Ellos Dicen

Una anécdota que dice un poquito más que todo eso

1286328594_102906649_2-MAXIKIOSCO-Flores-1286328594A continuación, reproducimos una pequeña nota publicada en el sitio del Partido Obrero, intitulada “Una anécdota que dice mucho”:

Apenas llegado a Salta, Altamira entró a realizar una compra en un maxikiosco. El muchacho que lo atendió lo hizo muy amablemente, y apenas lo saludó le dijo; “yo soy de La Cámpora”. A renglón seguido, el militante camporista le contó que toda su familia había votado al Partido Obrero. No sólo eso: agregó que el 11 de agosto, siendo él fiscal de la lista del oficialismo, notó que en su mesa, de una escuela en un barrio muy humilde, no había un fiscal del PO controlando en ese momento el escrutinio, y que el garantizó que se cuenten todos nuestros votos que, por cierto, eran numerosos.

En su intervención en el acto que hicimos en el Centro Argentino de Salta, Altamira sacó las conclusiones políticas de este episodio. En primer lugar, revelaba un viraje brusco del movimiento popular que había seguido históricamente al peronismo, y que se volcaba ahora en favor del Partido Obrero, en el marco de la crisis del kirchnerismo. Luego, que ese viraje estaba llegando profundamente a las capas más profundas de los explotados, incluso entre quienes están bajo la presión que ejerce el asistencialismo estatal.

Estas son las razones de fondo que están detrás de la gran votación alcanzada el pasado 11 en Salta.

La anécdota, Jorge, da para algunas conclusiones más. Dice un poquito más que todo eso. Pasamos a enumerar nuestras conclusiones políticas de ese episodio

1. El único laburante de la historia, el único obrero de la nota, es el muchacho de La Cámpora que trabaja en un maxiquiosco. Acordate Jorge de esa cuestión cada vez que escribís que nuestros militantes solo “caminan por los ministerios”.

2. Con lo cual, la conclusión de que el “viraje estaba llegando profundamente a las capas más profundas de los explotados, incluso entre quienes están bajo la presión que ejerce el asistencialismo estatal”, esta un poco tirada de los pelos Jorge. Porque acá hay un muchacho obrero que no necesariamente esta explotado (la gente que trabaja Jorge es la mayoría de la gente, no es tan anormal ver a alguien que trabaja, digamos) y que, de ningún modo, es presa del asistencialismo estatal (a menos que, ponele, Anses tenga acciones del maxiquiosco salteño, cosa que es improbable).

3. Descartado el viraje, porque el muchacho obrero sigue siendo militante de La Cámpora y Peronista de Perón, y que en ningún momento de la anécdota parece volcarse (ni siquiera derramarse un poquito) al Partido Obrero, queda otro elemento más para resaltar, a saber… El muchacho, obrero, militante, peronista y de La Cámpora, ¡¡¡les cuidó los votos!!!

4. Y ese último dato revela que -además de que el muchacho obrero trabajador militante peronista de La Cámpora es buena persona y tiene mucha conciencia cívica- el movimiento popular que historicamente siguió al peronismo esta virando masivamente muy pero muy de a poquito al Partido Obrero. Porque si estuviese virando masivamente muy de golpe, tendrían fiscales para cuidarse los votos, y podrían prescindir de los muchachos obreros militantes trabajadores militantes peronistas de La Cámpora para tal fin.

5. Para concluír, y ahora en serio eh, nuestra última conclusión Jorge, es que en ese escenario te falto agradecerle a nuestro compañero, y hacer una autocrítica al respecto de la estigmatización constante a la que nos sometes en tus análisis.

 

Saludos proletarios,
Militancia

La provincia del Chaco nuevamente está sufriendo las consecuencias de una catástrofe climática sin precedentes. En sólo 4 meses hemos superado el promedio anual de precipitaciones. Esto, sumado a la falta de obras de infraestructura, al ahogamiento al que el gobierno nacional condujo a las provincias con la quita del Fondo Sojero, la firma del Pacto Fiscal y la cancelación de obras por financiamiento PPP, se traduce en más sufrimiento para quienes padecieron el agua en sus casas.

Lucila Masin (1) (1)
Economía

Argentina está atravesando una delicada situación financiera que repercute en la economía real y en la vida de todos sus ciudadanos. La manifestación más palpable de ello es la suba del denominado “Riesgo País” un indicador que estuvo en el centro de la escena durante la crisis de la convertibilidad y su posterior estallido a fines del 2001. Posteriormente, durante el período kirchnerista quedó relegado a un segundo plano, para resurgir con fuerza durante el gobierno macrista. En las últimos horas el Riesgo país de Argentina escaló por encima de los 1000 puntos básicos, (100 puntos básicos equivalen a un 1%) un máximo en el último lustro, que encendió las alarmas de todo el mundo financiero.

6d8b16cb-6a39-4050-9c91-27740c96fa29