Noticias

El que se quema con Macri ve una Metropolitana y llora

El gobierno de Macri volvió a hacer lo único que sabe: reprimir violentamente al pueblo. Esta vez, las víctimas fueron los trabajadores del Borda que sufrieron el accionar de la Policía Metropolitana que dejó como saldo más de 50 heridos y 7 detenidos.

Este es otro de los tantos hechos de un gobierno confesamente antipopular que demuestra como pocos cuál es el país al que quieren volver los opositores seriales al proyecto nacional y popular conducido por la compañera Cristina.

Las imágenes del Borda son la contracara perfecta de la marcha del 18 de abril. Todo ese odio contenido y el desprecio egoísta hacia los trabajadores y vulnerables se traduce necesariamente en la represión hacia los que reclaman y se manifiestan. Justamente, representa el país que Néstor sepultó en el pasado cuando decidió no reprimir nunca más a la protesta social.

El 18A, fomentado tan “espontáneamente” por Clarín y sus voceros, es el ámbito donde Macri más cómodo se siente, aunque no haya ido personalmente para parecer más importante que los pseudo dirigentes que sí fueron. Algunos de esos títeres que creen que hacen política cumpliendo el papel que Magnetto les designa, estaban en el Borda, paradójicamente, recibiendo los palos de la policía de Macri.

A esta altura ya ni siquiera sorprende que Vilma Ripoll o Alejandro Bodart, dirigentes del MST, compartan la marcha con toda la derecha, reclamando lo que el monopolio les diga y a la semana siguiente lloren porque Macri los reprime. Aunque quieran meterle la letra K a cualquier grito histérico de denuncia, es evidente que esa “izquierda” se siente más cómoda con un gobierno de derecha que les de un sentido a su posición de victimización marginal, aunque el pueblo sufra las consecuencias.

vam_sin_avionesEn definitiva, no son los dirigentes de “izquierda” los que se quedan sin trabajo cuando cierran las fábricas. De tanto irse para el este, aparecen por el oeste…

Militancia

La provincia del Chaco nuevamente está sufriendo las consecuencias de una catástrofe climática sin precedentes. En sólo 4 meses hemos superado el promedio anual de precipitaciones. Esto, sumado a la falta de obras de infraestructura, al ahogamiento al que el gobierno nacional condujo a las provincias con la quita del Fondo Sojero, la firma del Pacto Fiscal y la cancelación de obras por financiamiento PPP, se traduce en más sufrimiento para quienes padecieron el agua en sus casas.

Lucila Masin (1) (1)
Economía

Argentina está atravesando una delicada situación financiera que repercute en la economía real y en la vida de todos sus ciudadanos. La manifestación más palpable de ello es la suba del denominado “Riesgo País” un indicador que estuvo en el centro de la escena durante la crisis de la convertibilidad y su posterior estallido a fines del 2001. Posteriormente, durante el período kirchnerista quedó relegado a un segundo plano, para resurgir con fuerza durante el gobierno macrista. En las últimos horas el Riesgo país de Argentina escaló por encima de los 1000 puntos básicos, (100 puntos básicos equivalen a un 1%) un máximo en el último lustro, que encendió las alarmas de todo el mundo financiero.

6d8b16cb-6a39-4050-9c91-27740c96fa29