Ciudad de Buenos Aires

Un atentado contra el espacio público de la comuna 15

En el lapso de la última semana, el bloque porteño de Cambiemos hizo avanzar a toda velocidad el proyecto de ley que habilita la firma de un convenio entre el Gobierno de la Ciudad y los titulares de domino de los terrenos del ex Albergue Warnes -ubicado en el barrio de La Paternal, Comuna 15-, y tanto la comunera de Unidad Ciudadana, Camila Rodríguez, como un colectivo de vecinos y vecinas del barrio La Isla, se presentaron en la Legislatura local para manifestar su rechazo a la iniciativa. “No se conviertan en los escribanos de los intereses inmobiliarios”, les pidieron a lxs legisladorxs del oficialismo.

El lunes 11 de Marzo se realizó la audiencia pública. El encuentro fue presidido por las autoridades y legisladorxs de la comisión de Planeamiento Urbano, el área que tuvo a cargo el tratamiento exprés del expediente. La compañera y comunera por Unidad Ciudadana, aparte de miembro de la Junta Comunal de la 15, Camila Rodríguez, fue una de las voceras más contundentes de las demandas y necesidades de lxs vecinxs de La Isla, el barrio afectado por la construcción de una tira de once departamentos de cincuenta metros de altura alrededor del espacio verde que hay en la zona.

“Este proyecto es muy simbólico ya que sintetiza cuál es la política urbana que viene desarrollando el gobierno de la Ciudad con las gestiones de Macri y en especial la de Larreta,  y del que nosotros y nosotras somos severos opositores”, dijo. “Hay una falta absoluta de la mirada de los vecinos y vecinas, quienes son los que viven allí. Se trata de un atentado contra el espacio público”, apuntó.  

El emprendimiento inmobiliario que se habilita con el convenio se desarrollará en el parque ubicado entre las avenidas Warnes, Chorroarín, Constituyentes, las vías del Ferrocarril Urquiza, la avenida Del Campo y las calles Garmendia y Zabala. La zona, allí, se caracteriza por sus antiguas y casas bajas de no más de 9 metros de altura, y por los espacios verdes de las facultades de Agronomía y Veterinaria, los jardines del Hogar San Martín, El Albergue Garrigós y el Hospital Alvear, entre otros. Los fines de semana cientos de grandes y chicxs colman el parque para descansar, comer algo, practicar un deporte, realizar una actividad cultural o política, y hasta aprender a manejar, una vieja tradición que se realiza sobre la avenida Del Campo, despoblada de coches.

“En el corazón de la comuna 15 está ubicado este parque, que es el centro del segundo pulmón verde más importante de la Ciudad, y que tiene índices de biodiversidad que no vamos a encontrar en ningún otro lugar y que permite tener una calidad ambiental única, no solo para los vecinos y vecinas de la zona, sino para todos y todas las porteñas”, especificó la comunera. Y denunció que “lo único que buscan es mejorarle la rentabilidad a los desarrolladores inmobiliarios, ya no tuvieron ningún tipo de acercamiento ni diagnóstico conjunto con la gestión comunal ni con la comunidad”.

El martes 19 de Marzo, en la reunión de comisión posterior a la audiencia pública, el oficialismo despachó el expediente con un dictamen de mayoría, a pesar de que lxs vecinxs, en la media hora que tienen para expresarse, volvieron a ser tan taxativxs y respeteuosxs como la semana anterior. Una vez más, en sus palabras y gestos se les notó una emoción contenida y mucha preocupación.

Uno de ellos solicitó “la revisión  de lo aprobado en conjunto con todos los vecinos y con todos los actores que somos beneficiarios del parque” ya que “el Estado es responsable de articular las formas de convivencia entre los habitantes de la ciudad”. Otro destacó que “la altura aprobada por esta legislatura generará una zona de sombra perpetua que modificará irreversiblemente el espacio de biodiversidad de la zona, dañándolo en forma permanente con consecuencias imprevistas para el ecosistema”. Otra apuntó que “no haber consultado a lxs vecinxs es la peor parte de todo este proyecto. Tanto respecto de la ley que hoy debatimos como respecto de la norma actual en vigencia. En ambas instancias se pasó por alto a lxs ciudadanxs”.

Lxs vecinxs, nucleadxs en el espacio “No a las Torres en la Isla de La Paternal”, tanto en la audiencia pública como en la reunión de la comisión, pidieron que se revise el proyecto alternativo que ellxs mismos diseñaron, por pedido del jefe de gobierno Rodríguez Larreta, y con la colaboración de profesionales expertxs, en el que se propone la unificación de los edificios, en lugar de que rodeen por ambos frentes al parque, la reducción de las alturas y varias mejoras en las condiciones de uso mediante la implementación de una mesa de trabajo conjunto entre las partes.

Macarena Simón, cuarta generación de vecinos y vecinas del barrio La Isla de La Paternal, y militante de La Cámpora, contó que se enteraron del convenio durante el debate legislativo sobre el nuevo código urbanístico, en octubre de 2018, en el que el oficialismo juraba que no se construirían nuevas torres de gran altura en la Ciudad, y detalló que junto al grupo de vecinxs decidieron organizarse para tratar de frenar la iniciativa. “¿Saben cómo modifica la vida de las seiscientas familias que viven en las 25 manzanas de La Isla, que al barrio se sumen otras 4000 familias, y cómo afecta eso al tránsito, al servicio de salud, en el que solo contamos con el hospital Tornú, o la educación, y por ejemplo la falta de vacantes?”

El compañero Javier Andrade, vicepresidente de la Comisión de Planeamiento Urbano, y férreo y único opositor real de Cambiemos en la casa legislativa, en la reunión denunció que el “lo único que hace el convenio es favorecer las condiciones de los desarrolladores inmobiliarios” ya que “no hay ninguna mejora que tenga que ver con la calidad de vida de los vecinos y vecinas, ni del barrio o la comuna”.

El expediente será tratado en el recinto, para su aprobación definitiva, en las próximas semanas. De esta manera, Cambiemos favorecerá el negocio inmobiliario y perjudicará los intereses y la calidad de vida de cientos de vecinos y vecinas.

Portada
Yendo a su eslogan de institución podemos decir que Cambiemos se ha enfocado en hacer creer que su base es que el compromiso del Estado debe ser fuerte y que proporcione las bases seguras sobre las que crezcan los negocios, el comercio y la vida familiar. Pero que a su vez restringe el ámbito de acción del Estado.
Buenos Aires
Cambiemos nos tiene acostumbradxs a estos montajes en torno a supuestas relaciones cotidianas con lxs argentinos y argentinas entre cámaras y dádivas caritativas, migajas que son respuestas individuales a problemáticas estructurales.