Patria Grande

Un golpe de Estado a la Unasur

Casi sin haber desembarcado del avión que los traía de vuelta de la Cumbre de las Américas, ejecutaron la orden que recibieron del vicepresidente norteamericano, presente en el cónclave de Lima: la única integración admitida en la región es la que comienza y termina y en Washington.

Así, argumentando la falta de acuerdos para designar al secretario general de Unasur, 6 cancilleres decidieron vaciar el organismo, como forma de extorsión, chantaje y vaciamiento. Así, los paladines del diálogo y el consenso, se comportan de manera sectaria y virtualmente golpista. No es de extrañar, ya que es el estilo propio de los tiempos de la restauración conservadora, tal como vemos en Brasil.

Contrariamente a lo que argumenta el presidente Macri y sus socios respecto de las estrategias de integración hacia Mercosur, Unasur y Celac, no fueron pensadas como un marco de acuerdo ideológico de los gobiernos de orientación popular sino como espacios de articulación institucionales capaces de contener la diversidad propia de la politica y la cultura de nuestra región. Tan es así, que Néstor Kirchner, en su condición de Secretario General de Unasur, trabó excelente relación con el presidente Santos de Colombia, quien hasta el día de la fecha lo reconoce.

Con el vaciamiento y virtual golpe de estado en la Unasur se abandona una instancia fundamental y necesaria de articulación política cuya apuesta central es el valor de la la autonomía política de la región para encarar desde allí las relaciones con los demás actores hemisféricos y globales desde una posición madura.

Los ejes constitutivos del a Unasur, como la defensa de la democracia, la doctrina de defensa sudamericana, el valor estratégico de los recursos naturales para el desarrollo soberano, la participación social en las definiciones del proceso de integración, son denominadores comunes que se construyeron para articular consensos con distintas miradas políticas que podrían ir alternándose en los gobiernos de la región, asegurando la continuidad de la institución.

Todo ello es dejado de lado por la política exterior Argentina – y tras ella, de los gobiernos de la derecha oligárquica- con pretextos coyunturales inverosímiles después de haber desfinanciando y virtualmente congelado el funcionamiento de la Unasur cuando ejercieron la presidencia pro témpore. Un verdadero ejercicio de vaciamiento para su posterior remate, una administración fraudulenta que estos Ceos de multinacionales aprendieron tempranamente y ahora aplican desde los gobiernos nacionales y las instancias regionales.

Resulta entonces que las “anteojeras ideológicas” para abordar la política regional no las tienen los gobiernos populares y de izquierda, sino la fauna local de supuestos expertos administradores, tecnócratas y mercachifles variopintos que nos van a “reinsertar en el mundo”.

Convocamos a los gobiernos populares, fuerzas democráticas, organizaciones sociales de todo el espectro político a pronunciarse contra este atropello institucional y reconstruir, entre todos la plantaforma de articulación política y social que Nuestra América hoy necesita mas que nunca.

Política
A 17 años de la asunción de Néstor Carlos Kirchner como presidente, las banderas de la solidaridad y la lucha por un país más justo por las que entregó su vida, flamean bien en alto.
Ciudad de Buenos Aires
“Yo ya no sé cómo pedirles una solución, porque no se puede vivir en estas condiciones”. Con esas palabras, Ramona exigía respuestas para el barrio Padre Mugica. En el mismo video, invitaba al vicejefe de gobierno porteño Diego Santilli a pasar unos días en las mismas condiciones que lo hacía ella. Ayer supimos que Ramona falleció por covid-19 entubada en una cama del Hospital Muñiz. Sólo 48 horas antes, habíamos recibido la noticia de la muerte del Oso Giracoy. Ambos lucharon por varios días contra un virus que golpea en todo el mundo. Pero sobre todo, ambos lucharon durante mucho más tiempo contra un flagelo de más larga data: la desigualdad.