Córdoba

Ataque vandálico al Centro Cultural “Las Chicharras”

En Capilla del Monte, a 109 km de la ciudad de Córdoba, la sede del Centro Cultural “Las Chicharras” amaneció dañada en su fachada por accionar de odiadores inescrupulosos.

En días anteriores, el Centro Cultural tuvo un rol muy activo acompañando a bomberos, bomberas, vecinos y vecinas.

Autoridades de los diferentes niveles del Estado, destacándose la presencia de la Diputada Nacional Gabriela Estévez, llegaron a la localidad a raíz del ecocidio por los incendios de la región y coordinaron esfuerzos con intendentes, legisladores, legisladoras, defensa civil y el Subsecretario de Asistencia Crítica de la Nación.

Mientras las compañeras y compañeros estaban trabajando conjuntamente con las bomberas y bomberos para mitigar los incendios, estaban atentando contra la sede, amedrentando y hostigando. En otras palabras, desplegando su odio irracional.

Este hecho de intolerancia y violencia política estuvo destinado a atacar nuestra labor militante en medio de un incendio sin precedentes en la provincia.

Estas repudiables acciones no nos detendrán. Por el contrario, seguiremos militando y trabajando para que el Estado esté presente, gestionando y acompañando a las familias damnificadas en estos momentos tan difíciles.

El compromiso y solidaridad que identifica a este espacio seguirá en pie, presente y constante.

Repudiamos este acto de cobardía. El odio y la violencia son el peor camino.

El amor vence al odio y es el mayor legado que tenemos y honramos.

 

 

Política
El jefe de bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, junto a la diputada nacional Daniela Vilar, dieron cierre al debate en la Cámara de Baja donde se ratificó el Acuerdo regional sobre el acceso a la información, participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales en América Latina y El Caribe, celebrado en la ciudad de Escazú, República de Costa Rica, en 2018; constituyéndonos como el décimo país en refrendarlo.
Militancia
Veníamos de tiempos de apatía política, desconfianza generalizada, desgastada autoestima y poca esperanza cuando Néstor nos dijo “Que florezcan mil flores”.