Patria Grande

Golpe a la democracia popular

La mayoría del Senado brasileño encubrió con mentiras y fraude el golpe institucional gestado en contra de la presidenta Dilma Rousseff y los 54 millones de brasileños que la eligieron en las pasadas elecciones.

senado brasil

Un golpe que empezó a organizarse desde diciembre del año pasado y que incluye la vergonzosa sesión en la Cámara de diputados brasileña, donde los alegatos para destituir a Dilma lindaron el absurdo, tiene como único objetivo detener fácticamente un proyecto político que le permitió a Brasil dar un salto en su crecimiento productivo con inclusión social, defender los recursos naturales, generación de empleo, combate a la pobreza con la salida de la miseria de mas de 35 millones de habitantes brasileños que vivían en condiciones inhumanas.

El poder económico nuevamente, por mecanismos antidemocráticos vuelve a torcer la voluntad popular, esta vez sin la necesidad de utilizar a las fuerzas armadas, pero con el mismo objetivo, dar fin a los gobiernos populares y democráticos que desde hace mas de 12 años vienen ampliando los derechos y generando mayor inclusión en la población.

No es casual que una de las primeras medidas del gobierno golpista en Brasil fuera buscar la privatización de Petrobras para darle ingreso a Shell a los yacimientos encontrados en mar brasileño.

Sin embargo el golpe en Brasil no se puede disociar del golpe en Paraguay hace 4 años, con la misma mecánica y como primer ensayo, un grupo de parlamentarios movilizados por los centros económicos, destituyeron al Presidente Lugo, faltando poco menos de un año para que finalizara su mandato.

Ayer, simultáneamente mientas transcurrían las mas de 48 horas que demoró a los 61 senadores brasileños fundamentar el Golpe, y acusar a Dilma de corrupta, aunque la Justicia haya dicho lo contrario, y donde la mayoría de esos senadores si tienen denuncias firmes de corrupción, el Instituto Lula y el Instituto Patria, eran denunciados por los mismos supuestos hechos de irregularidad administrativa.

El Golpe es contra Dilma y el pueblo brasileño, pero no se detiene en Dilma ni en Brasil. En Argentina el modelo de exclusión social, destrucción productiva y represión política solo pudo haber sido instalado luego de un arsenal de mentiras mediáticas en contra del Proyecto y su conductora. Mismo mecanismo que fue utilizado para evitar la reforma constitucional en Bolivia donde las calumnias y mentiras alrededor del presidente Evo Morales Ayma, llegaron al punto de inventarle un hijo y su supuesta negación al mismo, todo se probó mentira una vez que el referéndum había sido negativo.

Mañana sin mayor difusión mediática, la oposición mas extrema y radical de Venezuela, ha llamado a “tomar Caracas”, y tener por la fuerza el gobierno popular de Nicolás Maduro. Todo en la misma semana y con los mismos objetivos, detener los gobiernos democráticos y populares, denostar y difamar a los líderes que han protagonizado el mayor avance en las conquistas sociales de los últimos 50 años. Y al mismo tiempo orquestar un golpe al corazón del Mercosur, impidiendo que Venezuela asuma su presidencia como corresponde.

Lo ocurrido en Brasil es otra expresión mas del avance de la derecha en la disputa de los Estados vs las Corporaciones. Cada vez es mas imperativa la organización continental para hacer frente al avance de la derecha y su voracidad depredadora. Defender los derechos conquistados y las instituciones que los Patriotas junto a los pueblos hemos construido, Unasur, Celac, Mercosur.

Repudiamos el golpe de Estado en Brasil y el avance antidemocrático en toda la región.

 

Patria Grande

El gobierno nacional firmó un acuerdo con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para la entrega en comodato de un inmueble ubicado en el barrio de Pompeya, que será utilizado "de manera exclusiva al alojamiento de las personas infractoras de la Ley 25.871", es decir, se creará el primer centro de detención de inmigrantes con el supuesto objetivo de combatir la irregularidad migratoria.

0010692270-720x340
Ciudad de Buenos Aires

Falta de información, licitaciones poco claras y obras sin terminar son denominadores comunes que atraviesan la gestión educativa en la Ciudad de Buenos Aires. El caso de la Comuna 13.

GACE6