Jujuy

DE UN LADO O DEL OTRO SON LO MISMO Y VIENEN POR NUESTRAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS

En los últimos días, desde las dos fórmulas de la interna de Juntos por el Cambio se buscó atentar contra nuestras Universidades Públicas, pilar fundamental para el desarrollo de la República Argentina y de la defensa democrática a lo largo de nuestra historia.

En el marco de una disertación en un foro, Patricia Bullrich declaró que las Universidades “están vacías de alumnos” y que “casi la mitad de la matrícula universitaria está ocupada por estudiantes extranjeros”. Más allá de que sabemos que esto es falso, ya que según los datos de la Síntesis de Informacion Estadisticas Universitarias (DIU-SPU) de 2012 a 2021 el estudiantado de pregrado y grado aumentó en un 39,7%, y los estudiantes extranjeros representan el 4,3% de la matrícula universitaria nacional, constituye una de las tantas declaraciones que, desde ese espacio politico, se expresan con el objetivo atacar y demonizar nuestras universidades públicas argentinas, como fundamento de lo que ya implementaron en su gestión del gobierno nacional, entre 2015 y 2019, congelando el presupuesto para las universidades, atacando el salario docente y del personal no docente, no creando nuevas universidades y desmantelando las Becas Progresar, en tentativas de continuar con ese camino de vulneración del derecho a la educación.

El problema no es la nacionalidad de nuestros compañeros. Lo que realmente les preocupa a Bullrich y a todo Juntos por el Cambio es bajo qué excusa van a poder ajustar y arancelar la educación pública, como ya lo propusieron junto con Lopez Murphy en el gobierno de la Alianza que ambos integraron a principio del siglo.

Por otro lado, en la Provincia de Jujuy, en el contexto de crisis social y política por la imposición de la Reforma inconsulta, anticonstitucional y antiderechos impuesta por el gobierno de Gerardo Morales, que desató una brutal represión, la cual ya se cobró una enorme cantidad de heridos, decenas de detenidos y perseguidos por oponerse, un grupo de policías del gobierno de Morales ingresó en medio de la sesión del Concejo Superior de la Universidad Nacional de Jujuy, que con la presencia de agrupaciones estudiantiles y el gremio universitario Adiunju, buscaban tratar una “Declaración contra la reforma constitucional del Gobernador Gerardo Morales”. Esta acción represiva, que viola la autonomía universitaria, vulnerando el artículo 75 inciso 19 de la Constitución Nacional “que consagra la autonomía y autarquía de las universidades nacionales” y artículo n°31 de la Ley de Educación Superior que dice “la fuerza pública no puede ingresar en las instituciones universitarias nacionales si no media orden escrita previa y fundada de juez competente o solicitud expresa de autoridad universitaria legítimamente constituida”, es una expresión más de la persecución y represión de Morales a la sociedad jujeña y constituye el laboratorio de lo que JxC quiere hacer a nivel Nacional.

En simultáneo, mientras desde hace semanas siguen emitiendo órdenes de detención a quienes deciden manifestarse contra la reforma, entre ellos estudiantes y docentes universitarios, en un acto de cinismo el Gobernador de Jujuy que con una mano da la orden de reprimir y vulnerar las garantías constitucionales, con la otra escribe en Twitter desligándose de la responsabilidad que tiene como Gobernador sobre la Policía de la Provincia, la misma policia que viene reprimiendo al pueblo jujeño para imponer su Reforma y que hasta le arrebató parte de su vision al joven Lian Mijael Lamas, de 17 años, como a tantos otros compatriotas.

Ante esta situación, llamamos a toda la militancia estudiantil a mantenerse en un estado de alerta y de lucha permanente ante este ataque a la autonomía universitaria, y principalmente nos preocupa el silencio cómplice de la agrupación estudiantil de Gerardo Morales: la Franja Morada va a tener que elegir entre defender la democracia que se recuperó con Alfonsín o defender las prácticas dictatoriales de Morales.

Entre los dichos de Bullrich y las acciones de Morales se puede distinguir claramente el proyecto político que representan, desde Juntos por el Cambio, y que están proponiendo para la Argentina: ejercer el poder a través del avasallamiento de las instituciones democráticas, la represión y el disciplinamiento. Queremos una Argentina sin violencia política, en la que el lugar de los jóvenes sea la formación en las aulas de nuestras escuelas y universidades, en lugar de tener que estar poniendo el cuerpo resistiendo en las calles, como ya lo tuvimos que hacer cuando atentaron contra nuestro derecho a una educación pública, gratuita y de calidad, durante las experiencias neoliberales, que es el motor fundamental para el desarrollo de una Patria cada día más grande y más justa.

Militancia
A lo largo y ancho del país, la militancia organizó jornadas solidarias para conmemorar el nacimiento de Néstor Kirchner. Durante dos días y en más de 100 puntos, llevamos adelante actividades como ollas populares, reacondicionamiento de plazas, parques y escuelas, puesta en valor de espacios comunitarios, ferias de útiles escolares, clases de apoyo escolar, actividades deportivas y recreativas para niños y adolescentes, jornadas de prevención del dengue, roperos solidarios, compras comunitarias de bolsones de frutas y verduras, entre otras.
Polí­tica
El genocida que reconoció que “su peor momento llegó con los Kirchner” ha sido vengado.