Economía

Un año perdido también para los jóvenes

Según el CITRA, durante los primeros meses de gobierno macrista la tasa de desempleo juvenil creció varios puntos más de lo que avanzó la desocupación general, volviendo a valores previos a 2007.

desempleo

La investigación realizada recientemente por el Centro de Innovación de los Trabajadores (CITRA) arrojó que durante el segundo trimestre de este año la tasa de desocupación entre los jóvenes de entre 15 y 24 años fue del 24,6% (30.33% las mujeres y 21.6% los hombres), mientras que en el mismo período del año pasado fue del 19% (22.7% las mujeres y 17.1% los hombres).

Asimismo, según las primeras cifras oficiales del INDEC, la desocupación en el segundo trimestre del año se ubicó en el 9,3%, algunos puntos por encima del 6,6% del mismo período del año pasado. Esto quiere decir que mientras la desocupación general creció casi tres puntos porcentuales, entre los jóvenes lo hizo casi seis puntos. Asimismo, la desocupación juvenil es más alta entre las mujeres.

Si bien no deja de asombrarnos, no nos sorprende, ya que la política económica de Macri estuvo orientada desde el primer día a beneficiar únicamente a los ricos y perjudicar a los pobres. Mientras se le dió miles de millones a los fondos buitre y se quitó las retenciones a la soja, se redujeron el salario real y las jubilaciones, alcanzadas por la inflación y el aumento de las tarifas de energía y transporte. Como consecuencia, los niveles de consumo popular caen y eso trae aparejada una caída de la actividad económica, lo cual se traduce en una reducción del empleo y del salario.

Este es el cuadro de situación de la Argentina de hoy, y los más afectados/as son aquellos/as que no terminaron el secundario y/o sufren la precariedad laboral, ya que serán los primeros en ser despedidos. Y éstos/as, en su mayoría, son jóvenes.

¿Qué hizo al respecto el macrismo? Su primer medida fue firmar en mayo un convenio con McDonalds, según el cual la empresa se comprometió a contratar a 5000 jóvenes de entre 18 y 23 años, con una remuneración de $4.500 por siete horas diarias de trabajo. Su segunda medida fue firmar un convenio con la empresa L’Oréal, la cual, en el marco de su fundación “Belleza por un futuro”, se comprometió a formar 1.500 mujeres de barrios vulnerables para que aprendan el oficio de la peluquería y el maquillaje, y de esta manera brindarles herramientas para que puedan acceder a un empleo. Si tenemos en cuenta de que se trata de números bastante poco significativos a nivel macro, y a eso le sumamos el hecho de que los niveles de actividad y de consumo tienden a la baja, es difícil pensar en que se trata de una búsqueda de soluciones efectivas a la desocupación. Más bien parece ser puro maquillaje con el fin de que los argentinos sepamos que ya no estamos “aislados del mundo”.

No hace falta aclarar que, a pesar de lo mucho que se avanzó en materia laboral desde aquel 25 de mayo de 2003, son muchas las cuentas pendientes que quedaron el 9 de diciembre de 2015 para con los trabajadores, en especial los que se encuentran en la informalidad. Lo que planteamos es que hay dos maneras contrapuestas de plantear las soluciones desde el Estado. La de la “grasa militante” que presenta soluciones “de cotillón” y otra que se expresa en la experiencia de los gobiernos de Néstor y Cristina. Durante esos 12 años, el Estado intervino en la economía para garantizar derechos, motorizar el consumo y promover la producción y el empleo, manteniendo estables los niveles de actividad, aumentando salarios y jubilaciones por encima de la inflación y ampliando la cobertura de la seguridad social. En cuanto a la juventud, se implementaron programas como el FinES, el Progresar, el Jóvenes con Más y Mejor Trabajo, o el Proemplear, gracias a los cuales muchos jóvenes pudieron retomar la secundaria, aprender un oficio o ser el primer/a universitario/a de la familia.

En cuanto a los números, el Banco Mundial publicó un informe en el 2014 según el cual la Argentina pasó de tener un 34.3% de desempleo juvenil en 2002 a un 14,1% en 2014, lo cual significó una reducción del 58,89%. Como dijo Carlos “El Indio” Solari, fijate de qué lado de la mecha te encontras, porque con tanto humo el bello fiero fuego no se ve.

Buenos Aires

En Lomas de Zamora existe desde hace años una comunidad de cartoneros y cartoneras que comenzaron con la actividad como alternativa a una situación económica adversa, allá por el 2001 cuando el gobierno de la Alianza compuesto por funcionarios que hoy nuevamente ocupan cargos nacionales, dejaban al país inmerso en una profunda crisis económica y más de 30 muertos en las calles de la Argentina.

Daniela Vilar, concejala y responsable política de La Cámpora en Lomas de Zamora, junto a recuperadores/as urbanos protagonistas de la nueva ordenanza municipal.
Noticias

Una multitud salió este lunes a la calle para manifestarse en Buenos Aires contra el acuerdo de Macri con el Fondo Monetario Internacional, convocada por un amplio abanico de organizaciones sindicales, políticas, sociales, organismos de Derechos Humanos y colectivos artísticos, bajo la consigna "La Patria no de rinde, la independencia no se negocia".

3dbaa4ae-6323-43b0-b9e6-bfdf80a3d30f