformación de una cooperativa, 56.

“A partir del 2 de febrero de 2018 dejamos de percibir nuestros salarios, nos llegaron a adeudar cuatro meses y también un prontopago; fue ahí que cesamos con las actividades. La fábrica quebró el 24 de octubre. Fue un año muy duro”, explicó. “Nosotros lo que queremos es retomar la actividad de la planta y volver a producir. Queremos trabajar. Mientras tanto, muchos estamos saliendo a hacer viajes arriba de un remis, hacemos changas de albañilería, u otros, y aparte recibimos el apoyo de varias organizaciones políticas y sociales del barrio, aparte de vecinos y vecinas sueltas”, detalló.

El secretario general de La Cámpora y diputado nacional por el FPV-PJ, Andrés “Cuervo” Larroque, subrayó frente a los presentes que “lo que ha ocurrido en el país durante los últimos tres años es una catástrofe, y que los compañeros de la fábrica estén pidiendo que solo quieren trabajar nos habla del estado de situación en la que estamos en la Argentina. No exageramos si decimos que nuestro país fue arrasado. En ese marco, genera mucha satisfacción ver que hay un pueblo que no se rinde. Poder ver que los ex dueños de esta empresa, con una irresponsabilidad estremecedora, abandonaron su lugar, y que los trabajadores decidieron organizarse en la adversidad, sin salarios y sin recursos. Está claro: La única manera de vencer a las adversidades es de manera colectiva y organizada”.

El miembro de la conducción nacional de La Cámpora y Presidente del bloque de Unidad Ciudadana porteño, Mariano Recalde expresó: “resistieron el vaciamiento patronal y la ausencia del Gobierno, defendieron sus puestos de trabajo y se organizaron para armar una cooperativa. Ustedes son un ejemplo de lucha y solidaridad en estos tiempos tan difíciles”.

Paula Penacca, miembro de la conducción de La Cámpora de la Ciudad de Buenos Aires y legisladora porteña por Unidad Ciudadana por su parte aseguró: “sabemos que este gobierno vino a destruir la producción, vino a destruir el trabajo, vino además a generar obra de mano barata para ponerse a las ordenes del FMI y eso es también lo que pasa en Oropel”.

El abogado y apoderado de los trabajadores, Luis Palmeiro, también se hizo cargo de la palabra. Dijo: “Me parece importante señalar el acompañamiento de las organizaciones políticas y sociales. Sin la FETRAES esto no hubiese sido posible. Sin el apoyo de las organizaciones del barrio, tampoco. Sin la organización de los propios trabajadores, tampoco. Hay algo que el macrismo ha querido quebrar, sin éxito: La solidaridad entre los trabajadores y las organizaciones políticas y sociales. Y soy un convencido de que no lo lograrán jamás. La prueba está acá, con los trabajadores de Plásticos Salvadores”.

Los trabajadores sirvieron unas bandejas con lentejas y verduras, aparte de pan fresco y bebidas. Afuera, en la calle, el sol de febrero mordía con ganas el pavimiento de la calle Salvadores. En la esquina, mientras tanto, un patrullero de la Policía de la Ciudad mostraba presencia.

De la actividad también participaron la diputada nacional por el FpV-PJ, Laura V. Alonso, el diputado bonaerense Miguel Funes y la comunera local por Unidad Ciudadana, Victoria Colombo. También hubo representantes de organizaciones que tienen trabajo territorial en el barrio: La Cámpora, Los Irrompibles, Solidaridad e Igualdad, La Boca Resiste y Propone, el Frente Darío Santillán y el Centro Cultural El Sueñero.

Movimiento Obrero

Fiat deja de producir cajas de cambio en el país, despidiendo 300 trabajadores y trabajadoras. Volkswagen, por su parte, suspende a 300 operarios y operarias por lo que resta del año.

Automotriz4
Ciudad de Buenos Aires

En el lapso de la última semana, el bloque porteño de Cambiemos hizo avanzar a toda velocidad el proyecto de ley que habilita la firma de un convenio entre el Gobierno de la Ciudad y los titulares de domino de los terrenos del ex Albergue Warnes -ubicado en el barrio de La Paternal, Comuna 15-, y tanto la comunera de Unidad Ciudadana, Camila Rodríguez, como un colectivo de vecinos y vecinas del barrio La Isla, se presentaron en la Legislatura local para manifestar su rechazo a la iniciativa. “No se conviertan en los escribanos de los intereses inmobiliarios”, les pidieron a lxs legisladorxs del oficialismo.

WhatsApp Image 2019-03-11 at 2.32.51 PM (1)