Ellos Dicen

NEGRI Y LA TEORíA “Cí“MO SACARLE EL ODIO A UNA GENERACIí“Nˮ

El jefe del interbloque Cambiemos en la Cámara de Diputados de la Nación, Mario Negri, explicó en los estudios de TN su reacción visceral aquel dí­a que debí­a repudiar en el recinto la represión en Jujuy, provincia gobernada por otro radical como él.  

Capí­tulo aparte el discurso del legislador cordobés, que en lugar de condenar la violencia de género (en el tipo violencia institucional) de la policí­a de Gerardo Morales eligió la defensa corporativa con su correligionario. ¿Te acordás de él? Es el mismo que en una comisión conjunta de Diputados tuvo una expresión poco feliz al decir: “las mujeres que están flacas y no de correr”; o en una sesión cuando dijo: “las mujeres que van al recinto a desfilar”. ¿No lo sacás? Es el misógino que recibió ese calificativo por diputadas de diferentes bloques en diversas sesiones.

Lejos de intentar matizar aquellas palabras, Negri aprovechó la entrevista en el canal de noticias de Héctor Magnetto para referirse a La Cámpora y sostener que hay “una generación joven a la que le vendieron un relato” (sic).

Inspirado, ante cada pregunta-centro al área de Los Leuco, el radical Negri, actor fundamental de la alianza polí­tica creadora de éxitos de ventas como “la pesada herenciaˮ, “el segundo semestreˮ o “la grasa militante del Estadoˮ no pudo evitar hacer mención a “la banalización de los Derechos Humanos” por parte de Néstor y Cristina Kirchner.

No conforme con el rosario de exabruptos que fue diciendo a lo largo de toda la entrevista, Negri se guardó como plato fuerte de la misma una frase que sorprende, retumba y preocupa: “Por favor, tienen que sacarle el odio a una generación de jóvenes que pueden ser presidentes el dí­a de mañanaˮ.

Gracias querido Mario por hacernos saber que también al igual que nosotros sentí­s que una o uno de nuestra generación conducirá el paí­s en algún momento, pero dejanos aclarar que aún no es tiempo de candidaturas: es tiempo de que Cambiemos gobierne una vez para la gente en lugar de hacerlo para los ricos.

Volviendo a La Cámpora: ¿Ustedes identifican como un sentimiento de odio el simple hecho de que pensemos distinto? Y en ese caso: ¿Cómo nos liberarí­an de dicho sentimiento? Tal vez aquello que los unió en Cambiemos no alcance para conseguir ese objetivo y necesiten algo más que un cambio de gobierno, porque quienes pensamos distinto seguimos y seguiremos caminando.

Allí­ es cuando la frase de Negri asusta, porque en nombre de ˮ˜sacar el odioˮ™ se puede hacer cualquier cosa. Quizás quieren que ocultemos nuestros pensamientos; que “nos acostumbremos a la autoridad”, como les dijeron a los trabajadores del Ministerio de Educación y Deportes; que pongamos cara de ˮ˜que bien que gobiernanˮ™ por más que haya transcurrido un año de transferencia directa de los más bajos en la escala hacia los sectores de más arriba y concentrados.

En sí­ntesis, Negri, que vivió y sufrió el Terrorismo del Estado, afirma que alguien debe “sacarnos el odio” para olvidar nuestra forma de vida y de pensar.

Hay expresiones que no deben manifestarse con tanta liviandad. Ojalá recuerde Mario Negri que solo un proyecto polí­tico inclusivo vence al odio de clase hacia quienes menos tienen. El amor y la igualdad vencen al odio. En definitiva, el amor vence al odio.

 

Buenos Aires
Las paredes bonaerenses amanecieron pintadas con los nombres de los dos primeros precandidatos a diputado y diputada nacional por el distrito: Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan. Horas más tarde, en Escobar, la lista de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires fue lanzada oficialmente por el presidente y la vice, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador Axel Kicillof y quien preside la Cámara Baja, Sergio Tomás Massa.
Polí­tica
La Justicia confirmó lo que ya sabíamos: el Programa Qunita no tuvo sobreprecios ni hubo un direccionamiento en su licitación, los elementos del kit eran seguros y, lo más importante, evitaba la muerte de las y los bebés más humildes de nuestra Patria, garantizando un comienzo de vida equitativo. El perjuicio fue hacia las miles de familias que durante estos años estuvieron privadas de recibirlo por decisión del macrismo y del conglomerado mediático judicial cómplice.