Buenos Aires

La fábrica de galletitas Terepín, al borde del cierre por la caída del consumo

La firma adeuda salarios y aguinaldos. Sus empleados sostienen que vienen sufriendo despidos constantemente y que la planta está prácticamente paralizada. Esta mañana, uno de sus dueños agredió a un equipo periodístico de C5N que se encontraba en el lugar.

Ante la caída del consumo, se multiplican los casos de empresas en crisis, cuyos principales afectados son sus empleados. En esta oportunidad se trata de la fábrica de galletitas Emery S.A. (más conocida como Terepín) ubicada en el barrio de Villa Lynch. Sus trabajadores sostienen que hace dos años que vienen sufriendo despidos y que les deben salarios, aguinaldos y vacaciones.

Adicionalmente comentaron a Infogremiales que cuando eran reemplazados, los empresarios tomaban gente sin antigüedad para abaratar los costos.

La planta por estas horas se encuentra prácticamente paralizada y solo concreta una mínima producción, por lo que los 120 trabajadores temen que el próximo paso sea el cierre definitivo.

Según expresaron, en declaraciones a Canal 26, buscaron llegar a un arreglo con los dueños pero el intento fue infructuoso. Los operarios indicaron que están despidiendo a trabajadores de 22 años de antigüedad sin indemnización.

Esta mañana, un equipo periodístico de C5N fue agredido por dueños de la fábrica que llegaron al establecimiento e increparon a los trabajadores de prensa que se encontraban en el lugar cubriendo el conflicto. Tras las amenazas y los insultos, golpearon al camarógrafo Mario Ricci e intentaron agredir a la cronista Lucila Trujillo cuando ambos se estaban retirando del lugar.

Economía
El diputado nacional Máximo Kirchner dio cierre al IV Congreso de Economía Política para la Argentina que se desarrolló en la Universidad Nacional de Hurlingham, donde repudió el golpe en Bolivia al subrayar: “Un golpe de Estado es un golpe de Estado y debe ser condenado por cualquiera que quiera gobernar a los argentinos y argentinas”.
Patria Grande
Miles de personas nos manifestamos en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, Rosario y Jujuy en apoyo al presidente democráticamente electo Evo Morales Ayma y a los compatriotas del hermano Estado Plurinacional de Bolivia. La convocatoria se replicó a lo largo y ancho del país.