Noticias

Unidos y Organizados!

En una de las jornadas más épicas que se recuerde en la historia argentina, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dio una magistral clase de liderazgo político y demostró una vez más con su discurso la firmeza con la que sigue profundizándose el Modelo Nacional y Popular de crecimiento económico y desarrollo con inclusión social. Y como no podía ser de otra manera, una jornada que arrancó a pura lluvia, terminó abriéndose paso a un tremendo sol para coronar un auténtico Día Peronista.

La militancia se juntó desde temprano en la Plaza de los Dos Congresos, donde miles de jóvenes concurrieron con sus banderas y unas enormes expectativas por lo que diría Cristina en la apertura del 130 periodo de sesiones ordinarias del Congreso nacional. Y aguantaron el aguacero. Y celebraron cuando salió el sol. Pero ni el más fanático podía imaginar que la jefa de Estado nos podía regalar una exposición tan brillante y consecuente durante las tres horas y cuarto que habló ante la Asamblea Legislativa. Y allí prometió: “No me va a temblar la mano para tomar las decisiones que se deben tomar”. Y pidió: “Créanme que no solamente tengo un compromiso en la dirección de este cambio con mis propias convicciones y con mi historia como militante, legisladora y Presidenta, sino también por la persona que más he querido en toda la vida y por todos los compañeros que dieron su vida para tener un país mejor”.

Afuera las manos ya estaban rojas de aplaudir, la garganta gastada seguía aguantando a la disfonía y los cánticos se sucedían uno tras otro. “Porque llevo la bandera, la de Néstor y Cristina”, cantaban mientras hacían flamear las banderas de La Cámpora al frente de la Plaza, acompañadas por las del resto de la juventud y agrupaciones kirchneristas, como el Movimiento Evita, Kolina, los Descamisados, la Tupac Amaru, los Kumpas, el Partido Comunista Congreso Extraordinario, la Corriente Peronista, el Frente Transversal, la Corriente Nacional Martín Fierro, Peronismo Militante y Peronismo Kirchnerista.

Un momento especial del mensaje de Cristina fue el reconocimiento al juez español Baltasar Garzón, por su “rol en la defensa de los derechos humanos” y en especial por el aporte al esclarecimiento de los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Argentina por la dictadura cívico militar. Garzón vino especialmente a Buenos Aires a participar del acto y se ubicó en un palco del Congreso, junto a las presidentas de Abuelas, Estela de Carlotto, y de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini; y fue aplaudido de pie por la Jefa de Estado, diputados y senadores.

Cristina le habló a la oposición y le dijo que “no valió la pena tanta pelea, es importante que nos acerquen mejores ideas, que no se dejen manejar la agenda por tres o cuatro monopolios que les importa un corno la Argentina”.

El peor momento para Videla, el mejor para nosotros

Afuera el agite no cesaba, y la militancia a ful entonaba: “somos los pibes que bancamos a Cristina por la patria venimos a militar, soldado soy del General, este proyecto vamo’ a bancar, ya van a ver, vamo’ a volver, esta llegando la JP”.

Los compañeros escucharon atentamente el discurso y se vieron emocionados ante la anécdota que contó la Presidenta al referirse al titular de un diario nacional donde el ex dictador Jorge Rafael Videla expresaba “mi peor momento llegó con los Kirchner”. Tras la emoción de Cristina, porque le hubiera gustado compartir la lectura de ese titular con Néstor Kirchner, los militantes que estaban dentro y fuera del recinto comenzaron a cantar a viva voz: “Néstor no se murió, Néstor no se murió, Néstor vive en los pibes que están cobrando la Asignación”.

La Presidenta puntualizó que “la Argentina sigue protagonizando desde 2003 uno de los crecimientos vigorosos económicos con inclusión social de los que se tengan memoria, en el marco de una situación internacional, según propias estadísticas de FMI, que ubica después de China e India a la Argentina como el país de mayor crecimiento del mundo en 2011”. En esa misma línea, destacó que “hemos logrado perforar el índice de desocupación, al 6,7% en el ultimo trimestre de 2011”. Cristina les dijo a “legisladores, intendentes, sindicalistas, ciudadanos y ciudadanas en general, tengamos clara conciencia del mundo en que estamos viviendo y el país que hemos logrado conseguir. No me canso de apelar a la unión”.

La jefa de Estado remarcó que “una de las claves que tuvo la década del ‘90 fue el fuerte endeudamiento, que comenzó el 24 de marzo de 1976. El golpe de Estado marcó el inicio de la caída de Argentina que no se detuvo, que tuvo un interregno de crecimiento artificial, pero que fue sostenido por endeudamiento formidable”.

“Este año recién este gobierno va a terminar de pagar el Boden12, que no fue a fondos de afuera, se formuló para pagarle a los argentinos a los que los bancos de este país no les devolvieron los ahorros. Argentinos que tal vez nunca vieron ni verán un dólar, que tuvieron que contribuir con 19.600 millones de dólares que pagamos desde 2005 hasta 2012”, precisó la Presidenta, quien consideró que “hubiera sido fácil para el presidente Kirchner, decir bueno yo no tuve nada que ver con el corralito, pero se hizo cargo”.

Cristina sí se hace cargo

También le respondió a Mauricio Macri, quien resolvió empezar a “devolver Buenos Aires”, a partir de no aceptar el traspaso de los subtes luego de haber inflado 126 por ciento el precio del boleto, para llevarlo de $1,10 a $2,50. “Ahora descubrió que los vagones eran viejos, qué se creía, que era alcalde de Nueva York. No; es de la ciudad de Buenos Aires, de una ciudad devastada”, subrayó Cristina.

La jefa de Estado volvió a hablar de Malvinas, a poco de cumplirse 30 años del alocado intento criminal de la última dictadura militar de recuperar a costa de la sangre de cientos de jóvenes que jamás en su vida habían visto un fusil. “Malvinas, se ha convertido en una causa regional, americana y global. Y que es necesario abordar con seriedad lo que estamos haciendo. Queremos que se respete la resolución 2060, reconocimiento a la diplomacia del presidente Arturo Illia. Hemos estado ideando una serie de acciones con la Procuración del Estado para enviar cartas a los órganos bursátiles, notificando de la litigiosidad”, indicó la Presidenta, quien remarcó: “Soy antes que nada argentina, una argentina que nació en la lucha colonial, cada uno de nosotros no puede permitir que haya un enclave colonial”. Y puntualizó: “Acá en Malvinas, ni derecha ni izquierda, Malvinas nada más”.

Y tras dejar en claro que “somos gente paz y de derechos” los militantes comenzaron nuevamente con sus cánticos: “Qué te pasa pirata, no te olvides del encadenado, cuando Mansilla y Rosas te la dieron allá en Obligado. Qué te pasa pirata, acordate del agua hirviendo, cuando allá en Buenos Aires todo el pueblo te sacó corriendo. Yo, pirata, no me olvido de Malvinas. Me acompaña toda América Latina. Yo, pirata, no me olvidé de Malvinas, ahí nuestros pibes dieron la vida. Las Malvinas son argentinas”  Y así los compañeros siguieron cantando y bailando, ahora, bajo un sol radiante de una verdadera jornada peronista.
Chaco

El domingo 15 de octubre, en el marco del 32° Encuentro Nacional de las Mujeres, más de dos mil militantes de todo el país participaron de la Plaza de Mujeres Kirchneristas y se encolumnaron en la masiva Marcha General en Chaco.

IMG-20171015-WA0073
Ciudad de Buenos Aires

​El martes 17 de octubre, con la emoción a flor de piel luego del acto en Racing con Cristina, militantes de los colectivos de Adultos Mayores y Diversidad se reunieron en el Centro Político y Cultural "El Hormiguero" del barrio de Monserrat junto a las candidatas de Unidad Porteña, Marisa Herrera, Marcela Tobaldi y Mónica Revelli y al Legislador de la Ciudad de Buenos Aires, Pablo Ferreyra.