Editorial

El nacimiento de La Cámpora

La victoria de Héctor J. Cámpora el 11 de marzo de 1973 no es una efeméride, el 11 de marzo del ˮ™73 condensa la historia y el significado del peronismo, la lucha de todo un pueblo, así­ como también una buena parte de la Historia de nuestra Patria.

Significó el adiós a 18 años de proscripción al peronismo. Sí­, 18 años donde los partidos polí­ticos republicanos y adalides de la institucionalidad fueron parte de farsas electorales donde la fuerza mayoritaria no podí­a presentarse. Eran triunfos que duraban poco, los victoriosos que aceptaban esas reglas terminaban siendo simples tí­teres del poder económico y militar del momento. La degradación polí­tica posterior a la dictadura, exacerbada en los ˮ™90, configuró un escenario donde la figura de aquel prócer peronista, su ejemplo y su conducta, incomodaban a un tiempo de traiciones cotidianas y seriales. Así­, mientras un ex presidente se abrazó con Isaac Rojas, ningún funcionario relevante fue a recibir los restos repatriados de Don Héctor Cámpora. Ni su lealtad ni su encierro cruel en la embajada de México mientras un cáncer lo carcomí­a, resultaron meritorios para una dirigencia que se habí­a hundido en el pantano neoliberal.

La Cámpora es la contracara de muchos dirigentes de hoy que tienen ataques de peronitis selectiva y de otros que traicionaron la voluntad popular a los meses de asumir. Habrí­a que preguntarle a la plétora de escribas que hoy denigran retrospectivamente al “Tí­oˮ a los efectos de atacar a la juventud actual, por qué la Historia no alumbró la creación de espacios denominados “La Lastiriˮ, “La Osindeˮ o “La López Regaˮ, estamos abiertos al debate.

El ejemplo de aquel hombre leal, fue recogido por un joven que aquel 11 de marzo del ˮ˜73 estarí­a munido, ya, de las convicciones que jamás iba abandonar, mancomunado en el aporte anónimo de una generación que trajo a Perón. Ese era Néstor Kirchner, quien ya presidente, el 28 de diciembre de 2006 recibió de la familia Cámpora los atributos presidenciales del inolvidable “Tí­oˮ.

Aquel acto quizás pasó desapercibido para la gran prensa, pero no para un grupo de militantes, ese dí­a nació La Cámpora.

Tucumún
Bajo la consigna “Lealtad a las convicciones, al pueblo y a la Patria” más de mil compañeras y compañeros de toda la provincia se reunieron en el Club Avellaneda Central a fin de analizar la coyuntura política y trazar los objetivos de la organización en el territorio a corto, mediano y largo plazo. 
Comunicado de La Cámpora
La convivencia democrática, que se ve severamente afectada por la promoción de los discursos de odio, debe ser cuidada por todos los argentinos y argentinas.