Derechos Humanos

Derechos Humanos: pilar de la década ganada

Decada ganada 5

Néstor recibió un país destruido. La realidad social había estallado aquel diciembre de 2001, dejando un saldo de 39 muertos, además de una tremenda situación estructural: un cuarto de la población sin trabajo, la mitad de los argentinos en situación de pobreza. Los genocidas, primeros artífices del modelo neoliberal impuesto mediante el terrorismo de Estado, estaban en libertad. Sin justicia, con impunidad; sin derechos humanos, la Argentina estaba sumergida en el infierno.

25 de mayo de 2003: Néstor asumió como Presidente de la Argentina el 25 de mayo de 2003, vino para quedarse en la historia de nuestra patria y en el corazón del pueblo. Porque vino a proponernos un sueño, que se hizo realidad: reconstruir la solidaridad, el compromiso y los valores de igualdad y de dignidad, recomponer un país en serio, sacar a la Argentina del infierno y llevarla a un horizonte de crecimiento, poniendo como eje a la política de inclusión social, de solidaridad con el prójimo, con el que más lo necesita, y  amor por este extenso y hermoso suelo en el que habitamos. Esto es sólo posible con un Estado presente, fuerte, que trabaje intensamente por el bienestar de todos y todas.

Somos hijos de las Madres y las Abuelas: Néstor se abrazó inmediatamente con las Madres y con las Abuelas de Plaza de Mayo. Recogió sus banderas y las transformó en política pública, en acciones de Estado. Néstor se apoyó en los organismos de derechos humanos, que habían resistido durante la debacle, que nunca había bajado sus banderas, que eran el ejemplo y la luz de esperanza para el resto de la sociedad. Los derechos humanos se transformarían así en el pilar de nuestra década ganada.

Fin de la represión a la protesta social: Néstor fue claro y contundente desde el comienzo: no iba a reprimir la protesta social. Con el tiempo, el conflicto y la protesta se irían encausando durante la década a través de mejoras en las condiciones de vida de las personas y en la institucionalidad que canalizó los reclamos a través de más trabajo, mejoras salariales, paritarias, programas de inclusión de los sectores vulnerables.

Cooperación en extradiciones: Apenas asumido dispuso que la justicia de la Argentina interviniese en todo pedido de colaboración o extradición de imputados en causas de lesa humanidad, proveniente de los tribunales extranjeros.

Imprescriptibilidad: En agosto de 2003 firmó el decreto de adhesión efectiva a la Convención de las Naciones Unidas sobre la imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad. Semanas posteriores el Congreso de la Nación le otorgó jerarquía constitucional.

Corte Suprema: Se dio inicio al proceso que terminó reformando a la Corte Suprema. El presidente Kirchner se autolimitó en la selección de los jueces e instrumentó mecanismos transparentes para las designaciones de sus nuevos integrantes frente a la remoción y renuncias de los magistrados que habían sido parte necesaria y estructural de la impunidad durante la década del 90.

Invalidez e inconstitucionalidad de las leyes de impunidad: el Congreso Nacional a través de la ley 25.779 declaro la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. En el 2005 la Corte, ya renovada, resolvió la  invalidez e inconstitucionalidad de las leyes de impunidad y la validez de la ley 25.779 sancionada en el 2003. La impunidad comenzaba a ceder y dar paso a los procesos judiciales que luego serían ejemplo en todo el mundo.

Descolgando los cuadros de Videla y Bignone. Abriendo la ex Esma: Fue el 24 de marzo de 2004 Néstor abrió la ex Esma a toda la sociedad y en un discurso que quedará en la memoria de todo el pueblo pidió perdón en nombre del Estado Nacional “por la verguenza de haber callado durante 20 años de democracia tantas atrocidades”. Horas antes había hecho descolgar el cuadro de Videla y el de Bignone de la pared del Colegio Militar, pues no debían ser reconocidos como ilustres militares sino como asesinos repudiados por el pueblo argentino.

Creación del Espacio por la Memoria: Ese mismo día anunció la creación en el predio de la ex Esma del Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos. La ex Esma y otros tantos sitios del terror, la tortura y la muerte, fueron señalizados y transformados en espacios abiertos a toda la sociedad donde hoy se desarrollan actividades educativas, culturales, artísticas, políticas.

Señalizaciones de sitios vinculados al terrorismo de Estado: A partir de ese momento la recuperación de los lugares vinculados a la represión fue política de Estado. Si bien hubo dos señalizaciones en 2005 (el CCD “El Chalet” del Hospital Posadas) y  2006 (la Base Almirante Zar en Trelew), en 2007 se inicia de manera sistemática esta política, a partir del diseño de los pilares de Memoria, Verdad y Justicia y, desde 2011, también con las placas o carteles que representan ese mismo concepto e identidad gráfica. En la actualidad existen 62 sitios en todo el país, donde hubo terror, tortura y muerte.

Control político y democrático de las fuerzas armadas: La perspectiva de defensa irrestricta de los derechos humanos y el aprendizaje acerca del terror sufrido hicieron que el mismo Presidente, al reglamentar por decreto la Ley de Defensa Nacional, dispusiera la necesaria distinción entre “defensa nacional” y “seguridad interior”, poniendo a las fuerzas armadas bajo el control político democrático, garantía necesaria para que las fuerzas armadas estén al servicio de la paz, la democracia y del pueblo argentino. De esta forma se desanda la tradición golpista de las fuerzas armadas durante el siglo xx, que tanta tragedia y sangre de nuestro pueblo derramó con el bombardeo del 55, la Doctrina de Seguridad Nacional, el aniquilamiento a la subversión y el terrorismo de Estado.

Leyes reparatorias: En 2009 el Senado de la Nación sancionó una ley que amplió los beneficios establecidos por las leyes 24.043 y 24.411 a las personas que fueron víctimas de violaciones a los derechos humanos entre el 16 de junio de 1955 y el 9 de diciembre de 1983. Esto cubre a las personas que en dicho período fueron víctimas de desaparición forzada o asesinados, y los detenidos, procesados y condenados por el Decreto 4161/55, a las víctimas del bombardeo del 16 de junio de 1955 y las del 16 de septiembre de 1955, así como a los militares que en esos episodios permanecieron fieles al orden constitucional o el Plan Conintes (Conmoción Interna del Estado) así como los detenidos a disposición de juzgados federales o provinciales y/o quienes fueron sometidos a regímenes de detención por razones políticas.

También se crea la Ley 25.914 (Hijos) que establece beneficios para las personas nacidas durante la privación de la libertad de sus madres, o que siendo menores permanecieron detenidas en relación a sus padres, siempre que cualquiera de éstos haya estado detenido y/o desaparecido por razones políticas, ya sea a disposición del Poder Ejecutivo Nacional y/o tribunales militares; y para aquellas que por alguna de esas circunstancias hayan sido víctimas de sustitución de identidad. Con esta ley el Estado reconoce las apropiaciones y detenciones de menores.

Juicios por delitos y crímenes de lesa humanidad. Los juicios son ahora!: La primera condena llegó en septiembre del 2006. El genocida Etchecolatz fue condenado a reclusión perpetua por delitos de lesa humanidad. De aquel camino iniciado hasta la actualidad podemos afirmar que la justicia desarrolló 95 juicios por los que condenó a 386 represores, habiendo 994 procesados, es decir, personas que se les ha dictado al menos un auto de procesamiento. De estos procesados, el 60% ya cuentan con una o más causas elevadas a juicio. De los 386 condenados, el 30% fue condenado por privaciones ilegítimas de la libertad, el 28% por tortura. El 44% fue condenado a prisión o reclusión perpetua.

El Genocidio Armenio. El 1 de abril de 2011 se dictó en nuestro país una sentencia sin precedentes en el mundo: en un juicio por la verdad que había comenzado en el 2000 Gregorio Hairabedian, se resolvió que Turquía ejecutó y planificó un GENOCIDIO contra el pueblo armenio.

Plan sistemático de apropiación de bebés. Bucamos los 400 nietos faltantes: En el año 2012 un fallo ejemplar condenó a Videla a 50 años de prisión en el juicio que comprobó el Plan Sistemático de Robo de Bebés, con el que queda demostrado aquello que las Abuelas de Plaza de Mayo sostuvieron durante más de 35 años de lucha. También se pasó el banco nacional de datos Genéticos bajo la órbita del Ministerio de Ciencia y Tecnología, llevando una respuesta más  rápida y segura a los jóvenes que se efectúan los análisis genéticos.

Las Abuelas son ejemplo de dignidad y coraje, ellas han logrado en esta década recuperar la identidad de 35 nietas y nietos que estaban apropiados. Pero su lucha continúa, y es nuestra tarea junto con ellas continuar con la búsqueda de los 400 nietos y nietas que aún no han sido restituidos.

Buscamos los restos de nuestros desaparecidos: Gracias al apoyo que recibe del Estado, el EAAF (Equipo Argentino de Antropologia Forense) fortalece la campaña de identificación de restos de detenidos desaparecidos. Se crea el Banco de Sangre de Familiares y sólo en 2012 se logran identificar 63 cuerpos de detenidos desaparecidos. El trabajo con las tecnologías de reconocimiento con muestras de ADN multiplicó las identificaciones en forma exponencial. Pasaron de diez a veinte por año antes de 2008, a números que estarán entre ochenta y cien por año.

Complicidad civil con los militares: Los juicios por delitos de lesa humanidad continúan no sólo para los militares involucrados en el terrorismo de Estado sino también para aquellos civiles que fueron cómplices. En este marco recibió condena el cura Cristian Von Wernich, el ideólogo José Martinez de Hoz, avanzó la querella por Papel Prensa (la empresa del papel para periódicos que fue brutalmente despojada a sus dueños y transferida a Clarín, La Nación y La Prensa). Continúa el juicio a Blaquier por su responsabilidad en lo que se conoce como La Noche del Apagón, comenzó a investigarse la responsabilidad de los directivos de la cementera Loma Negra en la represión, así como la de la Mina Aguilar en Jujuy. Se inició también el proceso a directivos de la Ford por su complicidad con la entrega de trabajadores detenidos desaparecidos.

Trata de personas: Otro de los avances en esta década ganada es la nueva legislación sobre la trata de personas. Este no es un problema nuevo y no es la primera vez que ocupa un lugar en la agenda pública. Los registros históricos dan cuenta de un largo interregno de silencio sobre la problemática de la trata, que nunca dejó de existir y que fue naturalizándose en la sociedad. Desde el año 2008 más de 4500 personas han sido rescatas de las redes de la trata. Aproximadamente, la mitad de ellas ha sido sometida a situaciones de explotación sexual y prostitución, y otro tanto a condiciones de trabajo profundamente denigrantes, rayanas con la servidumbre y la esclavitud. En 2008 se sancionó una ley contra la trata de personas, se crearon dispositivos específicos para rescatar y asistir a sus víctimas, se prohibió la promoción de mensajes que fomenten la explotación sexual y los distintos organismos del Estado se fueron articulando para dar una respuesta cada vez más integral a esta problemática.

Las estadísticas oficiales revelan que el aumento del número de liberaciones de las redes de trata ha sido exponencial desde 2008, cuando se sancionó la ley 26364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y asistencia a sus víctimas. En el año 2012 1.568 las víctimas recuperaron su libertad, un 257% más que en 2009, cuando habían sido 439.

Década Ganada: Estos diez años de derechos recuperados, garantizados y ampliados son el ejemplo contundente de por qué la Presidenta definió este período como la Década Ganada. Estos diez años contrastan con otras décadas tristemente recordadas: la década infame de los 30s, la casi década del terrorismo de Estado del 76 al 83, la década perdida de los 80s, la década de la impunidad y el neoliberalismo de los 90s. Del 2003 al 2013 hemos ganado diez años, hemos ganado el futuro. Seguiremos militando unidos y organizados para que los Argentinos sigamos ganando décadas de ampliación de derechos para todas y todos.

 

Medios

En el marco del silenciamiento de voces disidentes con el oficialismo, se dio a conocer la desvinculación del periodista Víctor Hugo Morales de C5N, a pesar de sus altos niveles de audiencia.

vhm