Cultura

El Estado que soporta

Bandas soporte, teloneras, invitadas. En el suplemento NO de Página/12 del día de ayer salió publicada una nota del periodista Javier Aguirre que narra muy atinadamente el drama de  estas bandas. Allí se explica cómo funciona la mitología rocker que sitúa al artista soporte en lugar de “gil”, ya sea porque toca temprano, porque no le permiten probar sonido, porque el tiempo para tocar es acotado, porque la técnica no es buena, porque no tiene publicidad, y porque incluso hasta tiene que pagar para tocar. En fin, Aguirre desarrolla esta vil idea que supone que el artista consagrado es bueno y el otro no, es por eso que para el “bueno” hay traslados, catering, notas, fantásticos y fanáticas, y hoteles lujosos; y para el otro, nada, porque el mercado en conjunto hace que sea así.

Pero no todas las oportunidades para las bandas emergentes son las mismas y hoy tenemos un Estado que es el que soporta. Maravillosa Música es un concurso federal de bandas de distintos géneros que proporciona a los jóvenes y a sus bandas la oportunidad de hacerse escuchar. Es una política que busca la democratización del acceso a la cultura en donde las bandas soportes se transforman en las protagonistas. Los jóvenes músicos tienen la oportunidad de tocar junto a grandes artistas consagrados compartiendo el mismo escenario, con el mismo equipo técnico profesional y con los mismos ‘beneficios’ que las bandas grosas.

El año pasado el concurso se realizó en 115 localidades del interior, en las 23 provincias argentinas y en la Capital Federal en donde más de 600 bandas y más de 3.500 jóvenes músicos se hicieron escuchar ante más de 300.000 espectadores. La militancia acompañó en todos los festivales donde los compañeros de La Cámpora colaboraron con el trabajo organizativo, logístico y de difusión. De esa manera, se logró que cada recital se viviera como una verdadera fiesta a pura inclusión, donde participaban jóvenes, familias, vecinos de los barrios y miles de personas que se acercaban a disfrutar. Porque como dijo nuestra Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, “la cultura sólo florece, la cultura sólo crece, no solamente en un clima de libertad, sino también de inclusión social, de gobiernos que hacen, de pueblos que hacen, de naciones que hacen de la inclusión de los sectores más vulnerables, de la protección de los sectores más desprotegidos de la sociedad, hacen también una política de Estado.”

Acá no hay productores, managers ni sellos discográficos. No hay shows ni festivales organizados para obtener ganancias y juntar guita para pagarle a la banda grande. No hay ninguna banda pagando por tocar y mucho menos agradeciendo a productoras ventajistas. Hay un Estado. Hay recitales donde conviven bandas juveniles y bandas consagradas. Hay jóvenes que muestran su música y sus letras. Hay grupos que agradecen al Estado la posibilidad de tocar, pero entendiéndolo y reconociéndolo como un derecho, no como un favor.

Es un programa que surge del Estado en conjunto con muchas otras políticas públicas implementadas desde el 2003, invirtiendo la lógica del mercado cultural que sólo busca obtener beneficios monetarios a costa del laburo de bandas emergentes. Forma parte de este proyecto nacional, popular y democrático que fomenta el acceso a la cultura, la inclusión de todos los sectores, incluso los que siempre fueron relegados, e impulsa la creación de nuevas expresiones promoviendo e incluyendo las identidades culturales nacionales. Néstor nos enseñó que ‘no hay herramienta más liberadora que la cultura’. Es por eso que el Estado promueve este tipo de programas, para que todos los jóvenes que quieran hacerse escuchar, estas bandas soporte, tengan la oportunidad de hacerlo. Y es el Estado el que soporta, el que banca.

 

Portada

La fruticultura de los Valles de Río Negro y Neuquén sufre una crisis recurrente y se profundiza años tras años. Son muchos los factores que interactúan tanto sociales como económicos, y desde la década del 70 varios gobiernos han contrarrestado o potenciado este proceso.

695779_20160823000859
Comunicado de La Cámpora

En el marco de la profundización de sometimiento y silenciamiento que viene implementado el actual gobierno desde su asunción, el despido del periodista Roberto Navarro, no hace más que confirmar todo aquello que sostuvimos como gobierno y hoy sostenemos como oposición. 

navarro