Economí­a

Ministerio de la Pro…importación

El Ministerio de la ¿Producción? lanzó un insólito spot institucional celebrando la apertura de importaciones en el sector informático y alentado el compre importado como hací­a Martí­nez de Hoz.

Featured Video Play Icon

El objetivo económico de la dictadura cí­vico militar era desmantelar todo el aparato productivo nacional en una decisión consciente de entregar la soberaní­a a capitales foráneos especulativos. El plan sistemático de torturas, asesinatos y desapariciones fue condición necesaria para el éxito rotundo del modelo económico.

En ese marco, el de facto Ministro de Hacienda, José Alfredo Martí­nez de Hoz, realizó una publicidad televisiva menoscabando la industria nacional. Mostraba cómo una silla hecha en el paí­s se rompí­a mientras otra que vení­a de afuera aguantaba el peso de una persona. Era la estrategia visual para incentivar la compra importada en desmedro de la local so pretexto de mejorar la competencia.

Exactamente lo mismo hizo ayer el Ministro de ¿Producción? Francisco Cabrera, el mismo que pidió subastar los fondos de los jubilados. Publicó un spot donde se festeja la eliminación del arancel del 35% a la importación de productos informáticos, se asegura que van a bajar los precios y las personas que aún no tienen una computadora podrán adquirir una. En otras palabras, es un llamado desde el Gobierno Nacional a que la ciudadaní­a compre lo que viene de afuera.

Varios reconocen que los precios finales en el sector estaban “inflados”, que habí­a controles gubernamentales que podí­an ser más eficientes y también avivadas empresariales. Pero habí­a soluciones intermedias, como reducir el arancel a productos finales importados para fomentar la competencia, pero no eliminarlo. Porque ahora tampoco habrá competencia: la producción nacional no podrá afrontar el desafí­o. Desde Banghó, donde ya despidieron a 200 trabajadores, advirtieron que ya no tiene sentido apostar a la producción local y que deberán despedir otros 450 trabajadores. La propia UOM subrayó que con esta medida hay diez mil fuentes laborales en riesgo y siquiera hay garantí­a de que haya un descenso marcado de los precios que se sostenga en el tiempo.

En un mundo que se contrae y se cierra, no hay otro camino que apostar a la acumulación y expansión del mercado interno. El Gobierno Nacional hace todo lo contrario y no tiene en cuenta una visión soberana, integral y estratégica de los intereses del paí­s a la hora de tomar decisiones.

Más que Ministerio de Producción, es un Ministerio de Importación, porque lo único que hace es facilitar la entrada de productos extranjeros en desmedro de la industria nacional que cada vez tiene más dificultades por las propias polí­ticas del Ejecutivo. La similitud al programa económico y métodos publicitarios de Martí­nez de Hoz no es casualidad, es continuidad ideológica.

Buenos Aires
La violencia política no es el camino. Hacemos política para transformar la vida de nuestros vecinos y vecinas y no podemos tolerar agresiones intimidatorias como la sufrida por la candidata a Concejala de San Nicolás al ser atacada su vivienda particular con 5 balas de plomo.