Ciudad de Buenos Aires

Procrear y la realidad detrás de los spots

Cuando los funcionarios de Cambiemos son filmados fuera de los spots y las puestas en escena a las que nos tienen acostumbrados -con presencia de actores y extras- corren el riesgo de chocarse de frente con la realidad que, a causa de sus políticas, padecen la gran mayoría de los argentinos.

Por Tomás Lerner

El martes le tocó al Presidente Macri, que pretendió salir a hacer campaña por las construcciones de las viviendas Pro.Cre.Ar “Estación Buenos Aires”, ubicadas en el barrio de Parque Patricios. Allí se encontró con el desesperado y valiente reclamo de un obrero: “Soy un laburante, me levanto a las cinco de la mañana y se lo tengo que decir, estamos en crisis. Haga algo”. En un intento cínico de aparentar alguna empatía para las cámaras, Macri pretendió abrazarlo. El obrero se fue a los insultos…

Con el mismo cinismo que suele ocultarse detrás de los spots, Macri y Larreta pretenden hacer campaña con las 2400 viviendas del proyecto urbanístico “Estación Buenos Aires” adjudicándose el mérito de su realización pero pasando por alto que la obra es parte de la “pesada herencia”. Desde que Macri es Presidente y Horacio Rodríguez Larreta Jefe de Gobierno, Cambiemos no solo ha demorado las obras sino que le quitó la posibilidad de acceder al PRO.CRE.AR a millones de argentinxs.

Repasemos la historia de esta iniciativa:

El Pro.Cre.Ar de la pesada herencia

El 20 de septiembre de 2012 la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció la ampliación del Pro.Cre.Ar (Programa de Crédito Argentino) y la utilización de las tierras ociosas del FF.CC ubicadas en CABA para la construcción de viviendas en el marco de la línea de proyectos urbanísticos.

Dicha línea -proyectos urbanísticos-, es una de las varias que contenía el Programa (las otras eran construcción, ampliación y terminación, compra de terreno y construcción, refacción y vivienda a estrenar) y proponía la utilización de tierras fiscales (nacionales – provinciales y municipales) ociosas para la construcción de viviendas o conjuntos de viviendas, en el marco del Fondo Fiduciario Público (Creado por el decreto N° 902 de 2012), quedando las mismas a disposición para ser sorteadas entre aquellas familias que se inscriban al Programa.

Pese a la resistencia inicial del Gobierno de la Ciudad, cuando el Jefe de Gobierno era el mismo Mauricio Macri, la legislatura terminó habilitando las condiciones para el desarrollo de las construcciones de Pro.Cre.Ar “Estación Buenos Aires” (Parque Patricios) y “Estación Saenz” (Pompeya).

El proyecto de “Estación Buenos Aires” fue pensando por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner con la fuerte convicción de que es necesario darle respuesta la problemática habitacional que sufren miles de porteños. Comenzó a construirse el 15 de Mayo de 2014 y se convirtió en el Proyecto urbanístico más grande de las decenas correspondientes al PRO.CRE.AR. en todo el país. Para la Ciudad, además, representó el proyecto de viviendas más importante desde el retorno de la democracia y, por su infraestructura y sus dimensiones, una obra histórica para la zona Sur.

Hagan Algo (bien)

En la Ciudad, tanto Macri como Larreta, han sido vendedores compulsivos de tierras públicas. Desde 2007 a esta parte llevan privatizadas miles de hectáreas sin beneficio alguno para los porteños. Los mismos porteños que después de 12 años de gestión PRO aun no encuentran vacantes en las escuelas, no tienen camas en los hospitales publicos y tampoco la posibilidad de una política de vivienda accesible. La única política del macrismo para las tierras públicas es venderlas para el negocio inmobiliario de unos pocos.

Desde que asumió Mauricio Macri como Presidente, no solo no se ha cedido ningún terreno para el Pro.Cre.Ar, sino que el mismo programa fue sufriendo cambios importantes propios de los efectos de un modelo económico neoliberal y excluyente. Al mismo tiempo, se fue desvirtuando progresivamente por definiciones políticas precisas de la nueva gestión.

Vamos a mencionar algunas:

1- Ya no existen las líneas para la compra de terreno, refacción o ampliación de la casa familiar. El crédito a otorgarse deberá ser aplicado a la compra de vivienda familiar, nueva o usada, o a construcción en terreno propio, lo cual moviliza el mercado inmobiliario pero no así la construcción como sucedía antes, teniendo en cuenta la cantidad de pequeños proyectos.

2- Debe tenerse un ingreso mínimo para acceder. Durante el Pro.Cre.Ar llevado adelante por la gestión de Cristina el 24% de los créditos habían sido entregados a familias con ingresos inferiores a $8.000 (aproximadamente 2 SMVYM). La tasa de morosidad fue de apenas 0,2%. Hoy viendo el ejemplo de “Estación Buenos Aires” observamos que los ingresos familiares mensuales netos (formales y/o informales) deben estar entre cuatro (4) y ocho (8) SMVyM -Salarios Mínimos Vitales y Móviles- (entre $47.600 y 95.200$).

3-Antes se subsidiaba la tasa de interés del crédito, que variaba entre el 2 y 14 %, dependiendo de los ingresos de la familiares, pero siempre por debajo de la inflación anual. Ahora serán créditos con tasa UVA + 6,5% quedando así atados a la inflación -grave situación observando la caída del salario real-. Como ocurre hace 3 años el valor del crédito se actualiza a la inflación y el salario NO.

4- Así mismo, para los proyectos urbanísticos pensados para CABA (Estación Buenos Aires -2396 viviendas-, Sáenz -711 viviendas-), están siendo -o serán en el caso de Sáenz que aún no abrió la inscripción- promocionados y comercializados a través del IVC (Instituto de la Vivienda de la CIudad). Los sorteos que se hacían con anterioridad por Lotería Nacional fueron reemplazados por un sistema de puntaje que en teoría permite que accedan las familias que más lo necesitan, pero que en la práctica se convierte en una verdadera estafa cuando se observan los requerimientos para acceder al crédito.

El gobierno de Cambiemos podrá insistir con más mentiras, más spots, más censura y más cobertura mediática, pero la única verdad es la realidad. Y la realidad es que jamás lograrán llegara un lugar lleno de trabajadores y que los los reciban con los brazos abiertos. Porque son los trabajadores que pasaron de tener un gobierno Nacional y Popular que les dio una política para cumplir el sueño de la casa propia y el sueño de planificar la vida, a tener un Gobierno que no les da ni la posibilidad de pagar las boletas a fin de mes.

Portada
Yendo a su eslogan de institución podemos decir que Cambiemos se ha enfocado en hacer creer que su base es que el compromiso del Estado debe ser fuerte y que proporcione las bases seguras sobre las que crezcan los negocios, el comercio y la vida familiar. Pero que a su vez restringe el ámbito de acción del Estado.
Buenos Aires
Cambiemos nos tiene acostumbradxs a estos montajes en torno a supuestas relaciones cotidianas con lxs argentinos y argentinas entre cámaras y dádivas caritativas, migajas que son respuestas individuales a problemáticas estructurales.