Noticias

“Ha llegado la hora de la mujer argentina”

n_1594_2_6

63 años pasaron ya del legado de las grandes mujeres de la historia argentina que hicieron todo para que la mujer sea ciudadana.

Antecedentes como los de Cecilia Grierson, primera medica argentina (1889); Alicia Moreau de Justo, quien fundó el Comité Pro Sufragio Femenino (1907) y Julieta Lanteri, que logró inscribirse en el padrón municipal y votar en 1911, siendo en 1929 la primera candidata a Diputada por la Unión Feminista Nacional; y el posterior avance sin cansancio de Alfredo Palacios a través de diversas propuestas legislativas, finalmente un 9 de septiembre de 1947, se sancionó la Ley N° 13.010:

Las mujeres argentinas tendrán los mismos derechos políticos y estarán sujetas a las mismas obligaciones que les acuerdan o imponen las leyes a los varones argentinos”, señalaba la normativa.

Un 23 de septiembre del mismo año, epopeya de la historia peronista, la Plaza de Mayo se vistió nuevamente de pueblo, expectante al debut de Evita en el balcón de la Casa Rosada. Ante la entrega del decreto de la promulgación de la Ley N° 13.010, como símbolo de la lucha del gobierno por conceder igualdad de derechos a la mujer, Evita habló:

“…Ha llegado la hora de la mujer que comparte una causa pública y ha muerto la hora de la mujer como valor inerte y numérico dentro de la sociedad. Ha llegado la hora de la mujer que piensa, juzga, rechaza o acepta, y ha muerto la hora de la mujer que asiste, atada e impotente, a la caprichosa elaboración política de los destinos de su país, que es, en definitiva, el destino de su hogar. Ha llegado la hora de la mujer argentina, íntegramente mujer en el goce paralelo de deberes y derechos comunes a todo ser humano que trabaja, y ha muerto la hora de la mujer compañera ocasional y colaboradora ínfima. Ha llegado, en síntesis, la hora de la mujer argentina redimida del tutelaje social, y ha muerto la hora de la mujer relegada a la más precaria tangencia con el verdadero mundo dinámico de la vida moderna.”

La Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, declaró en 1948 que “Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos” y que “Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país”, reconociéndose así el derecho al voto femenino de manera internacional. Asimismo, la Convención Sobre Los Derechos Políticos De La Mujer aceptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas explicitó “Las mujeres tendrán derecho a votar en todas las elecciones en igualdad de condiciones con los hombres, sin discriminación alguna.” Esto entró en vigencia el 7 de julio de 1954, sellando internacionalmente el derecho de la mujer al voto y a ejercer cargos públicos.

67 años pasaron de aquella primera sanción de la Ley N° 13.010. 67 años de ese primer balcón que inmortalizaría la imagen de aquella mujer que logró materializar el sueño argentino del femenino colectivo por la reivindicación de derechos. Y 63 años pasaron de su primera aplicación.

El 11 de noviembre de 1951, bajo el primer gobierno del General Perón, las mujeres se hicieron valer en las urnas, como cualquier ciudadano.

Ser ciudadana, para la mujer, es la reivindicación de derechos en cuanto humanos, es reconocer a la mujer como a cualquier ser humano. Y es más. Ser ciudadana para la mujer es ser madre, hija, niña, abuela, gobernadora y presidenta. Ser ciudadana es ser ministra, tía, sobrina, prima y diputada. Ser ciudadana es ser senadora, intendenta, concejala. Ser ciudadana es representar al pueblo, como mujer, como ser humano y como parte del colectivo que forma parte de la historia.

Sin ser ciudadana no se podría ser Presidenta.

Hoy, a 63 años de aquel 11 de noviembre, una mujer puede gobernarnos, tan aguerrida y vivazmente como cualquier gran ejemplo de la historia. Cristina.

Miremos hacia atrás para ver lo que hubiéramos perdido si no hubiéramos ganado.

Derechos, soberanía, amor, dignidad, compromiso. Libertad. Independencia. Dos hombres y dos mujeres en la historia argentina nos demuestran la igualdad de derechos. Un hombre y una mujer nos representan bajo esta bandera, día a día en Argentina. Al menos cuatro, precedentes históricos en el mundo.

Militancia

La provincia del Chaco nuevamente está sufriendo las consecuencias de una catástrofe climática sin precedentes. En sólo 4 meses hemos superado el promedio anual de precipitaciones. Esto, sumado a la falta de obras de infraestructura, al ahogamiento al que el gobierno nacional condujo a las provincias con la quita del Fondo Sojero, la firma del Pacto Fiscal y la cancelación de obras por financiamiento PPP, se traduce en más sufrimiento para quienes padecieron el agua en sus casas.

Lucila Masin (1) (1)
Economía

Argentina está atravesando una delicada situación financiera que repercute en la economía real y en la vida de todos sus ciudadanos. La manifestación más palpable de ello es la suba del denominado “Riesgo País” un indicador que estuvo en el centro de la escena durante la crisis de la convertibilidad y su posterior estallido a fines del 2001. Posteriormente, durante el período kirchnerista quedó relegado a un segundo plano, para resurgir con fuerza durante el gobierno macrista. En las últimos horas el Riesgo país de Argentina escaló por encima de los 1000 puntos básicos, (100 puntos básicos equivalen a un 1%) un máximo en el último lustro, que encendió las alarmas de todo el mundo financiero.

6d8b16cb-6a39-4050-9c91-27740c96fa29