Argentina

Construyendo el país que ellos soñaron

Un nuevo año, un nuevo 16 de septiembre colmado de conmemoración, mística y alegría desplegada a lo largo de la avenida 7 de la ciudad de La Plata. Sí, alegría porque hace nueve años una generación de jóvenes conscientes participa sin temor por la transformación de su país, dando la discusión en las escuelas, las universidades y en los barrios.Desde el mediodía, los militantes concentraron en la Plaza Italia donde después de tres horas se congregaron en una inmensa columna de cinco cuadras de extensión que cubriría por completo la avenida. Encabezada por todos los centros de estudiantes secundarios de la provincia así como de la ciudad, a los que asistían los diez adolescentes secuestrados y desaparecidos en el operativo del 16 de septiembre de 1976.

Bombos y redoblantes marcando el ritmo de paragüas, flameadores y cánticos de miles de pibes que exclamaban el sentimiento y la pasión de la militancia por el proyecto.Bajo la consigna “La lucha continúa en el voto”, la columna se movilizó doce cuadras junto a distintas agrupaciones del campo nacional y popular, quienes todas juntas coparon el edificio de Obras Públicas, ex centro clandestino de detención durante la dictadura, y rodearon el escenario para escuchar las palabras de las Madres de Plaza de Mayo, los militantes secundarios y los compañeros Andrés “Cuervo” Larroque, Leonardo Grosso y Gabriel Mariotto.

Para comenzar, los estudiantes secundarios de distintas agrupaciones y colegios manifestaron sus ideas desde la misma convicción militante. Aseguraron que acompañarán a la compañera Cristina porque ella es la que impulsa la participación estudiantil a través de este proyecto político democrático y un Estado que acompaña. Además, se reconocieron como la lucha de los pueblos originarios, de la resistencia peronista, del vaciamiento ideológico y de la década de los ’90, y destacaron el legado de Néstor que inspiró a que cientos de secundarios estén organizándose en cada rincón del país.

Más tarde, las madres expresaron el profundo agradecimiento y amor hacia el compatriota, asegurando que “Él nos abrazó y nos dijo ‘yo soy un pedacito de los hijos que les faltan’. Cómo no lo vamos a querer”.

Luego, llegó el turno del compañero Leonardo Grosso, referente de la JP Evita, quien aseguró “Con estos pibes queda claro que se puede votar a los 16 años. Con estos pibes la patria está tranquila.” y declaró “Nosotros debemos construir el país que ellos soñaron. Desde mayo de 2003 hacer esta marcha tiene sentido histórico porque hemos empezado a construir el presente”.

A su turno, el secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque, realizó una reflexión manifestando que “Coinciden en el 16 de septiembre dos hechostrágicos para nuestra patria: El golpe del Estado del ’55 y la Noche de los Lápices, casi como una metáfora siniestra y macabra”.

Por otro lado, afirmó con convicción “Este va a ser un país para todos o pasarán sobre nuestros cadáveres. Eso es una definición y no vamos a dar marcha atrás” agregando “Esta vez no va a poder ganar el odio de un puñado privilegiado, porque tenemos la doctrina de Perón y de Evita, la bandera inmortal que dejó el compañero Néstor Kirchner, tenemos a la compañera conductora que es Cristina y tenemos la herramienta estratégica que es Unidos y Organizados, la verdadera reencarnación de nuestros compañeros”.

Por último y para finalizar el acto, el vicegobernador Gabriel Mariotto, señaló que “Treinta años de democracia es un capital maravilloso para levantar las banderas de seguir ampliando derechos y decir ‘voto a los 16 años’, cuando en otros tiempos no muy lejanos nos hablaban de voto calificado donde querían que voten unos pocos. Nosotros hablamos de ampliación de ciudadanía, eso es el peronismo”.

A 36 años de esas desapariciones, que no fueron por un boleto ni un pedido sino por ser militantes y peronistas, se ha recordado la lucha de los jóvenes por una patria justa, libre y soberana en el marco de una etapa esperanzadora en la Argentina gracias al inmortal legado del compañero Néstor Kirchner.

Economía

La reforma laboral brasileña ha impulsado al gobierno de Macri y a sectores empresarios a proponer una similar para reducir o eliminar derechos de trabajadores. El argumento es que de ese modo la economía no perderá competitividad.

cs05fo01_2-800x445