Militancia

La misma lucha

Del correntinazo a la Ley Bases

1000033493

Conmemoramos los 55 años del Correntinazo, gesta patriótica de la confluencia de las luchas obreras-estudiantiles. Ahora, más que nunca, debemos levantar las banderas de una universidad al servicio del pueblo.

por La Cámpora Corrientes
16 may 2024

“Corazones guaraníes sin permiso río abajo caminamos Juan José toda la noche [...] Ningún Cabral murió contento en su muerte, y esté, alcanzado de metralla en la cintura entre matas de gladiolos ensombrados de lapachos en la plaza del Bautista, arrastró con plomo su columna cómo pudo.”

Amalia Pérez - Poeta

Durante el tercer año del gobierno de facto de Juan Carlos Ongania, la Federación Universitaria del Nordeste (FUNE) se movilizó contra la privatización y cierre del comedor universitario, sumando las fuerzas de los obreros organizados en la Confederación General del Trabajo, de estudiantes secundarios, docentes y el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo. El 15 de Mayo de 1969 dichas organizaciones se encolumnaron en una marcha hacia el rectorado de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), en donde reprimidos por las fuerzas armadas. Los militantes se reencontraron en la Plaza Sargento Cabral, donde fueron increpados por la policía correntina, que abrió fuego salvajemente. Juan José Cabral, un joven de 22 años, oriundo de Paso de los Libres y estudiante de medicina, fue cruelmente asesinado y sus compañeros fueron heridos. Este hecho, ocurrido en nuestro suelo capitalino fue el precedente que sentó las bases para los históricos días conocidos como el Rosariazo y el Cordobazo.

Este hecho, ocurrido en nuestro suelo capitalino fue el precedente que sentó las bases para los históricos días conocidos como el Rosariazo y el Cordobazo.

Este 2024, en un nuevo aniversario de esta gesta de nuestro pueblo, los estudiantes de la UNNE nos encontramos en el rectorado de la universidad, frente a la Plaza 25 de Mayo, donde también está la casa de gobierno provincial. El Poder Ejecutivo, a cargo de Gustavo Valdés, es socio y cómplice del desguace de nuestra educación pública. Desde ese punto simbólico de la lucha de nuestro pueblo correntino, en la puerta de quienes hoy deben bregar por los derechos de nuestros estudiantes, marchamos hacia la Plaza Cabral, que lleva su nombre por el soldado leal de José de San Martín, pero que también coincide con el lugar de la muerte del compañero Juan José Cabral.


Hoy, repitiendo las fórmulas de quienes han atentado reiteradas veces contra el pueblo, nos encontramos ante la peor crisis universitaria desde la vuelta a la democracia. La desfinanciación a nuestros centros de estudios genera más desigualdad para los habitantes de nuestra patria. Un ejemplo es la Facultad de Derecho de la UNNE, que denunció que los aumentos de servicios fueron tan grandes que tuvieron que destinar el 60% del presupuesto para pagar la luz. 


Ante la media sanción de la "Ley Bases", la comunidad universitaria de la UNNE se suma a las miles de voces que no quieren la concreción de un proyecto anarco colonialista para la Argentina; y le exigimos a los senadores elegidos por el pueblo qué defiendan la patria y voten en contra esta ley. Lejos de ser la salida, solo dejará a más argentinos y argentinas fuera del mapa, profundizando las desigualdades que sufre nuestro pueblo.


En esta situación muy particular, parecida a la de aquel entonces, requiere volver a la unidad obrero-estudiantil que perseveró e hizo frente durante el Correntinazo. Podemos ver el claro ejemplo que tuvimos en la historia reciente con los gobiernos de Néstor y Cristina, que nos demostraron que se puede crecer, realizarse, tener esperanza y soñar con que un país mejor es posible.


Nos encontramos ante la peor crisis universitaria desde la vuelta a la democracia.

“Juan José Cabral está presente en cada uno de los compañeros y compañeras a los que no nos da igual que el sistema para acceder al ticket comedor sea injusto, excluyente y salga $1800”, dijo durante el acto la secretaria de Derechos Humanos de la FUNE y responsable de La Cámpora Universidad Chaco, Agostina Serrano, y agregó: “Ante un gobierno que hace oídos sordos luego de la masiva movilización del pueblo argentino en defensa de la educación pública y gratuita, donde millones de argentinos y argentinas a lo largo y ancho de nuestra patria salieron a las calles para hacerse oír, debemos seguir el ejemplo de nuestra historia y a quienes nunca claudicaron para construir y defender la universidad pública”.


A continuación, la responsable de La Cámpora Universidad Corrientes, Rosario Rodriguez, destacó: “Es imperioso no bajar los brazos y seguir movilizando, discutiendo y convenciendo a cada argentino que la defensa de los derechos es una lucha histórica y que encuentra en compañeros, como Juan José Cabral, ejemplos de resistencia y defensa no solo de los estudiantes, sino de un proyecto de país que incluye a todos".



Levantando en alto las banderas que defendieron aquellos estudiantes y obreros del correntinazo, honrando a Cabral y su legado, hoy más que nunca repetimos que no hay universidad pública de calidad sin un país soberano, y que no hay proyecto político sin memoria de las luchas de quienes dieron su vida por una patria libre, justa y soberana.


En el 55° aniversario de la muerte de Juan José Cabral levantamos su bandera y los valores de la solidaridad y el compromiso que necesitamos en este momento para poder afrontar lo que estamos viviendo con los recortes en la Universidad Pública y el avance de la Ley Bases que significa la entrega de nuestro territorio argentino.