Patria Grande

EL NO AL ALCA

Hace 9 años, los presidentes de los paí­ses del continente americano se reuní­an en Mar del Plata para tratar un tema central: la creación del írea de Libre Comercio de las Américas (ALCA). EE. UU vení­a impulsando ese tratado que le iba a garantizar un nuevo estatuto legal del coloniaje: otro intento del poder económico hegemónico de nuestro continente para someter y controlar los bienes de producción y los recursos y materias primas a beneficio de su desarrollo.

Por suerte hubo un puñado de hombres con coraje, valentí­a y decisión, que en representación del interés de sus pueblos, le pusieron un freno a la avaricia imperial. Néstor Kirchner, Hugo Chávez, Lula y Evo Morales fueron los encargados de ponerle fecha de defunción al ALCA antes de que el tratado empezara a despojarnos. Sin estos hombres – que devolvieron la esperanza a millones de habitantes de Latinoamérica -, la iniciativa yanqui seguramente hubiera prosperado y es imaginable pensar que nada de lo que ha sucedido en esta década ganada hubiera realmente pasado.

En la Cumbre de Mar del Plata se enterró al ALCA. O se lo mandó AL..CA rajo, como dijera Chávez. Nos queda de esa fecha, la foto de Néstor y su mirada firme y su discurso contundente a la cara de Bush; nos queda el estadio mundialista repleto de militantes apoyando a nuestros presidentes; nos queda la sensación de haber presenciado un momento de quiebre en la Historia de los pueblos de América del Sur.

Tan solo nueve años después vemos que la decisión de los presidentes del Mercosur, ha sido la fundamental para la construcción de los nuevos modelos de integración para nuestros pueblos. La UNASUR, surge a partir de ese no al ALCA, pero también lo hace la Cumbre Social del Mercosur, ámbito donde se reúnen nuestras organizaciones y movimientos sociales en el marco del bloque. Nace el Parlamento del Mercosur, espacio netamente de construcción de consensos y diálogo polí­tico entre los representantes de nuestros pueblos. Y finalmente nace la CELAC, tomando como bandera el Legado de nuestro Néstor, una región de paz, de democracia y con todos los pueblos adentro. El Alca se enterró en Mar del Plata, y Néstor sembró esa misma tarde las flores que hoy militan con mayor fuerza esta nueva unidad latinoamericana.

Hace 9 años le dijimos NO al ALCA para hoy poder decirle si a la AUH, al ARSAT-1, al Progresar, y otro sinfí­n de conquistas para mejorar la calidad de vida de los latinoamericanos. Hace 9 años Néstor le dijo, “No nos vengan a patotearˮ para hoy decirle Si a la UNASUR, al Mercosur, a la CELAC, a los miles de jóvenes de América Latina y el Caribe que eligen fortalecer ese abrazo que iniciaron Bolí­var y San Martí­n, que hermanaron Néstor y Chávez y que hoy multiplica Cristina con los pueblos hermanos del Sur.

Buenos Aires
En la casa del director de la Región Sanitaria I de la provincia de Buenos Aires, Maximiliano Núñez Fariña, colocaron un explosivo y depositaron panfletos en contra del pase sanitario con amenazas de muerte hacia su persona y otros profesionales de salud de Bahía Blanca. Acompañamos a las personas afectadas y exigimos a la Justicia celeridad en el esclarecimiento de lo sucedido.
Patria Grande
Invitadas por el histórico Partido dos Trabalhadores, una delegación de compañeras participó en la ciudad de São Paulo en diversas actividades organizadas por la Juventud en el marco del 2° seminario internacional y del 5° Congreso Nacional de la JPT.