Ciudad de Buenos Aires

Volanteada en la Ciudad de Buenos Aires

El sábado 15 de septiembre los militantes de La Cámpora realizaron una volanteada en distintos barrios de la Ciudad de Buenos Aires con el objetivo de recordar a los ciudadanos las distintas medidas que del 2003 a la fecha han sido parte fundamental del crecimiento y desarrollo de la Argentina.

Miles de volantes entregados por los militantes dieron cuenta de las principales medidas adoptadas por los gobiernos del ex Presidente Néstor Kirchner y la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, para transformar la realidad de todos los argentinos, trabajando por una Patria más justa, más libre y más soberana.

En una coyuntura mundial en la que muchos países sufren una severa crisis económica, la Presidenta tiene en claro que su deber es cuidar el interés general del conjunto del pueblo.

Argentina es hoy un país que piensa con sentido social y defiende el interés de sus 40 millones de habitantes. Por eso medidas como el Plan ProCreAr, la Asignación Universal por Hijo, la recuperación de YPF, el aumento al presupuesto destinado a la educación, las nuevas escuelas y universidades construidas y el Polo Audiovisual en la Isla Demarchi, son algunas de las últimas medidas revolucionarias adoptadas por este Gobierno Nacional, Popular y Democrático.

El gobierno continúa con la profundización de la mano de la Presidenta, con solidaridad social, pensando en el futuro y trabajando por un proyecto colectivo y la felicidad de todos y todas.

Con Unidad, Organización y Solidaridad.

 

Argentina
El Cordobazo como protesta colectiva fue abordado por múltiples enfoques históricos y sociológicos. Este hito de mayo del 1969 se tornó tan transcendente  que se negó a morir y pasó de generación en generación dentro de la memoria colectiva de Córdoba y de todo el país. ¿Por qué sigue vigente? En un mundo de inmediatez  y olvido, ¿Por qué se sigue hablando del Cordobazo y se lo conmemora como una batalla a la medida de las épicas luchas por la independencia?
Política
Se cumple un año del primer escenario que compartieron Alberto y Cristina luego del anuncio de la fórmula presidencial. El laberinto a atravesar se hizo más largo y sinuoso de lo ya previsto. La unidad cultivada se tornó imprescindible.