Economía

Acá no ha pasado nada

Mauricio Macri brindó una conferencia de prensa para hablar sobre el acuerdo con el correo, el ajuste a las jubilaciones y otros temas de coyuntura. Sin embargo responsabilizó al gobierno anterior y al año electoral de todos los errores y horrores que cometieron.

macri

El Presidente de la Nación sostuvo que las repercusiones que tuvo el acuerdo con el correo obedecen al año electoral y no a la indignación que provoca que su gobierno le perdone $70.000 millones a su grupo empresario. Intentó minimizar la situación alegando que “no hay ningún hecho consumado en el tema del Correo, no se pagó no se cobró”. Sin embargo, el Jefe de Estado omitió decir que no se ejecutó el acuerdo porque fue objetado judicialmente por una fiscal y criticado mediáticamente por numerosos sectores de la sociedad. El volver a “fojas cero” obedece al rechazo que generó esta decisión y no a una sincera voluntad de revisar el asunto. Si la fiscal no hubiera alertado sobre lo ruinoso que era, se hubiera seguido adelante.

El Primer Mandatario tampoco explicó por qué el acuerdo lo suscribió un funcionario sin competencia designado transitoriamente y cuya oficina está en el mismo edificio y a sólo cuatro pisos de la de SOCMA. Faltó también aclarar por qué no se hizo un informe técnico con anterioridad, ni se dio intervención oficial a la Oficina Anticorrupción y la Sindicatura General de la Nación. Lo más insólito fue que Macri responsabilizó al kirchnerismo por la falta de un acuerdo y no a su grupo empresario que fue el que vació el correo, lo desmanteló, lo mandó a concurso de acreedores, nunca hizo una oferta razonable y empleó medidas dilatorias en la justicia. A su vez omitió hacer mención a la justificación del Ministro Aguad: aseveró que es el mejor acuerdo porque Franco Macri es insolvente.

En relación al ajuste en la fórmula jubilatoria, subrayó que nunca se llegó a publicar y ordenó dar marcha atrás. No explicó por qué pretendían modificar una ley a través de un reglamento, que es completamente ilegal. Tampoco fundamentó por qué buscan modificar la fórmula de cálculo en perjuicio de los jubilados, limitándose a decir que es un “tecnicismo matemático” cuando parece más una decisión política de ajustar a los jubilados en consonancia con una recomendación del FMI.

En otra declaración alarmante, Macri estimó que la inflación de este año va a ser del 20% y por tanto las paritarias deben limitarse a ese número. Sinceró que el Gobierno busca ponerle un techo y que no se recompongan los diez puntos de poder adquisitivo perdidos en 2016.

Fue consultado por los casos de corrupción que salpican a su gestión que lleva más de cincuenta funcionarios imputados, a lo que el Jefe de Estado contestó que “en la Argentina aumentó la confianza “ y que él da conferencias de prensa esquivando dar respuesta. No explicó tampoco por qué dijo que Arribas recibió dinero por la venta de un inmueble cuando el propio titular de la AFI lo desmintió diciendo que el ingreso fue por la venta de cuadros y mesas.

Por último, y para nada novedoso, acusó a la pesada herencia por la inflación, el desempleo, la pobreza, el tarifazo y el empeoramiento de todos los indicadores económicos y sociales consecuencia de sus políticas.

Las conferencias de prensa sirven si se brindan explicaciones y se contestan las preguntas. Para echar la culpa de sus decisiones y resultados a la pesada herencia y el año electoral pueden ahorrarle trabajo a la prensa y emitir un comunicado.

Militancia

Más de cinco mil personas se acercaron al Instituto Patria para presenciar la entrevista que dio Cristina Fernández de Kirchner al canal C5N, y su posterior discurso sobre la calle Rodríguez Peña.

CFK-25DeMayo_02