Nunca caminarás solo!

Tomás Ledesma

Tomás Ledesma, a quien todos llaman cariñosamente “Tomiˮ, vive en Paraná, provincia de Entre Rí­os.   Hoy tiene 19 años, y luego de mucho trabajo y esfuerzo por organizarnota tomi2 (1) el Frente de Secundarios de la organización en su provincia, está orgulloso de todos sus compañeros de militancia y del incentivo por parte del gobierno nacional para la inserción de la juventud en la polí­tica.

Tomi comenzó su militancia hace cuatro años, cuando tení­a 15 años. Todos los años marchaba el 24 de marzo junto a su padre, en homenaje a todos los compañeros detenidos desaparecidos durante la última dictadura cí­vico militar. El 2010 fue diferente, decidió marchar junto con los jóvenes de la Unión de Estudiantes Secundarios, y a partir de ese momento comenzó a militar en la UES.

Su militancia fue el fruto de su necesidad de comprometerse con esta Argentina que volví­a a levantar las banderas de la Justicia Social, las banderas del Peronismo. También estaba latente la sensación de que quedarse en su casa no solo serí­a fallarle a los compañeros que dejaron la vida soñando con un paí­s más justo,  sino que, también, era fallarle a su padre y al compromiso que tuvo siempre hasta en las épocas más difí­ciles con el Peronismo.

Tomi se acercó a La Cámpora atraí­do por el trabajo territorial y el despliegue provincial de la agrupación, y con la propuesta de conformar en toda la provincia un frente de secundarios que, con el correr del tiempo, se pudo ir consolidando gracias al trabajo de todos los compañeros.

La llegada de Néstor y Cristina generaron en Tomás y su familia, como en muchos argentinos, un sentimiento de transformación. Aires nuevos que vení­an desde el sur del mundo a transformar profundamente la Patria.

 “Néstor y Cristina nos devolvieron la sonrisa que nos habí­an robado hacia tantos años, veí­a la felicidad de mi papá al ver en pibes como nosotros la misma mirada que veí­a en los compañeros de él y que hoy ya no los puede tener al lado, pero los vuelve a sentir a través de nosotrosˮ reflexiona Tomi; y agrega: “Perón, Néstor y Cristina me hicieron enamorarme de la capacidad de construcción que tiene la polí­tica cuando se hace desde la buena leche y las convicciones y no desde intereses individuales y económicos soslayando a un pueblo para llenar unos pocos bolsillosˮ.

Tomás considera que es fundamental el rol que el Estado Nacional le dio a los jóvenes en este Proyecto. Emocionado agradece por él y por todos los jóvenes argentinos el respaldo   a un sector de la sociedad que por muchos años fue olvidado o estigmatizado en las páginas de los diarios y en los medios audiovisuales.

Menciona las polí­ticas públicas que en estos años se han llevado adelante destinadas a incluir a más y más jóvenes: el programa PROG.R.ES.AR, Conectar Igualdad, las becas, la Ley del Voto Joven, la Ley de Centros de Estudiante, entre otras. Esas “son algunas de las tantas decisiones que ha tomado este Gobierno Nacional para respaldar a los jóvenes, quienes lo valoramos, y por eso salimos dí­a a dí­a a la calle como soldados fundamentales de este modelo de paí­s que defiende lo suyo, y no lo deja al servicio de un capitalismo feroz que los hunde en el subsuelo de las oportunidades, como lo hicieron en este paí­s durante tantas décadasˮ.

Hablando de la juventud y su interés por la polí­tica, Tomás afirma que los secundarios son uno de los eslabones a cuidar más importantes dentro de la militancia. Son lo mejor de lo nuevo, son lo puro, son la continuidad del Peronismo de verdad a través del tiempo, son los que no conocen lo que es la polí­tica para hacer negocios, porque crecieron viendo a la polí­tica hacer maravillas.

Dentro del aspecto de militancia de los jóvenes, plantea que uno de los principales objetivos es que no haya un solo pueblo en la República Argentina que no cuente con un frente de secundarios, que no haya un pueblo que no tenga un Centro de Estudiantes conducido por compañeros que trabajen para defender los derechos de los estudiantes; y que es  fundamental llegar a las realidades del barrio sin que ningún caudillo territorial, puntero polí­tico,   o demás actores de la vieja polí­tica les impidan trabajar en el territorio, acompañando al pueblo y siendo el brazo articulador del Estado.

En pocos años de militancia aprendí­ que contra la perseverancia en las convicciones no puede nada, ni nadie, ni siquiera el más poderoso. Por eso, más allá de haber sido torturados, asesinados y perseguidos, hoy volvimos a ser gobierno de la mano de las banderas del mismo Peronismo por el que peleaban los compañeros de años atrás. Por ellos y por los que vienen, nos tenemos que levantar preocupados por los problemas de la gente y acostarnos tranquilos porque durante el dí­a hicimos hasta lo imposible para solucionarlos. Esto no termina hasta que la Argentina se quede sin un solo pobreˮ.

Argentina
En las vísperas de un nuevo 17 de octubre, el sol iluminó la ex Esma que, fiel a su espíritu de memoria y reconstrucción, se llenó de jóvenes de todo el país en una jornada inolvidable de discusión política y épica militante. Con presencia de compañeras y compañeros de todo el país y después de haber atravesado la pandemia del macrismo y del Covid, La Cámpora volvió a convocar a un encuentro signado por una generación de pibas y pibes dispuestos a seguir transformando la Patria.
Buenos Aires
El 25 de mayo pusieron una bomba en una unidad básica del Frente de Todos, donde además funcionan las oficinas de dos legisladores provinciales y, a la fecha, la Justicia no sólo no encontró a los autores intelectuales ni materiales del hecho, sino que tampoco produjo ningún avance significativo en la causa. A casi 5 meses, seguimos exigiendo que den curso con urgencia a la investigación, para que este delito de extrema gravedad no quede impune.