Comunicado de La Cámpora

Sororidad como forma de construcción política

A raíz del fortalecimiento del movimiento feminista en nuestro país y la discusión social que se ha generado en torno a sus demandas hemos podido conocer en éstos días el valiente testimonio de Thelma Fardín que expone en primera persona la violación que sufrió a los 16 años perpetrada por el reconocido actor Juan Darthes.

Ésta situación no nos es ajena, la desnaturalización de prácticas violentas y la visibilizacion de denuncias en nuestro propio espacio político nos llevan a afirmar que como organización del campo popular en nuestro seno viven y se reproducen las mismas prácticas machistas que se dan en la sociedad.

Desde que comenzamos a problematizar la política con perspectiva de género hemos tomado una decisión irreversible: A las compañeras se les cree y se las acompaña, con el fin de hacer político lo personal, para visibilizar las situaciones de injusticia y construir una organización mejor que dé respuestas a las nuevas demandas sociales.

No toleraremos en la organización múltiples varas para medir las conductas de lxs compañerxs. No importa la trayectoria o la responsabilidad, frente a las denuncias corresponde la aplicación del protocolo interno que elaboramos para atender éstos casos y lxs denunciadxs deberán atravesar las instancias que éste propone.

Sin embargo, sabemos que la respuesta punitiva no conforma ni repara ninguna injusticia por ello también asumimos el compromiso de buscar alternativas superadoras que nos permitan mejorar nuestras prácticas a partir de la sensibilización y la toma de conciencia. Creemos en la organización política como única forma posible de luchar contra el neoliberalismo y el patriarcado, y cuidar esta herramienta implica perfeccionarla permanentemente.

Portada
El Frente de Secundarios de La Cámpora en conjunto con la Secretaría de Política Internacional de la organización llevó a cabo el ciclo de formación sobre política regional “Construyendo la Patria Grande” durante el mes de Julio, donde participaron más de 200 secundaries de la organización desde todas partes del país y referentes jóvenes de Chile, Bolivia, Venezuela, Ecuador, Brasil y México.
Ciudad de Buenos Aires
Verla llegar a la Unidad Básica era sacarnos una sonrisa. A ese corazón grande y abrigador que con mucho esfuerzo se acercaba a las reuniones y actividades, lo conocimos algún tiempo atrás: “Yo quiero hacer algo, aunque sea desde mi casa. Llamo por teléfono, lo que sea, pero quiero hacer algo”.