Economí­a

La Argentina profunda es inviable para Macri

El gobierno impulsó la declaración de Emergencia Agrí­cola para todas las provincias menos para Chaco y Formosa. Una vez más, familias de la agricultura familiar, campesina e indí­gena de las provincias​ del norte en estado de desesperación y abandonadas por el Estado Nacional.

Hace un año y medio mienten. Para Macri sacarle impuestos a los sectores ricos del campo sojero y de los agronegocios, y abandonar a los pequeños y medianos productores, a las familias campesinas, es su estrategia polí­tica de reparación de lo que Clarí­n instala como ‘El Campo Argentinoˮ™. Miente y discrimina, hoy a los productores Formosa y Chaco, en plena emergencia.

El mayor daño a la producción se evidencia en las chacras y huertas sembradas, seguido por la producción de ladrillos y la mortandad de ganado caprino, ovino y aves de corral.

Cabe señalar que el daño afecta además de en lo productivo, directamente a las familias, hay parajes rurales que están completamente sitiados, algunas Municipalidades y organizaciones están asistiendo con mercaderí­as a las familias llegando con tractores. La organización y solidaridad no alcanza en plena emergencia, pero es una forma de subsistir, y el método único cuando el Estado se corre de la vida de los pueblos del interior.

Asimismo la intransitabilidad de los caminos afecta también a las escuelas rurales y el sistema sanitario, es imposible la llegada de docentes y alumnos a las escuelas, de médicos a los centros sanitarios, etc.

Familias enteras se autoconvocan para desagotar y emparejar caminos y profundizar desagí¼es, aun sin resultados positivos. La Patria chica es inviable para el gobierno macrista, nuestra Argentina profunda cada vez más condenada al ostracismo neoliberal, siguen mirando con la nuca al Pueblo.

Buenos Aires
La violencia política no es el camino. Hacemos política para transformar la vida de nuestros vecinos y vecinas y no podemos tolerar agresiones intimidatorias como la sufrida por la candidata a Concejala de San Nicolás al ser atacada su vivienda particular con 5 balas de plomo.