Mendoza

Peña de mujeres mendocinas

Las mujeres mendocinas del campo nacional y popular debatieron en el histórico salón del Club Sirio de la capital provincial.

“Las muchachas están de peña” es un espacio para el encuentro entre dirigentes y militantes provenientes de distintos puntos geográficos de Mendoza que piensan al Proyecto Nacional y Popular como un horizonte a seguir construyendo, con el aporte de una perspectiva de género a la polí­tica.

Más de 300 compañeras de todos los rincones de la provincia compartieron junto a la diputada Juliana Di Tullio y la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti debatieron e intercambiaron ideas sobre los derechos de las mujeres, la conducción de Cristina Fernández de Kirchner, la coyuntura polí­tica, el aborto, el sindicalismo, y los graví­simos problemas de violencias de género y doméstica que aquejan a las mujeres.

“Tengo una doble condición: el ser peronista y feminista”, afirmó Di Tullio en la apertura de la peña, y agregó que “las mujeres debemos pelear todas juntas y apelar a la solidaridad de género para construir esa Patria que hoy queremos”.
También aseguró que las mujeres “sabemos a qué nos atenemos cuando nos dedicamos a la función pública”, para luego destacar a Cristina como “nuestra guí­a espiritual y lí­der, muchas veces castigada además por ser mujer”.

Por su parte, la senadora Fernández Sagasti enfatizó “la importancia de una militancia que vaya más allá del interés por ocupar un cargo polí­tico”, destacando a las compañeras que integran el Frente de las Mujeres para la Victoria, espacio compuesto por distintas organizaciones dentro del Peronismo local en el que también participa La Cámpora.

Buenos Aires
Las paredes bonaerenses amanecieron pintadas con los nombres de los dos primeros precandidatos a diputado y diputada nacional por el distrito: Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan. Horas más tarde, en Escobar, la lista de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires fue lanzada oficialmente por el presidente y la vice, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador Axel Kicillof y quien preside la Cámara Baja, Sergio Tomás Massa.
Polí­tica
La Justicia confirmó lo que ya sabíamos: el Programa Qunita no tuvo sobreprecios ni hubo un direccionamiento en su licitación, los elementos del kit eran seguros y, lo más importante, evitaba la muerte de las y los bebés más humildes de nuestra Patria, garantizando un comienzo de vida equitativo. El perjuicio fue hacia las miles de familias que durante estos años estuvieron privadas de recibirlo por decisión del macrismo y del conglomerado mediático judicial cómplice.