Ciudad de Buenos Aires

Penacca: “Denominar a las Comunas es fortalecer la identidad de las mismas”

Las legisladoras del Frente Para la Victoria porteño Paula Penacca, Andrea Conde y Madgalena Tiesso, junto con los comuneros de la misma fuerza, realizaron una acción conjunta para que Poder Ejecutivo explique por qué habiendo mecanismos institucionales para la elección del nombre de las comunas, convocan a la ciudadanía a definir a través de encuestas por redes sociales.

comision

Penacca, quien presentó un pedido de informes explicó que “estos mecanismos presentan múltiples fallas. No existe forma de corroborar si la gente que vota pertenece a la Comuna que involucra la votación. Hay gente que entra al Twitter y vota varias veces. Y, además, en las Comunas viven aproximadamente 200.000 personas y en el mejor de los casos en Twitter votan 2000 personas.

Entonces, desde el FpV, nos preguntamos qué legitimidad tienen estas votaciones a la hora de denominar a las Comunas” y agregó: “Nosotros entendemos que es importante que los vecinos denominen a sus comunas, no solo por la importancia de defender la identidad de los barrios, si no también para enriquecer la real participación ciudadana.

Ponerle nombre a las comunas es una atribución de los ciudadanos mediante las consultas populares, nosotros lo impulsamos porque tiene que ver con la identidad, no con el marketing”.

Durante el 2016 la Legislatura de la aprobó un proyecto de declaración presentado por el FpV (629-2016) en el que se insta a las Comunas a iniciar el proceso de denominación de las Comunas previsto en el Art 6 de la Ley 1777. Pablo Ortiz Maldonado, Director de la Comisión de la Descentralización y Participación Ciudadana de la legislatura porteña, argumentó: “Borrar la identidad de los barrios y de las Comunas con nombres irrisorios como ‘corazón de la ciudad’ es querer borrar nuestras raíces y nuestra historia. El partido de gobierno pretende convertir a las 15 comunas en sloganes marketineros que nada tienen que ver con los porteños y porteñas. En la Comuna 12, por ejemplo, se juntaron más de 7000 firmas para que esa Comuna lleve el nombre de Roberto Goyeneche. Pero para el PRO 1500 votos en Twitter -que no se pueden corroborar- valen más que la firma de 7000 ciudadanos de Saavedra, Villa Pueyrredón, Coghlan y Villa Urquiza”.

Por su lado, los Comuneros Facundo Roma de la Comuna 8 y Leonardo Farías de la Comuna 10, vienen trabajando en sus respectivas Comunas para denominar a la Comuna 8 “Eva Perón” y a la Comuna 10 como “Felipe Vallese” respectivamente. Ambos hicieron presentaciones para que se respeten las instancias que marca la Ley de Comunas tal y como se hizo hace algunos años con la Comuna 9, ahora denominada “Lisandro de la Torre”.

“Estos mecanismos que elige el PRO para llevar adelante sus iniciativas se encuentran en las antípodas de la participación ciudadana”, sostuvo Leo Farías y agregó: “Los nombres de las Comunas tienen que tener que ver con las identidades de los barrios que las componen”. En el mismo sentido Roma sostuvo que “no todos los ciudadanos de la Comuna tienen acceso a las redes sociales y conocen cuáles y cómo usarlas para las votaciones que proponen desde el área de Participación Ciudadana. Votar por Twitter restringe la participación de los vecinos de la Comuna 8.

En vez de pensar en votaciones en los centros de jubilados, clubes, escuelas y consejo consultivo, desde el gobierno de Larreta se apela al mundo virtual y no existe forma de corroborar si los resultados tienen que ver con la voluntad popular”.

La ley 1777 indica que “las Comunas se identifican de la manera consignada en el anexo de la presente ley, hasta tanto los electores de cada una definan su denominación mediante consulta popular convocada por la Junta Comunal. Concluido el proceso de consulta, la Junta Comunal emitirá un proyecto de ley con la denominación propuesta, para su tratamiento por la Legislatura de la Ciudad”.

Buenos Aires

Luego de manipular la carga de actas del escrutinio provisorio para montar una escena donde Macri y Vidal pudieran mostrarse victoriosos, el Gobierno niega las irregularidades en la carga de datos a pesar de tener total control sobre la organización de la elección.

Mauricio-Macri-Argentina