Córdoba

Ataque vandálico al Centro Cultural “Las Chicharrasˮ

En Capilla del Monte, a 109 km de la ciudad de Córdoba, la sede del Centro Cultural “Las Chicharras” amaneció dañada en su fachada por accionar de odiadores inescrupulosos.

En dí­as anteriores, el Centro Cultural tuvo un rol muy activo acompañando a bomberos, bomberas, vecinos y vecinas.

Autoridades de los diferentes niveles del Estado, destacándose la presencia de la Diputada Nacional Gabriela Estévez, llegaron a la localidad a raí­z del ecocidio por los incendios de la región y coordinaron esfuerzos con intendentes, legisladores, legisladoras, defensa civil y el Subsecretario de Asistencia Crí­tica de la Nación.

Mientras las compañeras y compañeros estaban trabajando conjuntamente con las bomberas y bomberos para mitigar los incendios, estaban atentando contra la sede, amedrentando y hostigando. En otras palabras, desplegando su odio irracional.

Este hecho de intolerancia y violencia polí­tica estuvo destinado a atacar nuestra labor militante en medio de un incendio sin precedentes en la provincia.

Estas repudiables acciones no nos detendrán. Por el contrario, seguiremos militando y trabajando para que el Estado esté presente, gestionando y acompañando a las familias damnificadas en estos momentos tan difí­ciles.

El compromiso y solidaridad que identifica a este espacio seguirá en pie, presente y constante.

Repudiamos este acto de cobardí­a. El odio y la violencia son el peor camino.

El amor vence al odio y es el mayor legado que tenemos y honramos.

 

 

Buenos Aires
Las paredes bonaerenses amanecieron pintadas con los nombres de los dos primeros precandidatos a diputado y diputada nacional por el distrito: Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan. Horas más tarde, en Escobar, la lista de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires fue lanzada oficialmente por el presidente y la vice, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador Axel Kicillof y quien preside la Cámara Baja, Sergio Tomás Massa.
Polí­tica
La Justicia confirmó lo que ya sabíamos: el Programa Qunita no tuvo sobreprecios ni hubo un direccionamiento en su licitación, los elementos del kit eran seguros y, lo más importante, evitaba la muerte de las y los bebés más humildes de nuestra Patria, garantizando un comienzo de vida equitativo. El perjuicio fue hacia las miles de familias que durante estos años estuvieron privadas de recibirlo por decisión del macrismo y del conglomerado mediático judicial cómplice.