Comunicado de La Cámpora

Un nuevo amedrentamiento contra los que se oponen al ajuste

El Gobierno de Macri corrompe la democracia todos los días. La persecución a los opositores no descansa. Después de las detenciones ilegales de De Vido y Boudou, jueces adictos a Macri han redactado una condena de cuatro años contra Luis D´Elía por la “toma” de la comisaría en 2004, que en rigor fue una pueblada en la que los vecinos repudiaban el asesinato del militante Martín “el Oso” Cisneros a manos de la narcotraficantes vinculados con la policía.

Esto, evidentemente, no es justicia. Es un nuevo amedrentamiento contra los que se oponen al ajuste. Es una nueva perversión judicial. Por si quedaban dudas, ya es claro que los perseguidores carecen de cualquier límite. Hasta dejaron de escudar su cruzada antiopositora en el argumento de la “corrupción”.

Luis D´Elía fue condenado por participar de un reclamo de justicia por el asesinato de un militante. La sentencia es una amenaza directa contra todos los que protestan, todos los que reclaman, todos los que quieren una Argentina democrática y justa.

Pero los militantes del campo nacional y popular no tenemos miedo. Tenemos conciencia. Tenemos fuerza. Y no vamos a aflojar.

Portada
Yendo a su eslogan de institución podemos decir que Cambiemos se ha enfocado en hacer creer que su base es que el compromiso del Estado debe ser fuerte y que proporcione las bases seguras sobre las que crezcan los negocios, el comercio y la vida familiar. Pero que a su vez restringe el ámbito de acción del Estado.
Buenos Aires
Cambiemos nos tiene acostumbradxs a estos montajes en torno a supuestas relaciones cotidianas con lxs argentinos y argentinas entre cámaras y dádivas caritativas, migajas que son respuestas individuales a problemáticas estructurales.