Ciudad de Buenos Aires

La Comuna 5 no para de crecer!

El sábado 3 de septiembre se realizó la celebración del Día del Niño en la Comuna 5. El encuentro organizado por diversas organizaciones que componen el Frente para la Victoria, había sido postergado por razones climáticas. 

La Cámpora, desde su Unidad Básica de Boedo, se hizo presente en los dos puntos de encuentro que se realizó la jornada: Plaza Boedo (Carlos Calvo y Loria) y Plaza Almagro (Salguero y Perón). Del mismo modo lo hicieron Kolina, Comunarte, Agrupación Compañeros y la Corriente Nacional Peronista. 

Durante la jornada, los chicos disfrutaron  de los primeros soles de esta primavera que, si de florecer mil flores se trata, hoy se puede festejar que más de 700 niños disfrutaron siendo testigos y protagonistas de los nuevos frutos que hacen crecer los vientos de cambio.

Las fotografías que se guardarán en la memoria, mostrarán a los chicos corriendo de un taller a otro, no sin antes haber pasado por el sector de maquillaje artístico. Así como las paredes hablan con la voz del pueblo, los rostros de los pibes hicieron lo propio: teniendo en cuenta la cantidad de mariposas y arañas que el piberío pedía, lo que ganó fue la bandera nacional sobre cualquier otra demanda de opciones. Por otro lado, en ambas plazas, con la técnica de stencil se pintaron remeras, trapos y cartulinas. Hubo espacio para pintar con acuarelas, para jugar a la rayuela, al elástico, a la carrera de los embolsados, al bowling y a ser parte de las actuaciones de los magos mientras otros esperaban sacarse una foto con La Pantera Rosa o El Hombre Araña. En Almagro cerró la tarde la agrupación Circo MarisKo, mezclando canciones y baile con actuación, interactuaron felices y con mucho ritmo las familias integras; con las mismas ganas en Boedo disfrutaron del teatro educativo de la señal Paka Paka. 

“Estamos muy contentos con el balance que hacemos por la celebración del Día del Niño que se realizó en todo el país. Participaron miles de chicos y cada uno de esos pibes disfrutó mucho”, contó el Secretario General de La Cámpora y candidato a Diputado Nacional, Andrés Larroque, quien durante todo el día estuvo recorriendo diferentes barrios, entre ellos Almagro. “Lo que queda de saldo de estos encuentros se va a expresar en la organización en el barrio, porque las familias ahora ya conocen a los compañeros de La Cámpora y tienen un modo de contactarse con ellos, y así con el proyecto nacional”, reflexionó El Cuervo antes de despedirse: “Lo bueno es que ahora los chicos sí pueden festejar porque se está construyendo un futuro que antes no se les ofrecía y que hoy los incluye desde el presente.” También se hicieron presentes la comunera electa Laura Corvalán y Pablo Giles, referente de la mesa ejecutiva de La Cámpora Ciudad de Buenos Aires.

Fue un sábado de familia, con la emotividad que se guarda en los más sensatos sentimientos de cada ser humano. Lo que hace maravilloso una jornada así, es que se comulga con los niños entregándoles amor con militancia, entonces los recuerdos inolvidables terminan por ser un puente atemporal para todos los presentes, trascendiendo las edades. Porque no falta el comentario de algún abuelo contando su historia de niño con Perón o Eva, y hoy ese pequeño sabe que Néstor cerró sus ojos después de haber abierto millones. Entonces de esas plazas, en el país de la Asignación Universal por Hijo, los nenes se van mostrándoles a sus mayores que en un cachete se dibujan la banderita argentina y “VK”, y los grandes así vuelven a casa tranquilos por que la construcción política rompe cualquier muro, incluso los del tiempo, y sobre todo, sabiéndose mas libres gracias a lo aprendido por la fuerza del futuro.