Ellos Dicen

Te Grita el Titular

El titular grita, dice con palabras explosivas, y denota un pensamiento claro. En el caso del titular de la nota, sobre el debate que se está programando entre los candidatos porteños, para las próximas elecciones de la ciudad de Buenos aires, grita y hace creer al lector, que el candidato Daniel Filmus no acepta debatir con el candidato Fernando Pino Solanas y con el actual Jefe de Gobierno de la Cuidad y también candidato, Mauricio Macri.

No solo denota la negativa del candidato del Frente Para la Victoria,  sino que además connota un sinfín de preguntas que claramente el artículo no va a responder, logrando al lector un cuestionamiento sobre él por qué de esa disyuntiva. Además coloca palos en la rueda, y ambiciona con que la imagen, en este caso específico de Daniel Filmus haga ruido. Que el lector se pregunte “¿Qué esconde Filmus?” “¿Por qué lo hace?” “¿Por qué, si no quiere ir él, no manda a su compañero de fórmula?” De ahí a simular un juego de asociación con el Gobierno Nacional, en forma de espiral imparable que busca el desequilibrio de distintas fuerzas, hay un solo paso.
Puede parecer rebuscado, pero tenemos derecho a desconfiar de aquellos que han hecho del parafraseo una regla, y de hacer periodismo tomando a las palabras fuera del contexto en el que fueron expresadas

Según la nota, Filmus sostiene que el debate debe realizarse en “campo neutral”, y plantea la posibilidad que la discusión se realice en un canal de aire, para que todos puedan verlo, no solo el publico que goza del beneficio del canal de cable.
Un canal de televisión es un lugar desde donde se transmite un mensaje. Si el mensaje es periodístico, hay periodistas, que dicho sea de paso día a día van llevando notoriamente al lugar que ellos deciden la información que deciden comunicar. Y lo llevan a través de la palabra, pero también mediante los recursos de los titulares; los videographs con sus frases y sus constantes bajadas de líneas.
Si estamos hablando de un canal de televisión cuya postura ideológica es de pelea constante respecto de las políticas públicas propuestas por el Gobierno Nacional, ahí ya tenemos un buen marco de referencia acerca de hacia dónde va a transcurrir el “debate”.
Todo esto sin contar que aceptar las reglas del juego que impone el canal de TV en cuestión conlleva a aceptar la monopolización del debate por parte de un grupo determinado, con un formato específico, con lugares determinados para cada candidato, con temas establecidos y sin la variabilidad que puede llegar a tener la formación de un plantel de periodistas que tengan distintas posturas frente a los tópicos a tratar.

Luego de remarcar la “posición” de Filmus frente al debate, del miedo logrado por esa verdad que parece que los demás candidatos van a transmitir, la nota sube rápidamente y empuja toda esa información que forma al principio, con un párrafo en el cual se retruca y ponen como válido y “como al pasar” todo eso que dijeron antes, produciendo nuevamente un impacto.

Ellos dicen: “Lo que llama la atención es que el canal TN, donde se realizaron los debates porteños de 2003 y 2007, ya había ofrecido “liberar la señal” para que otros canales la tomen y la transmitan”. Ahora, la cuestión es… ¿Qué nivel de legitimidad tiene ese párrafo?, o mejor dicho, ¿Qué sabemos nosotros sobre la verdad en aquellas palabras? ¿A alguien le consta esto?
La postura de Filmus no parece tan alocada. En principio sería más lógico dar la posibilidad a todos de ver en vivo aquel debate en un canal de aire, y no jugar con el “retransmitirlo”. Por otra parte, plantear un debate en un piso de TN significa darle a los otros dos candidatos, Solanas y Macri, una ventaja desde el minuto cero, dado el millaje que tienen en su haber estos dirigentes en el canal en cuestión.

La nota, a esta altura es evidente, pretende colocar a Macri en el pedestal de héroe popular, mostrando un personaje sin miedo a referirse a  ningún tópico o  dar explicaciones lógicas de los constantes llamados de atención sobre los problemas de la cuidad, ya sea como actual jefe de gobierno o como candidato.

La posición es clara, hablan de Mauricio Macri como primero en las encuestas, se refieren a un simple acto de compromiso en relación al debate, pero mientras van terminando la nota, tiran una vez más la piedra para revalidar su postura, donde dicen: “en el PRO no tienen ninguna desesperación por confrontar y Filmus les dio la excusa perfecta para pasar de largo en 2011, tras haber debatido en 2003 y 2007”. La postura es clara, ¿no?

Al final, en el último párrafo, se concreta la postura del otro candidato, ubicándolo entre los otros dos. Elevando la imagen de uno, destruyendo al otro, y posicionando al tercer candidato en la idea neutra, mejor dicho, la otra opción en caso de que las cosas no salgan como ellos quieren.

En síntesis, es sumamente reivindicable la postura del candidato del Frente Para la Victoria, que de manera muy inteligente supo sortear la trampa que intentaron tenderle desde el Grupo Monopólico con la complicidad de sus dos candidatos: el Jefe de Gobierno Macri y el “opositor” Solanas.