Secundaries

Jornadas solidarias La Patria es el Otro

A lo largo y ancho del país, en conjunto con distintas organizaciones políticas y juveniles, se realizaron actividades que incluyeron jornadas de refacción y limpieza en casas, clubes y comedores, pintadas en escuelas, ollas populares, murales, radios abiertas, actividades con niñxs, e instancias de reflexión con ex combatientes, entre otras.

Recordando a lxs compatriotas que dieron la vida en las Islas Malvinas para defender nuestro territorio, y a 6 años del discurso en el que Cristina dijera “La Patria es el Otro”, es trascendental comprender al amor a la Patria, la organización, la unidad y la solidaridad como principios fundamentales en la construcción de un proyecto de país que contenga a todxs lxs argentinxs.

El fortalecimiento de los lazos sociales es una tarea central en la construcción de nuestro proyecto político, más aún cuando se ven amenazados por el constante ataque sobre ellos, profundizado por el gobierno neoliberal, que realizan los grandes poderes que encuentran en una sociedad fragmentada un pilar para su desarrollo.

La solidaridad se transforma en un valor central a desarrollar, por ser un dique que puede contener el feroz avance de las políticas de hambre y ajuste, y porque es parte intrínseca de nuestra militancia, nuestra organización y de la sociedad que queremos construir.

Nuestro proyecto sembró la semilla para que haya un pueblo que vuelva a creer en el otro y entienda a la política como una herramienta de transformación; y una generación que ha incorporado a la militancia como una forma de vida, y esa es la mejor garantía en pos de la construcción y continuidad de nuestro Proyecto Nacional, Popular, Democrático, Feminista y Latinoamericano.

Portada
Cientos de miles de vecinos de La Plata se encuentran sin luz desde el día sábado. La gobernadora Vidal y el intendente local Garro, artífices del brutal tarifazo que se aplicó en los servicios básicos, no ofrecen respuestas ni soluciones.
Buenos Aires
En el acto que hicieron los familiares y amigos de las víctimas de la masacre de Monte al cumplirse un mes sólo se respira dolor. Y bronca. Y reclamos. Y no saber cómo se sigue. Y más dolor.