Portada

Tucumán con los más chiquitos

Unidad Básica “Unidos y Organizados II”. Los Pocitos – Tafí Viejo.

Un niño que sonríe. Una familia compartiendo una tarde. Un barrio reconociéndose en el pasar del matecito caliente. Una sociedad que se va redescubriendo y el tejido social que de a poquitito lo empezamos a remendar.

La militancia es la mística de la política. El corazón. Con militancia llenamos los barrios de sonrisas, de mística y de política. Y en ese andar nos encontramos los camporistas. Animarnos a golpear las puertas de cada casa e invitar a salir a jugar a esta hermosa militancia que nos está devolviendo la sensación de sociedad; de cuerpo colectivo.

Y entónces salgamos. Y nos sintamos alegres de esta democracia que estamos viviendo y construyendo y ampliando de derechos cada día. Y que nuestro niños crezcan con amor por este país y por cada uno de sus hermanos: los argentinos y argentinas.

Pochoclo – Cine y Juegos y en Los Pocitos. La Cámpora en Tafí Viejo estuvo militando varios días antes de la actividad. Hablando con cada vecino. Quiénes somos. Qué queremos. Queremos que esto que hacemos sea de todos y todas; para todos y todas. Y que nuestros pibes lo disfruten. Un Domingo Peronsita: sol de otoño abrazando las caritas que nos sonríen y nos piden caramelos. A pintarse las caras. A transpirar las remeritas con el fulbito, el voley y la “pilladita”. Nos pintemos las caras de celeste y blanco y que El Gato con Botas nos arranque carcajadas.

A la inclusión no puede mirársela desde afuera: todos y cada uno de nosotros tenemos que incluirnos en la vida del otro. En el vecino, la doña del almacén, el gacetero. Que nuestros hijos vean que nos interesa nuestra gente. Y que Nuestra es de Todos y Todas.

Un niño que sonríe es un bandera que se alza con el corazón y que nos lleva a la Victoria.