Mendoza

Peña de mujeres mendocinas

Las mujeres mendocinas del campo nacional y popular debatieron en el histórico salón del Club Sirio de la capital provincial.

“Las muchachas están de peña” es un espacio para el encuentro entre dirigentes y militantes provenientes de distintos puntos geográficos de Mendoza que piensan al Proyecto Nacional y Popular como un horizonte a seguir construyendo, con el aporte de una perspectiva de género a la polí­tica.

Más de 300 compañeras de todos los rincones de la provincia compartieron junto a la diputada Juliana Di Tullio y la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti debatieron e intercambiaron ideas sobre los derechos de las mujeres, la conducción de Cristina Fernández de Kirchner, la coyuntura polí­tica, el aborto, el sindicalismo, y los graví­simos problemas de violencias de género y doméstica que aquejan a las mujeres.

“Tengo una doble condición: el ser peronista y feminista”, afirmó Di Tullio en la apertura de la peña, y agregó que “las mujeres debemos pelear todas juntas y apelar a la solidaridad de género para construir esa Patria que hoy queremos”.
También aseguró que las mujeres “sabemos a qué nos atenemos cuando nos dedicamos a la función pública”, para luego destacar a Cristina como “nuestra guí­a espiritual y lí­der, muchas veces castigada además por ser mujer”.

Por su parte, la senadora Fernández Sagasti enfatizó “la importancia de una militancia que vaya más allá del interés por ocupar un cargo polí­tico”, destacando a las compañeras que integran el Frente de las Mujeres para la Victoria, espacio compuesto por distintas organizaciones dentro del Peronismo local en el que también participa La Cámpora.

Militancia
La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se presentó en Avellaneda en la inauguración del Polideportivo Municipal “Diego Armando Maradona”, en Villa Corina. Invitada por el intendente Jorge Ferraresi y acompañada por el gobernador Axel Kicillof, Cristina habló frente a miles de compañeros y compañeras que la esperaban dentro y fuera del predio.
Ciudad de Buenos Aires
Te fuiste el mismo día que Hebe, seguro agarrada de su mano. Compañera imprescindible, de la escucha atenta y amorosa. De las que ponían el cuerpo en cada consejería, olla, jornada solidaria y movilización. De convicción fuerte: no hay justicia social sin amor, no hay amor si no hay deseo.